Cultura

Sierrasur Ecofestival se posiciona en el otoño musical de la provincia

Imagen de uno de los multitudinarios conciertos por la noche. Imagen de uno de los multitudinarios conciertos por la noche.

Imagen de uno de los multitudinarios conciertos por la noche. / Paco García Cortés

Sierrasur Ecofestival se posiciona como referente festivalero del otoño en la provincia gaditana. El evento, que acaba de celebrarse durante el puente del Pilar en el mágico entorno de la playita de Zahara de la Sierra, lo tenía todo para triunfar: buena música, con Pau Donés y Antílopez -entre otros muchos- como grandes apuestas de la música nacional, un privilegiado entorno en plena naturaleza y un sinfín de actividades para los pequeños de la casa que han hecho de éste un festival familiar y claramente diferenciador.

Un encuentro musical que se ha posicionado y también se ha crecido, en calidad y cantidad, "de manera sostenida sin masificar la zona", expone Omar Osuna como promotor, que hace un balance más que positivo de la tercera edición del evento, de la que se lleva no sólo el buen sabor de boca que ha dejado a los espectadores, sino a los protagonistas de los conciertos. "Los artistas nos han trasladado lo encantados que están con la idea de organizar este evento en plena naturaleza", añade.

En general, la asistencia ha sido mayor que el pasado año, con más de 2.500 personas, "lo que ha supuesto un gran impacto para la zona, pues ya desde varios meses antes era difícil encontrar alojamiento por casi toda la Sierra". Tanto, que aparte del público gaditano, ha atraído a mucha gente del resto de Andalucía y Extremadura.

Un dato que obviamente va de la mano del buen cartel  del Sierrasur, protagonizado por grandes artistas del panorama musical como El Kanka, Aslándticos, Carmen Boza, Carlos Chaoen, El Kanka, Alex O´Doherty y la Bizarrería; Elefantes, Jesús Bienvenido, María la Mónica, Aitor y María, la Tarambana y Cinetones.

De hecho, para evitar aglomeraciones en los accesos a la Playita de Arroyomolinos, "hemos reforzado el transporte en autobús conectando el espacio del festival con hasta doce municipios de la zona". Asimismo, se ha puesto un autobús lanzadera desde Zahara de la Sierra a la playita durante todo el tiempo, afirma.

Otro de los puntos fuertes del evento ha sido la realización de actividades deportivas y juegos durante todo el fin de semana de forma paralela a los conciertos, dejando una idílica estampa con música como el gran reclamo para los padres y emoción para los niños y sus progenitores.  Así, además de las actividades de piragüismo o tiro con arco en el embalse, ha tenido especial protagonismo la inmensa zona infantil dentro del recinto del festival, con un programa mucho más amplio que en ediciones anteriores. Desde actividades acuáticas de paddle surf y neumáticos con remos en la zona de la playita hasta innumerables juegos en tierra pensados para la participación de padres e hijos, talleres de manualidades o pintacaras.

Carmen Arufe, directora de Sporty People, empresa encargada de la coordinación de las actividades, se muestra muy contenta con el resultado. "Este año se han superado todas las expectativas, más de 300 niños con sus familias, ha sido emocionante ver a padres e hijos divertirse y compartir dos días entre juegos y música. Además, los monitores del equipo de Pantoanima, con Ezequiel Dorantes a la cabeza, han hecho un trabajo extraordinario, no podríamos estar más satisfechos del resultado". Por último, añade, "este entorno natural es privilegiado, estamos encantados de colaborar con Sierrasur".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios