Manuel Blanco | Documental 'Al sur del sur'

"El gaditano protesta mucho pero en realidad no puede vivir sin la Bahía"

  • El retrato documental de la Bahía de Cádiz que el realizador y periodista Manuel Blanco ha llevado a cabo en 'Al sur del sur' se podrá ver el 11 de noviembre en el Festival de Sevilla

El realizador y profesor de Comunicación Manuel Blanco, en la hemeroteca de Diario de Cádiz. El realizador y profesor de Comunicación Manuel Blanco, en la hemeroteca de Diario de Cádiz.

El realizador y profesor de Comunicación Manuel Blanco, en la hemeroteca de Diario de Cádiz. / Julio González

Comentarios 1

“Aquí hay una historia y alguien debería contarla”. Quizás, todas las buenas (historias) comiencen con esta invitación, y Manuel Blanco, periodista,profesor en la Facultad de Humanidades de Huelva y realizador, tuvo “la suerte” de recibir este envite cuando un amigo en Sancti Petri le habló de la asociación Bahía de Cádiz y su labor recuperación de los esteros. Como en los albores de toda una buena historia, quizás también se trate de tirar del hilo para conformar tu propia madeja. La suya, finalmente, se convirtió en un retrato documental de una tierra, la Bahía de Cádiz, a través de las personas que la habitan. Al sur del sur es el resultado.

“Yo no tenía ni idea de qué era un estero y descubrí que, incluso algunos de mis amigos gaditanos tampoco lo sabían. Entonces me pareció que era oportuno hablar de una realidad que siempre había estado ahí en un contexto de desindustrialización y de mucho desempleo. Pensé que estaría bien contar que esto puede ser una de las alternativas para poder volver a vertebrar toda la Bahía”, explica el director de la cinta que, además, ha sido seleccionada para competir en la sección de Panorama Andaluz del Festival de Sevilla, donde se presentará el próximo 11 de noviembre.

"Este trabajo no ha recibido ni un solo euro de financiación pública ni privada"

Un trabajo de investigación que se ha extendido durante un año es el basamento de este documental producido por la cooperativa M2 Comunicación que, con casi 10 años de vida, está formada por diferentes profesores de la rama de Comunicación y que para este trabajo “no ha recibido ni un solo euro de financiación púbica ni privada ”, asegura el sevillano que, junto a su equipo, no esperaba “ni de coña” que esta obra “tan artesanal”, que cuenta “con tempo pausado” una “historia pequeñita y de aquí al lado” fuera seleccionada para el prestigioso festival de cine europeo donde compiten “con películas que tienen tres millones de euros de financiación”.

Una historia, un retrato coral, de gente que lleva toda la vida en la Bahía, de gente que se fue, de gente que se fue para luego volver... Un gran mosaico formado por teselas diversas que devuelven la imagen de personas “de muchas edades, muchos perfiles y posiciones ideológicas”. “El peligro era convertir este documental en algo panfletario y lo hemos evitado porque a nosotros lo que nos interesaba era, a través del arte milenario de los esteros entrar, hasta la cocina, en la vida de las personas”.

Así, en Al sur del sur encontraremos a Pablo, octogenario último vigilante de la batería de Urrutia, que ofrece “sin tapujos” su visión de nuestro territorio: “Aquí en la Bahía no tenemos nada que no destrocemos, otros pueblos perpetúan su patrimonio y nosotros lo destrozamos, somos así, somos de esa condición”, llega a decir en un momento de la cinta. También a la joven María Esquivel, periodista que trabaja en Málaga y que no se pensaría dos veces “volver a Cádiz” si tuviera la oportunidad laboral; o al profesor universitario jubilado Juan Manuel Barrios, que seguramente da con el origen de la problemática laboral de la Bahía al recordar que el proceso de desindustrialización en nuestra tierra no vino acompañado de ningún plan de contingencia ni de choque “como, por contra, sí lo tuvieron los vascos”. “Aquí quitaron la gran industria pesada y, en su lugar no hubo nada, se quedó un boquete”, resume el director de la cinta.

"Me gustaría que la gente viera que hay otra manera de autogestión ciudadana"

Porque Manuel Blanco no sólo ha aprendido lo que es un estero con este primer trabajo puramente documental de M2 Comunicación. “Lo que más he aprendido es del carácter de la gente de la Bahía. Vivís como una guerra con vosotros mismos muy curiosa: todo el mundo quiere irse, porque todo el mundo como que tiene claro que si se hubieran ido habrían cambiado sus expectativas, pero, a la vez, hay algo les impide irse. El gaditano protesta mucho pero, en realidad, no puede vivir sin la Bahía, ese es su elemento diferencial con respecto a otros pueblos, por ejemplo, del gallego se dice que el gallego nunca protesta, emigra”, ríe el realizador que con Al sur del sur se lleva “mucho” pero también deja: “A través del tema de los esteros, me gustaría que la gente viera que hay otra manera de autogestión ciudadana, de cesión de espacios públicos que pueden vertebrarse en torno a otro tipo de rendimiento económico más sostenible, más ecoeficiente. Que la gente entendiera que deberíamos darle esa otra oportunidad al espacio público, y que esto no es de izquierdas ni de derechas, sino que es de todos”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios