Arte urbano

Juego de ideas para intervenir en el ficus del Mora

  • Los artistas MP&MP Rosado hacen un taller para actuar en torno emblemático árbol

  • El proyecto final tiene que ser aprobado por Urbanismo y Patrimonio

¿Qué intervención plástica se podría plantear en el histórico ficus del Mora? ¿Qué podría transformar el popular espacio en otro para disfrutar de él? Un lugar distinto, más atractivo y lleno de vida, si cabe.

Pues de este reto parte el taller que desde este martes protagonizan los conocidos artistas MP&MP Rosado en torno al árbol centenario junto a la veintena de participantes vinculados al mundo del arte.

“Tenemos un boceto para intervenir en el ficus basado en el juego, con el concepto de jugar en el espacio y del playground, pero se trata de una actividad colaborativa que debe hacerse entre todos los participantes, así que el resultado final de la propuesta lo desconocemos”, explican casi al unísono los conocidos artistas de San Fernando, que cuentan con varias intervenciones en este tipo de espacios naturales de Montenmedio e incluso el proyecto Ventanas Iluminadas en el CAAC de Sevilla.

El objetivo, marcan los hermanos “es trabajar en una propuesta que sea sostenible, no vertical y que sea funcional pues, de hecho, existe un soporte, un apoyo para las ramas sobre los que vamos a intervenir”. Una iniciativa colaborativa y transformadora “de un espacio en el que hay una serie de obstáculos como es el macetón que lo rodea y que no permite disfrutarlo”, reflexionan. “De hecho, es un lugar de paso, no de estancia, porque la sombra se queda dentro del árbol a no ser que saltes, así que no funciona como árbol”.

De éstas y otras reflexiones críticas vinculadas al espacio urbano, a la ocupación artística de los espacios públicos y a la propia utilidad del arte en estos lugares hablaron durante la primera parte del taller, que estos días se está desarrollando en la sala 11 del Espacio de Cultura Contemporánea (ECCO).

Así, entre imágenes de arte transformador de lugares, tanto temporales como permanentes que se iban proyectando a propuesta de los artistas y de los propios participantes, ahondaron en la ausencia de espacios verdes de los que disfrutar en la ciudad más allá de la playa, la posibilidad de someter las intervenciones a consenso ciudadano y vecinal teniendo el cuenta su contexto histórico, el propio colapso urbano de las ciudades o la propia utilidad del arte en la calle.

En esto último, los MP&MP Rosado se mostraron críticos con las exposiciones temporales que sacan el arte contemporáneo a la calle, por ejemplo, “pues no creemos que ayude a entender ese arte que está descontextualizado y que es mejor que se trabaje desde la base”. “Esto, aparte de que está vinculado a la publicidad de alguna entidad”, añaden.

También cuestionaron otras actuaciones de monumentos conmemorativos de la ciudad como el Queco y la Queca “que a lo mejor deberían ser repensados”, por lo que proponen “cambiar las bases de las propuestas”. Hicieron también referencia a las rotondas con esculturas de alguna avenida de Cádiz “que a lo mejor no son necesarias y que probablemente no han sido sometidas a consenso, así que... ¿por qué una escultura y no un árbol?”, cuestionan. Y es que los hermanos prefieren “crear cosas más temporales, pues las ciudades ya están lo bastante congestionadas de elementos urbanos, barandillas, escalones, jardines cercados...”.

Y de esto trata la transformación del ficus del Mora, cuya propuesta podría salir adelante “si es aprobada por Patrimonio, Medio Ambiente y Urbanismo”, explica Paco Cano como coordinador del proyecto Afueras con Music Komité y la Palabra Itinerante.

El resultado de este taller podrá verse desde el jueves en el ECCO en una exposición que, por una parte, contará con maquetas, fotos y elementos que han sido seleccionados por los artistas “y que tienen que ver con las distintas partes que trabajamos y con el hecho de jugar en el espacio”, aseveran, y por otra, con todas las ideas extraídas estos dos días, explica su galerista, Julio Alarcón. Asimismo, también se editará una publicación memoria que recopile todo el material de trabajo que se extraiga del taller.

Una iniciativa “muy interesante”, reflexionan los hermanos Rosado, que regresan a su tierra para poner su granito de arena en esto del arte transformador que podría reconvertir el singular espacio.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios