Historia

Gadir, la primera ciudad hispana meridional en emitir moneda

  • Fueron acuñadas por el templo de Melkart y tenían representación de su efigie en el anverso y temas vinculados con el mar en el reverso

  • Baelo Claudia y Carteia también tenía su propia moneda

Algunas de las monedas acuñadas en Gadir

Algunas de las monedas acuñadas en Gadir

Como buenos comerciantes que eran los fenicios y grandes pioneros en las transacciones comerciales, fue Gadir la ciudad del área meridional hispana donde se emitieron las primeras monedas. Fue en la época fenicio púnica, en el siglo III a. C, aunque se mantuvo en el II y I a.C., mientras que en la época imperial solo se acuñaron monedas durante el reinado de Augusto.

Así figura en el artículo de la profesora de la UCA, Alicia Arévalo, La moneda antigua en la costa Atlántica de Cádiz, donde afirma que las primeras monedas pudieron ser acuñadas o impulsadas por el propio templo de Melkart, lo que explicaría la ausencia del topónimo, y la elección de la efigie de esta divinidad en los anversos, mientras que para los reversos se escogía una imagen propia y personal como los atunes, pues era la principal fuente de riqueza de la ciudad. Y es que este templo no fue exclusivamente un lugar de culto y sacrificio, sino la representación monárquica del señor de Tiro. 

Su proyección fue tal, que se han hallado monedas de origen gaditano en la costa mediterránea española, el norte de África, varias zonas de Italia, Sicilia y en Argelia.

No obstante, añade Arévalo en su artículo, después de estas primeras monedas, Gadir siempre hizo constar no sólo el topónimo en caracteres púnicos, sino también una fórmula administrativa P'LT, que se interpreta como la 'acuñación u obra de Gadir'. Esta "novedad epigráfica" podía significar, según puntualiza, una constatación de que las monedas son acuñaciones de la ciudad y no del santuario. 
Pero Gadir no solo fue la pionera en acuñar monedas, sino que de todas las cecas situadas en la Hispania ulterior (zona andaluza), fue la que estuvo en funcionamiento durante más tiempo y con una gran organización de sus emisiones a través de siete series diferentes, siendo las de bronce muy numerosas y homogéneas. Además de en bronce, también lo hizo en plata, que era algo más excepcional y tenían una gran calidad técnica y artística. 
Junto a las monedas de Gadir fueron dos las ciudades con amonedación propia: Bailo (Bolonia,Tarifa) y Carteia (Cortijo del Rocadillo, San Roque).

La circulación monetaria

Afirma la profesora de la UCA que pese al rico panorama monetal que tiene su punto de partida en la época fenicio púnica, son muchas las cuestiones que aún se desconocen sobre el funcionamiento de la mayoría de estas cecas.
En cuanto al aprovisionamiento y la circulación monetaria en la costa gaditana, "son aspectos que se deben basar en los resultados realizados en los diversos yacimientos arqueológicos de este ámbito geográfico". Sin embargo, dice el artículo, no son muy numerosos y no se debe a la inexistencia de hallazgos, sino "a que no han sido documentados".
La falta de información también residen en que se identifican a estos materiales numismáticos por su fecha de acuñación, en lugar de la fecha de pérdida, que es la que da una visión más completa y real sobre el uso de las monedas en un determinado momento. Por este motivo, "hay una gran imprecisión, pues los estudios de estos hallazgos con contexto arqueológico sí ponen de manifiesto que una proporción significativa de monedas estaban en uso en fecha muy posteriores a la que fueron emitidas".
El estudio más completo en este apartado es de la moneda en Baelo Claudia, mientras que del resto existen estudios puntuales. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios