Festival Iberoamericano de Teatro de Cádiz

El FIT proyecta el documental sobre el grupo La Cachada Teatro

  • La cinta revela el proceso creativo de esta compañía formada por mujeres salvadoreñas

  • Comienza hoy en el Baluarte de Candelaria la segunda entrega de ‘Los mapas vivos’

Una escena del documental ‘Cachada’.

Una escena del documental ‘Cachada’.

El Festival Iberoamericano de Teatro de Cádiz (FIT) inicia hoy su segunda semana de programación con un nuevo ejemplo de su posicionamiento como espacio para el debate sobre los roles de género y el empoderamiento femenino. En esta línea, y enmarcado en el cine documental, llega, a las 20.30 horas al Teatro del Títere de la Tía Norica, Cachada, el primer largometraje realizado por la española Marlén Viñayo, que ha sido presentado y ha recibido numerosos premios en festivales de Latinoamérica, Europa y Estados Unidos.

La cinta se hace testigo del proceso de creación de la segunda obra de La Cachada Teatro, compañía fundada por la actriz y directora Egly Larreynaga en 2011 en San Salvador, junto con un grupo de mujeres salvadoreñas que nunca habían asistido antes a una obra de teatro, procedentes de comunidades urbano-marginales. El reto consistía en que llevaran sus propias historias de vida al escenario, historias que resuenan en el cotidiano de muchas mujeres marcadas por la violencia, la precariedad y el machismo. Este documental, que fue filmado a lo largo de más de año y medio por Viñayo, muestra a cinco mujeres que indagan en sus recuerdos, su sexualidad, sus vivencias, la educación de sus hijos e hijas y sus luchas cotidianas. Tras la proyección del documental, con entrada libre hasta completar aforo, habrá un coloquio que contará con la participación de Egly Larreynaga.

Otra de las propuestas para la jornada de hoy es la segunda entrega de Los mapas vivos, de Agencia El Solar - Detectives de Objetos. Bajo el título La fuerza de lo común, tendrá lugar el Mapa vivo 2 hoy, mañana y pasado a las 17.30 horas en el Baluarte de la Candelaria. Esta creación de Jomi Oligor, Shaday Larios y Xavier Bobés, con la colaboración de ciudadanos y ciudadanas de Cádiz, analiza la gentrificación a partir de encuentros de imaginación turística sobre alternativas sensibles a la turistificación.

Siguen abiertas, además, las intervenciones en los espacios de Cádiz estos días. Así, en el Baluarte de la Candelaria se podrá visitar, durante todo el Festival, la instalación ‘Esculpir el silencio’ de Tamara Cubas, una instalación que evoca un desierto de sal y está dedicada a las mujeres migrantes que se lanzan a una travesía desafiando dificultades y peligros y arriesgando la vida. Para este trabajo, siempre en construcción, Tamara Cubas realiza encuentros con mujeres migrantes en diferentes partes del mundo. A partir de esos encuentros, junto con el dramaturgo Gabriel Calderón, genera un relato que se hace presente en la instalación a través de voces grabadas.

A estas propuestas cabe añadir la exposición pictórica ‘Papá con P de Patriarcado (un cuento sobre los papás y sus superpoderes)’ de Daniela Ortiz, que viste las paredes del Espacio de Cultura Contemporánea de Cádiz (ECCO) con una serie de pinturas, con una estética deliberadamente naif y desde la mirada de un niño. Con este objetivo, la artista peruana ironiza sobre la figura tradicional del padre y sus privilegios, poniendo de relieve la influencia de la cultura colonial, capitalista y patriarcal.

Asimismo, en el ECCO, iniciativa de Teatro La Plaza, puede visitarse la instalación ‘#BICENTENARIA’, una muestra que incluye una serie de cortometrajes que revisa la historia de Perú desde perspectivas feministas, coincidiendo con el bicentenario de su declaración de independencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios