Festival Iberoamericano de Teatro de Cádiz

El FIT alza un nuevo telón con otro espectáculo con acento gaditano

  • ‘Flamenco Kitchen’ es el título de la obra que la compañía Flamenco Nómada trae esta noche al Falla, con la presencia de Ana Salazar y Roberto Jaén en el elenco artístico

La cantaora y bailaora gaditana Ana Salazar, en una imagen del Festival de Jerez de hace unos años. La cantaora y bailaora gaditana Ana Salazar, en una imagen del Festival de Jerez de hace unos años.

La cantaora y bailaora gaditana Ana Salazar, en una imagen del Festival de Jerez de hace unos años. / Manuel Aranda

Otro FIT, otro nuevo telón y otra apuesta por una apertura con acento gaditano sobre las tablas. Si en años anteriores fue el turno de Chirigóticas, Eduardo Guerrero o Rosario Toledo, esta noche será Ana Salazar una de las protagonistas de la obra Flamenco Kitchen, la apuesta de la compañía Flamenco Nómada andaluza para abrir la 34 edición del Festival Iberoamericano de Teatro de Cádiz (FIT) en el Gran Teatro Falla.

Fue en el pasado Festival de Jerez cuando se estrenó este original Flamenco Kitchen, una ecléctica propuesta de cante, baile y dramaturgia que se desarrolla en la cocina de un restaurante andaluz y con la que se intenta advertir de la penosa situación laboral por la que atraviesa la clase trabajadora en general, con la precariedad y la inestabilidad como abanderadas del día a día. En resumen, flamenco con mensaje social.

Y si en Jerez, con una buena aceptación de la crítica, el escenario donde se representó la obra fue una bodega, en esta nueva representación las tablas se ensanchan, igual que el espacio para los espectadores, con la elección del Falla como escenario. Ana Salazar cree que el espectáculo “va a ganar” en el Falla, sobre todo porque lucirá el diseño de luces “maravilloso” creado por Dominique You, que en Jerez no pudo ser apreciado por el lugar y, sobre todo, porque el montaje se representó a mediodía.

Juana Casado es la responsable de la dirección de la compañía y de este montaje, en el que Ana Salazar se encarga de la coreografía además de formar parte de un elenco en el que también están Mª Ángeles Gabaldón, Hiniesta Cortés, María José León y el gaditano Roberto Jaén, además del guitarrista Paco Iglesias, autor de la música del espectáculo.

Explica Ana Salazar que se trata de una obra que retrata la situación de muchos trabajadores andaluces, que lanza un mensaje social de concienciación ante la situación: “La obra va de cómo se nos trata a los trabajadores en este país, con un mensaje muy claro de que hay que reaccionar”.

Es, para la artista gaditana, una obra “muy redondita, un pastel” con la que esperan que el público se sienta reflejado y, en cierta manera, interpelado por ese mensaje que se quiere enviar con la propuesta.

Flamenco Nómada, cuya primera obra es este Flamenco Kitchen, surge como “un nuevo modelo de trabajo donde la investigación es el motor de la creación”, una definición con la que se presenta la compañía y en la que abunda Salazar cuando explican que todos los miembros del elenco “hacen de todo”, de manera que, en distinta medida por supuestos, todos cantan, baila y hacen dramaturgia en este “trabajo coral, en equipo”, en el que hay flamenco a veces con su punto de vanguardia, con alguna composición que se canta a varias voces, como explica la gaditana.

Ana Salazar considera “un honor, un privilegio y un orgullo, pero también un reto” que esta compañía y esta obra haya sido seleccionada para el FIT y elegida, además, como espectáculo de inauguración. Una propuesta artística en la que prima el sentimiento y que está construida a partir de un mensaje universal en torno al mundo laboral y sus, muchas veces, precarias condiciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios