Cultura

El FIT salda su deuda escénica con Chirigóticas

Cada hito en su trayectoria es un motivo más para celebrar esa peculiar forma de vivir el escenario tan gaditana y tan reconocible allá donde van. Y no sólo porque la puesta de largo en Cádiz de la obra Juanita Calamidad(todo el mundo tiene un pasado) la convierta en la primera compañía de la tierra en inaugurar hoy en el Gran Teatro Falla el Festival Iberoamericano de Teatro (FIT). Chirigóticas, además, celebran este mes de octubre su décimo aniversario como grupo y esta representación será la primera que hacen del nuevo montaje en Andalucía, la quinta en total desde que la pusieron en marcha. Y si supiera a poco, hacen doblete en el FIT con un montaje de calle titulado Tres monjas y una cabra, compuesto de 3 piezas de 20 minutos de unas monjas escritoras. La ilusión ante esta nueva aventura de Alejandra y Ana López Segovia y Teresa Quintero -ausente de la presentación de los espectáculos al encontrarse rodando en Sevilla- es contagiosa.

"Quiero hablar del FIT -ha dicho Ana López- porque estar e inaugurar el festival en su 30 edición es un lujo, y deseamos que haya muchísimas más. Aquí empezamos a enamorarnos del teatro, aquí he visto cosas maravillosas, espectáculos que luego no he encontrado ni en Madrid ni en Barcelona. Es una plataforma para disfrutar un teatro que cuesta trabajo encontrar después en España, por eso hay que mantenerlo con vida, aunque sé que cuesta Dios y ayuda. Esperamos que el paisaje humano que aporta el festival vuelva a pasear por las calles y pernocte en Cádiz. Forma parte de la ciudad y hay que mantenerlo y defenderlo".

Por su parte, Alejandra López ha querido destacar "el cariño que siempre nos ha demostrado el público de Cádiz". Esta obra está hecha también con "mucho cariño y sinceridad y son personajes muy reconocibles, mujeres de aquí y ahora, con sus reivindicaciones, conflictos y contradicciones". Y con las que el público va a reír mucho porque "la comedia es la base de Chirigóticas y Juanita Calamidad es un sí muy grande a la vida".

El cuarto miembro de la compañía, el director y dramaturgo Antonio Álamo, ha apoyado las palabras de sus actrices. "Inaugurar el FIT es una enorme responsabilidad al mismo tiempo que un gusto. Chirigóticas cumple 10 años en los que lo más significativo es que hemos afianzado un lenguaje teatral inédito en el panorama español, que bebe de la tradición de Cádiz. Juanita Calamidad está planteada como una respuesta a Yerma de Lorca y desde ahí, de esa primera dramaturgia, se fueron sumando otros textos, las siempre prodigiosas letras de Ana, algunas creadas ex profeso para este espectáculo y un extenso romancero. Trabajar con estas actrices -afirma- es un auténtico placer porque se atreven con todo y en el escenario son capaces de llevarnos de la comicidad al dramatismo casi en un chascar de dedos. Intérpretes con las que un director se puede sentir afianzando siempre porque son generadoras de contenidos".

De Juanita Calamidad, que puede verse esta noche a las 22.00 horas y mañana a las 21.00 en el Falla, Álamo sólo ha querido desvelar que presenta a tres amigas que "andan por Madrid hasta que una de ellas recibe la llamada de un instinto animal. A partir de ahí todo empieza a derivar por derroteros no previstos".

Algo más concreto ha sido el autor al hablar del contenido del espectáculo callejero Tres monjas y una cabra, que podrá disfrutarse el domingo 18 de octubre en la Plaza de la Catedral, de 13.15 a 14.25 horas. "Nuestros contenidos, que generalmente son bastante populares, los hemos llevado a un centro de gran cultura como es el teatro, metiendo elementos de nuestra tradición. Y sin embargo, a este espectáculo de calle le hemos dado un sesgo muy culto. El material textual proviene de 3 monjas dramaturgas (Sor Juana Inés de la Cruz, Sor Marcela de San Félix y Rosvita, la primera mujer que escribió teatro en el mundo). Con esos elementos tan cultos, librescos y piezas de nuestra cosecha, como un auto sacramental gaditano, lo hemos llevado a la calle. La apuesta fue meter estos textos por compases del sur".

En referencia también a dicha pieza, Antonio Álamo ha explicado que "el convento, de una forma paradójica, era el lugar que encontraban las mujeres para ser libres del yugo de los hombres. Las monjas se encerraban para huir de matrimonios no deseados y poder desarrollar una labor intelectual. Nos acercamos a ellas desde la admiración, el respeto y la empatía".

Pepe Bablé, director del FIT, ha querido mencionar "la vieja deuda que yo tenía con Chirigóticas. Habíamos intentado que inauguraran con el espectáculo anterior pero se cruzó por delante el Centro Dramático Nacional e hicieron bien en aprovechar la oportunidad y estrenar con ellos". Según Bablé "¿quiénes mejor que Chirigóticas para abrir este año tan emblemático para el FIT?". Son "pioneras en un nuevo tipo de lenguaje que se está asentando y es uno de los grupos más representativos del panorama teatral español".

Chirigóticas recogen el guante admirativo del Festival Iberoamericano de Teatro de Cádiz. "Después de 10 años, cuando nos estamos estabilizando como compañía y tenemos una gira por delante bastante prometedora, que inauguremos el FIT es un acto de confianza, de generosidad grandísima y reconocimiento por parte del festival y de la ciudad. Esperamos estar a la altura", ha confesado Alejandra López. Lo corroboraba Ana: "Nos sentimos profetas en nuestra tierra".

En palabras de Álamo, por último, "el Falla nos abrió las puertas desde el minuto uno. Y es un gusto porque lamentablemente no podemos decir lo mismo de todas las ciudades andaluzas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios