Exposición en el ECCO El artista Juan y el artista Enrique para recordar 30 años sin Costus

  • El ECCO, hogar de la serie ‘Valle de los Caídos’, acoge desde este miércoles una muestra temporal compuesta por 95 obras de los integrantes del dúo creativo

Familiares de Juan Carrero y Enrique Naya, además de la concejala de Cultura, durante la inauguración de 'Costus. 30 años'. Familiares de Juan Carrero y Enrique Naya, además de la concejala de Cultura, durante la inauguración de 'Costus. 30 años'.

Familiares de Juan Carrero y Enrique Naya, además de la concejala de Cultura, durante la inauguración de 'Costus. 30 años'. / Fito Carreto

Sin ambiciones académicas pero sí con la modesta curiosidad de ofrecer una mirada sobre la evolución individual de Juan Carrero y Enrique Naya, la exposición en homenaje a los 30 años de la desaparición de los artistas que integraron el dúo creativo Costus se inauguró este miércoles en el Espacio de Cultura Contemporánea (ECCO) donde se podrá visitar hasta el próximo 13 de octubre.

“Se han utilizado 4 salas –a partir de la sala 8 de la primera planta– para colgar las 95 obras que conforman esta exposición que no tiene una mirada académica en profundidad, ya que la obra era muy variada y diversa, sino que, simplemente, persigue rendir un homenaje visual exponiendo obras que hacía tiempo que no se mostraban o, incluso, inéditas, gracias a las cesiones hechas por parte de las familias de los artistas”, explica el comisario de la muestra y responsable del ECCO, Ramón de la Rosa, que sí reconoce que en Costus. 30 años se ha buscado “un sentido más formal y evolutivo de cada autor” mostrando “la evolución individual tanto de Enrique como de Juan”.

“Aunque como pareja artística confluyen y funcionan a la perfección, también hemos querido dejar ver que cada uno de ellos tiene su proceso formativo individual y su sello propio, como la caligrafía, y, también, en qué punto encuentran el equilibrio plástico porque en un tándem artístico, cuando hablamos a nivel conceptual, es muy difícil poner en común la parte plástica y ellos, sin embargo, consiguieron ese equilibrio y se dejaron influenciar uno por el otro de manera muy destacada”, apunta el comisario.

Un recorrido por 'Costus. 30 años'

Este espíritu que describe De la Rosa queda patente desde la primera sala donde, a la derecha, cuelgan algunos cuadros realizados por el portuense (Naya), con su trazo exquisito y, a la izquierda, los realizados por el mallorquín de nacimiento y gaditano de querencia (Carrero), apuntando ya toda su maestría en el uso del color.

Así, ya que Costus. 30 años no recoge material de cada época de los artistas –“es la obra que tenía el Ayuntamiento y la que nos ha cedido la familia”– las obras de uno y otro artista no se enfrentan siguiendo una línea, estrictamente, temporal sino que, más bien, las obras se equilibran “por matices plásticos”, reconoce.

De esta forma, en la sala 8 encontramos mucha obra temprana de Enrique (“que empieza su pasión por el dibujo mucho antes que Juan”), entre ellas, seis cuadros de la serie América, “la primera obra que muestra en público, en la Casa de la Juventud, donde ya se puede ver su maravilloso trazo de la línea”. Mientras que de Juan se pueden ver trabajos iniciales, algunos de corte naïf, pero que incluso ya demuestran que “la mancha”, el color, es su punto fuerte.

Además, en esta primera estancia también encontramos dibujos de juventud en tinta sobre papel de Enrique y, en un salto de tiempo, un par de piezas de su saga Vampírica; y una pieza de la etapa de México de Juan, además de algunos de sus originales bodegones.

Tras el contraste entre las dos formas de concebir la pintura, en la siguiente sala toma protagonismo la obra de Juan Carrero en solitario (a excepción de un cuadro de Naya donde se deja patente cómo le influye el concepto del color de Juan) con obras, casi toda, de gran formato donde se ve, progresivamente, cómo el artista que se quitó la vida en junio de 1989 (sólo un mes antes Enrique moriría de sida) evoluciona hacia colores más extremos y hasta cierto expresionismo.

La sala 10, por contra, exhibe más obra de Enrique (también obras con Juan) pero donde, sobre todo, se puede ver su obra más popular, reconocida y reconocible por el público como la serie de Carnaval (a la que pertenece el desaparecido Los mojosos y que aunque funciona con luz negra en esta exposición no se podrá comprobar) o el Calendario mariano, donde refleja toda la cultura popular gaditana y de la provincia de Cádiz. También se completa con obra pública como el cartel de Alcances de 1989 (póstumo porque ya los artistas habían fallecido cuando se celebró el festival de ese año) o un proyecto de cartel para el Trofeo Carranza de 1981.

Obras individuales, firmadas individualmente o bajo el sello Costus, forman parte de este hermoso homenaje además de obras que trabajaron en conjunto como la Andalucía de Séneca, con la que se cierra la exposición, donde Juan Carrero trabajó las figuras y Enrique Naya el fondo, justo al revés que en la colección de el Valle de los Caídos, que se puede ver de forma permanente en la planta baja del ECCO desde 2013  y que está a la espera de la aprobación de un proyecto en el que se contempla un nuevo recorrido para la muestra “más didáctico” y que también alcance “a explicar el periodo social e histórico en el que se enmarca su obra y en el que ellos fueron esenciales”.

Pero antes de llegar a las piezas de la Andalucía de Séneca, el visitante contemplará otras interesantes piezas del dúo creativo, símbolo de la Movida madrileña, como algunas creaciones de las series El chochonismo ilustrado, El baño de la sultana o Quetzalcoatl, como El despertar de Quetzalcoatl, una pieza que Ricardo Carrero, hermano de Juan, regaló al Ayuntamiento “y que estaba guardada”, apunta el comisario.

Costus. 30 años no tendrá catálogo, lástima, no hay presupuesto, pero sí se editarán una serie de dípticos donde se explicará, de forma resumida, el hilo narrativo de este homenaje de su ciudad (en Cádiz se formaron, en Cádiz se enamoraron) tanto a Costus como al artista Juan Carrero y al artista Enrique Naya.

Inauguración

La concejala de Cultura, Lola Cazalilla, fue la encargada de inaugurar la exposición Costus. 30 años que se podrá ver en el Espacio de Cultura Contemporánea (ECCO) hasta el próximo 13 de octubre y que hace un homenaje a los artistas Enrique Naya y Juan Carrero, Costus, en el trigésimo aniversario de su fallecimiento.

El comisario de la muestra, Ramón de la Rosa, y los familiares de Juan y Enrique, Ricardo Carrero y Ubaldo y Beatriz Naya, también fueron protagonistas de esta puesta de largo con la que también se inauguró la primera de las Noches Abiertas del ECCO de 2019.

Cazalilla quiso destacar en el acto que los dos artistas “marcaron una época en la ciudad”, que luego lo hicieron “en el Madrid de la movida” y que nos han dejado “un importante legado documental plástico del que este espacio, el ECCO, es garante”..

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios