Provincia de Cádiz

Cinco opositores con empleo público esperan trabajar desde hace un año

  • Tres jardineros y dos conserjes que lograron plazas municipales en abril de 2008 siguen sin ocuparlas. Benito Medina, que obtuvo dos puestos, protesta en la calle

Benito Medina es un "hombre protesta" en las calles de Chipiona desde el pasado mes de abril. Este parado de 56 años logró un empleo municipal de conserje y otro de jardinero en sendos concursos oposiciones de plazas de interinos convocados por el Ayuntamiento en abril de 2008. Pero todavía no trabaja en el Consistorio. Responsabiliza de ello al alcalde, Manuel García, y al concejal delegado de Personal, José Luis Otero. Ha recurrido a la vía judicial de lo contencioso administrativo y, mientras espera la resolución de su caso, que no está prevista antes de junio de 2011, echa mano de carteles de queja.

Otros cuatro opositores que consiguieron plaza soportan su misma situación, pero sin protestar ni acudir a la Justicia, salvo un caso. De aquella convocatoria sólo se ha producido la incorporación de un jardinero "hace cuatro o cinco meses", recuerda Benito. Otros empleos de las mismas oposiciones empezaron a ser ocupados en junio de 2008, añade.

En situación de paro precisamente desde junio del año pasado y ahora sin ninguna prestación económica, Benito cuenta a quien le pregunta que los susodichos empleos de jardinero y conserje los están llevando a cabo contratados eventuales, cuya selección también critica porque "las bolsas de trabajo establecidas en el Ayuntamiento no funcionan, son engañabobos". Armado de paciencia, comenta sobre su caso que "si gano el juicio, pienso reclamar la indemnización que me corresponda a los responsables de todo esto, no a la administración pública, porque lo que está ocurriendo no tiene nada que ver con la legalidad, sino con una actuación puramente personal para favorecer supuestamente a amigos desde el punto de vista laboral, metiendo a quienes les parece". Esa decisión que expresa señalando al regidor chipionero y al delegado del área requeriría la apertura de otro proceso judicial.

Este desempleado con dos puestos en el Consistorio -prefiere el de jardinero- difunde también un manifiesto en el que censura abiertamente que "el alcalde de Chipiona y su concejal de Personal juegan con nuestro pan, nuestra dignidad y nuestros derechos como trabajadores y como ciudadanos. (...) Sus leyes las desconocen cuando a sus intereses personales no les vienen al pelo". Explica incluso supuestas irregularidades en las valoraciones de las pruebas efectuadas para, a renglón seguido, seguir quejándose de la persistencia de su situación. "Sólo pedimos comenzar a trabajar ya en los puestos que hemos obtenido con sus pruebas y sus leyes. Hemos sido pacientes, a pesar de los engaños y las milongas de ésos que dicen ser nuestros representantes, pero la paciencia tiene un límite", asevera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios