Jornadas técnicas en torno al Peprichye de El Puerto Una oportunidad para El Puerto

  • La asociación de empresarios pide a los grupos políticos que apoyen el Plan Especial del Casco Histórico

  • Territorio y Ciudad afirma que el objetivo es lograr un rol principal para El Puerto en la Bahía

De izquierda a derecha Juan Carlos Puerto, Pedro Fernández, David de la Encina y Teresa Almendros. De izquierda a derecha Juan Carlos Puerto, Pedro Fernández, David de la Encina y Teresa Almendros.

De izquierda a derecha Juan Carlos Puerto, Pedro Fernández, David de la Encina y Teresa Almendros. / Andrés Mora

Las Jornadas Técnicas sobre el Plan Especial de Protección y Reforma Interior del Conjunto Histórico de El Puerto, conocido como Peprichye, celebradas ayer en las Bodegas El Cortijo, pusieron sobre la mesa dos cuestiones esenciales respecto a los objetivos que se plantea este importante documento, aprobado recientemente de manera inicial por la Junta de Gobierno Local el pasado 26 de abril. La primera es comprobar que existe la convicción de que es posible que esta sea la última oportunidad para la ciudad de salir de la situación de estancamiento en que se encuentra, de manera que en caso de no aprobarse el documento tras la tramitación necesaria y con las modificaciones que resulten tras la fase de alegaciones, puede ser tarde para conseguir la revitalización de El Puerto, ya que no existiría una normativa clara a la que promotores y propietarios pudieran aferrarse. Es decir que se podría caer en un punto de no retorno.

La segunda cuestión, en este caso, el objetivo del Peprichye, es “conseguir que el municipio asuma un rol principal en las ciudades de la Bahía de Cádiz”, como corresponde a una ciudad con un casco urbano declarado Conjunto Histórico Artístico, que cuenta con una posición de centralidad y con un valioso patrimonio arquitectónico y patrimonial formado por 638 inmuebles catalogados que se extienden a lo largo de 92 hectáreas.

El público asistente estaba relacionado en gran parte con el sector inmobiliario

Las jornadas técnicas sobre el Peprichye celebradas ayer estaban organizadas por la Asociación de Empresarios de El Puerto y Diario de Cádiz. El público asistente estaba relacionado en gran parte con el sector de la venta y promoción inmobiliaria, inversores, un grupo numeroso de arquitectos, técnicos, representantes de asociaciones y entidades vecinales como Valdelagrana, los comerciantes de Revive El Puerto, ciudadanos y políticos, entre ellos el alcalde, David de la Encina, que estuvo en la mesa con los ponentes que han protagonizado el evento. Entre dichos ponentes se encontraban el arquitecto Juan Carlos Puerto, de la empresa redactora del Peprichye, Territorio y Ciudad; el presidente de la Asociación de Empresarios de El Puerto, Pedro Fernández Lópiz; el asesor jurídico de Territorio y Ciudad, Sebastián Olmedo, y la delegada de Diario de Cádiz en El Puerto, Teresa Almendros, que hizo las presentaciones y moderó el encuentro.

Aunque las ponencias más técnicas en general estuvieron dirigidas a explicar los pormenores del Plan Especial, que trata de compatibilizar la conservación de la ciudad con su desarrollo económico y social, el publico asistente mostró especial interés por los aspectos que pueden favorecer el florecimiento de la actividad económica.

Los ponentes destacaron algunas de las medidas orientadas a favorecer dicha actividad económica, la principal de ellas la seguridad jurídica, de manera que cualquier inversor que tenga una finca y quiera construir o poner en marcha un negocio sabrá lo que puede hacer en ella, los elementos que deberá respetar y las posibles restricciones y ventajas a las que podrá acogerse en función de la normativa.Otra de las cuestiones son los elementos de atracción que se han establecido en el plan para favorecer por ejemplo las inversiones turísticas, incrementando en un 15% la edificabildad, de forma que cualquier uso hotelero podrá conllevar un aumento de la edificabilidad. Además, se establece la posibilidad de segregación y agregación de parcelas. Esta medida está orientada a la implantación de grandes o medianas tiendas o superficies comerciales, y no existía hasta la fecha. Esto se quiere hacer compatible no obstante con la protección del comercio minorista.

De la misma forma se crearán 25 áreas de revitalización destinadas a transformarse en motores de dinamización dentro del conjunto histórico.

Otra imagen de la mesa durante las jornadas celebradas en El Cortijo. Otra imagen de la mesa durante las jornadas celebradas en El Cortijo.

Otra imagen de la mesa durante las jornadas celebradas en El Cortijo. / Andrés Mora

En cuanto a los usos generadores de actividad económica que se permiten dentro del conjunto histórico estos deben ser compatibles con el uso residencial: “Se van a permitir todos los usos que sean compatibles con el mantenimiento de los edificios: se prohiben las actividades calificadas como insalubres, nocivas o peligrosas”. Dentro del abanico de usos permitidos se encuentran, entre otros, el hotelero, hostelero, comercial, terciario, e incluso aquellos usos destinados a la industria y crianza del vino.

Además, una vez aprobado el Ayuntamiento está obligado a elaborar una ordenanza específica donde se pueden plasmar incentivos fiscales o ayudas directas en forma de subvenciones. En cuanto a las ayudas indirectas estas podrían ser la exención de tasas, elementos correctores en el IBI , asistencia jurídica y bonificaciones, aunque los propietarios y promotores estarán obligados al mantenimiento de las fincas o solares de su propiedad en buen estado de conservación, pudiendo llegar el Ayuntamiento a la expropiación u obligar a la venta forzosa. Este aspecto, que ya existe en las ordenanzas municipales, fue rechazado por algunos de los inversores presentes en la sala.

El presidente de los empresarios pidió el apoyo de todos los grupos políticos

Pese a que el Peprichye contempla medidas de protección (hasta cuatro niveles dependiendo del valor patrimonial del edificio) y otras que pueden suponer por el contrario incentivos a la inversión (la seguridad jurídica, la ubicación privilegiada y el alto valor del patrimonio de la ciudad), el presidente de los empresarios pidió el apoyo de todos los grupos políticos al Peprichye y apeló “al abandono de los intereses partidistas y a centrarse en los intereses de esta hermosa ciudad”.

Reclamó también ayudas de la Junta de Andalucía, la creación de una oficina del Peprichye, y una delegación municipal con competencia exclusiva para el desarrollo de este Plan Especial, algo que se podría realizar una vez que el Ayuntamiento recupere las competencias urbanísticas para tramitar licencias que actualmente están en manos de la Consejería de Cultura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios