Provincia

Las obras del nudo de Tres Caminos no empezarán hasta después del verano

Uno de los grandes atascos tan habituales en los meses de verano en la auitovía que une Chiclana con San Fernando y el enlace con la A-48.

Uno de los grandes atascos tan habituales en los meses de verano en la auitovía que une Chiclana con San Fernando y el enlace con la A-48. / Jesús Marín

La maquinaria pesada no llegará al nudo de Tres Caminos hasta que finalice el verano. El punto más conflictivo en el tráfico de toda la provincia, cuya reforma integral se antoja esencial para el desarrollo futuro del área metropolitana de la Bahía de Cádiz, se convierte en una ratonera para miles de coches durante los meses de verano. Históricamente los atascos, sobre todo los fines de semana, son un mal endémico de una autovía que se ha quedado pequeña y cuya ampliación era una reclamación recurrente de todos los sectores de la sociedad gaditana al Gobierno de la nación desde hace lustros.

El hecho de que las labores que más afectarán al tráfico no arranquen hasta pasados los meses estivales no quiere decir que haya dejado de trabajarse en el proyecto. De hecho, la pasada semana se firmó por parte de la administración central el acta de replanteo, un trámite básico para que puedan iniciarse algunas obras previas en varias de las zonas que menos entorpecen a la circulación cotidiana.

Desde el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana no se desea que los trabajos se ralenticen, pero entienden que iniciarlos justo en los meses más críticos para este nudo de comunicación, que enlaza las playas de La Janda y la Bahía con la Costa Noroeste y provincias como Sevilla o Córdoba, no es lo ideal.

Durante estos meses se va a ir avanzando en trabajos menores que entorpezcan en la menor medida posible el tránsito por la autovía gaditana y no será hasta después de septiembre cuando la maquinaria pesada haga acto de presencia para acometer una tarea que está previsto se extienda a lo largo de 42 meses, es decir, hablamos de casi cuatro años de trabajos que, en muchos momentos, agravarán en gran medida una situación ya de por sí complicada.

Hay que recordar que el pasado febrero el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana propuso la adjudicación de las obras para la construcción del nudo de Tres Caminos a la UTE integrada por las empresas Compañía General de Construcción Abaldo SA y Vías y Construcciones SA por un importe de 94.615.950 euros.

El objeto principal de la actuación es la mejora del enlace entre la autovía del Sur (A-4/E-05), la autovía de la Costa de la Luz (A48/E-05) y la carretera CA-33 de acceso a San Fernando y Cádiz.

Las obras de este importante enlace, tras largos años de espera, dieron un importante paso el pasado 26 de julio cuando el Consejo de Ministros dio luz verde al contrato. El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana consiguió licitar el proyecto en poco tiempo, a finales del pasado mes de septiembre.

Las obras tienen previsto incrementar la seguridad vial de los principales ramales del citado enlace, dotándolos de dos carriles por sentido. Además, se ampliará la plataforma de la autovía A-48, se optimizarán los accesos al polígono de Tres Caminos, mediante la reordenación de los mismos, y se remodelará el enlace de Chiclana Norte, para aumentar así su accesibilidad. Las longitudes de actuación para el acondicionamiento del enlace, sin incluir los ramales de nuevo trazado y otros viales acondicionados, son de aproximadamente de 1,5 km sobre la autovía CA-33, 1,6 km sobre la autovía A-4 y 3,0 km sobre la autovía A-48.

El proyecto aprobado también contempla la construcción de tres nuevas estructuras, dos de ellas dobles, con importantes longitudes; la adecuación la red de drenaje, garantizando un adecuado trasiego de aguas entre márgenes de la infraestructura, y la implementación de las medidas correctoras, compensatorias y de restauración paisajística de acuerdo al condicionado de la Declaración de Impacto Ambiental.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios