Provincia de Cádiz

Maniobras de la Armada en el Golfo de Cádiz con defensa ante ataque aéreo y abordajes

Ejercicio de defensa de ataque aéreo de la Armada. / Armada

Aguas del Golfo de Cádiz han sido escenario del ejercicio Mar-22 donde varias fragatas de la Armada se han adiestrado con cazas del Ejército del Aire. En las maniobras, para "incrementar el adiestramiento y la interoperabilidad en exigentes situaciones de conflicto a las que se pueden exponer las unidades participantes", se ha llevado a cabo un ejercicio de defensa ante un ataque aéreo, del que la Armada ha compartido un vídeo en sus redes sociales. "Una ficción para preparar una realidad", han señalado en un comunicado, un escenario de conflicto en el que varios buques han intervenido para estabilizar la zona

Así, "durante todo el periodo del ejercicio se ha desarrollado un escenario de conflicto que busca exponer a las unidades participantes a las exigentes situaciones a las que se puede ver expuesto un buque de guerra" y en el que varios buques han intervenido para estabilizar la zona. Las múltiples actividades realizadas han comprendido, entre muchas otras, la defensa contra misil atacante, tiros con cañón contra blancos de superficie o el abordaje de buques civiles colaboradores. Entre ellos, "la fragata Canarias ha realizado un ejercicio de defensa ante ataque aéreo con su montaje Oto-Melara, contando con la colaboración de dos Eurofigther del Ala-11 del Ejército del Aire", ha explicado. 

Las fragatas Victoria, Reina Sofía y Canarias junto con el buque de aprovisionamiento en combate Patiño partieron de Rota realizar durante toda la semana pasada este entrenamiento, "en el que tendrían que intervenir para estabilizar una zona en conflicto simulada", señalaba el Ministerio de Defensa. Los ejercicios se verán reforzados con la participación de cazas Eurofighter y C-101 del Ejército del Aire junto con el Regimiento de Artillería de Costa nº4 del Ejército de Tierra, con base en San Fernando, "qeus supuso un valor añadido al adiestramiento conseguido".

Veteranas fragatas que mantienen "plenamente sus capacidades operativas"

La organización y dirección han sido llevadas a cabo por la 41ª Escuadrilla de Escoltas a la que pertenecen las fragatas antes mencionadas. La 41ª Escuadrilla de Escoltas está compuesta por seis fragatas de la clase “Santa María” y se encuentran basadas en Rota. "A pesar de la veteranía de sus buques, que ronda los 32 años de servicio, mantienen plenamente sus capacidades operativas y tienen una presencia continua en la Operación  Atalanta en aguas de Somalia. Está prevista su sustitución paulatina por las futuras fragatas F-110 que se encuentran ya en construcción.

En el transcurso, además, la Fuerza de Protección de la Armada, a bordo de buques de la 41 escuadrilla, ha realizado también su propio adiestramiento, llamado Atenea, colaborando las distintas unidades con el mismo fin.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios