Tribunales Cádiz

A juicio una pareja por intentar asesinar a un hombre en Chiclana

  • La Fiscalía, que pide para cada uno de los acusados 15 años de cárcel, sostiene que apuñalaron a la víctima mientras estaba atada

Fachada del Palacio de Justicia de Cádiz, donde está previsto que se celebre la vista. Fachada del Palacio de Justicia de Cádiz, donde está previsto que se celebre la vista.

Fachada del Palacio de Justicia de Cádiz, donde está previsto que se celebre la vista. / Julio González

La Audiencia Provincial de Cádiz tiene previsto celebrar el próximo 23 de febrero un juicio a una pareja acusada de intentar asesinar a un hombre de 53 años en Chiclana en 2019. La Fiscalía sostiene que ella asestó varias puñaladas al perjudicado mientras que él le atacó con una botella de cristal rota en el cuello y todo, mientras la víctima se encontraba maniatada en su propio domicilio. 

La fiscal del caso considera que los procesados son autores de un delito de asesinato en grado de tentativa y de un delito de detención ilegal, y solicita para cada uno de ellos la pena total de 15 años de prisión. Asimismo, la acusación pública plantea que los encausados indemnicen al damnificado por las lesiones y secuelas sufridas en la cantidad de 15.443,29 euros.

Tal y como precisa el escrito de calificación fiscal, la noche de 15 de septiembre de 2019, sobre las nueve de la noche, la acusada se encontraba con J., la víctima, en su domicilio de Chiclana. El procesado, que sabía esta información, aprovechó que J. salía de la vivienda para, sin previo aviso, propinarle un golpe en la cabeza con un objeto contundente y así minimizar su posible defensa. Acto seguido, lo introdujo de nuevo en su casa.

A continuación, según la Fiscalía, el encausado ató al hombre de manos y pies con unos cordones y lo arrojó en una cama boca abajo. Entonces le reclamó una deuda económica que supuestamente tenían pendiente

Al mismo tiempo, la acusada, conminada por el otro procesado, "asestó varias puñaladas en el pecho y en el abdomen a la víctima con la clara intención de acabar con su vida". Finalmente, el encausado rompió una botella de cristal y cortó a J. la zona del cuello. 

Los dos acusados abandonaron la vivienda dejando al agredido atado y herido de gravedad,  y convencidos, además, de que éste había fallecido, especifica la fiscal.

Sobre las once de la noche de ese mismo día, la víctima consiguió desasirse de las ataduras y pedir auxilio en un bar de la zona.

Entre otras lesiones, el perjudicado sufrió un hemotórax y laceraciones hepáticas que "supusieron un riesgo vital, ya que de no tratarse, podrían haber supuesto un riesgo para su vida", concluye la calificación fiscal.

Las conclusiones provisionales de la Fiscalía recogen que el procesado se encuentra en prisión provisional por estos hechos desde el 19 de septiembre de 2019. Asimismo, precisan que el encausado cuenta con varios antecedentes penales. Fue condenado en 2013 como autor de un delito de robo con fuerza en casa habitada a la pena de dos años y cuatro meses de prisión y en 2015, por un delito de tráfico de drogas a ocho meses de cárcel.

Además de las penas privativas de libertad, la acusación pública demanda que los implicados en este caso tengan prohibido comunicarse y aproximarse al perjudicado por un periodo de ocho años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios