Coronavirus en Cádiz

“Es inviable mantener la Atención Primaria con el personal actual”

  • Desde el sindicato CSIF se insiste en la necesidad de aumentar las plantillas de los centros asistenciales porque con los medios que tienen “no es suficiente para frenar esto”

Una enfermera realiza una prueba PCR en el exterior del Centro de Salud de la Barriada de la Paz. Una enfermera realiza una prueba PCR en el exterior del Centro de Salud de la Barriada de la Paz.

Una enfermera realiza una prueba PCR en el exterior del Centro de Salud de la Barriada de la Paz. / Jesús Marín

Cuando el coronavirus llegó a nuestras vidas los expertos que comandan la lucha contra la pandemia llegaron a la conclusión de que la Atención Primaria debería jugar un papel preponderante, debe ser el primer dique ante el virus, clamaron. Varios médicos, veteranos y no tanto, se dejaron la vida, literalmente, intentando diagnosticar sin más pruebas que su instinto al enemigo desconocido. Meses después de aquello, una vez recuperada por partes esa nueva normalidad, la atención primaria empieza a mandar mensajes de socorro ante una segunda ola que en algunas zonas, como por ejemplo la provincia de Cádiz, está dejando cifras más preocupantes que la de la primavera, cuando el confinamiento, el miedo y las limitaciones en los desplazamientos puso freno a los contagios.

La cuestión es que ese primer dique parece a punto de colapsar. “Es inviable ahora mismo mantener una atención primaria con el personal que tenemos”. Así de claro y contundente se mostró ayer José María Villalta, delegado de CSIF en el Distrito Bahía-La Janda.

“La situación es insostenible. No hay suficientes profesionales para cubrir la demanda asistencial que tenemos en la Atención Primaria. Cada vez se están produciendo más agresiones físicas y verbales. También nos estamos encontrando con la falta de entendimiento por parte de la Unidad de Valoración Médica de Incapacidades. Hemos tenido incluso a una compañera que sufrió una agresión verbal como consecuencia de la cual padeció una crisis epiléptica que la llevó a caer al suelo. Hemos intentado que esto se trate como un accidente laboral pero esta unidad no lo considera oportuno. Así que nos vemos también desprotegidos".

Villalta piensa, como muchos, que “ya estamos en una segunda ola de covid y no tiene pinta de que esto se vaya a solucionar a corto plazo”.

El responsable sindical no se atreve a afinar cuántos profesionales sanitarios hacen falta para reforzar la atención primaria. “Hace falta contratar a bastantes personas, porque el mayor peso de la pandemia está cayendo en los centros de atención primaria. Se están viendo desbordados en todos los sentidos. Falta personal en la atención a la ciudadanía, que están haciendo a veces labores de triaje que no pertenecen a sus competencias. Falta enfermería, médicos, rastreadores... Si desde el escalafón más alto hasta el más bajo empezamos a fallar no hay forma de que el sistema funcione. Esto es un equipo multidisciplinar y debe encajar todo perfectamente. Y desde nuestro punto de vista esto no está pasando”. “Creemos –prosigue– que desde la gerencia no se están tomando las medidas oportunas para contrarrestar todo lo que se nos está viniendo encima”.

A los sindicatos se les presentó un plan vacacional en el que se contemplaron las sustituciones de cara a la temporada estival y a una posible segunda oleada de covid. CSIF y otros sindicatos ya en su momento se opusieron al considerar insuficiente el número de contrataciones prevista. “Nosotros elevamos nuestra queja en una reunión con la gerencia pero han seguido en las mismas. O no saben cómo hacer frente a esta situación o no quieren ver su gravedad, porque día a día estamos haciendo hincapié en la falta de profesionales y en que esta situación es insostenible”.

“La situación es la provincia es ahora más preocupante que en marzo o abril”

Además, el inicio del curso escolar puede incluso agravar las cosas. “Faltan rastreadores y ahora con el inicio de los colegios, que se prevé que aumentarán el número de contagios, la situación va a complicarse aún más. Van a tener que dar muchas medidas en los centros para controlar a tantísimos críos, no nos olvidemos que son niños, y vamos a hacer frente a una situación dificilísima”.

Una de las misiones más complicadas la tienen los rastreadores. “No dan abasto. Hay una sobrecarga brutal en todos los niveles del sistema sanitario y no podemos olvidarnos de rastreadores, epidemiólogos, enfermeros, médicos, unidades de prevención, personal administrativo. Estamos haciendo hincapié en la contratación de personal en todas las categorías, para intentar paliar la demora que se está produciendo y la falta de atención”.

Los tiempos de espera en la Atención Primaria es una de las grandes quejas de los usuarios. “Lo que se pretende –dice José María– es que nuestros profesionales trabajen bien, ofrezcan una asistencia de calidad y los usuarios estén bien atendidos y sin tanta demora. Que tengamos un sistema sanitario como es debido. Tenemos buenísimos profesionales pero no se están cuidando. No se está haciendo nada por parte de la gerencia”.

Durante la primera ola se incidió en la importancia de la asistencia telemática. “En un principio se supone que se está haciendo aún un 50% telemática y otro 50% presencial, ya depende de cada facultativo darle cita en su consulta o no. El problema que nos encontramos es la demora. De ahí el solicitar la contratación de personal. Es inviable ahora mismo mantener una atención primaria adecuada con el personal que tenemos”, llegó a decir.

Tampoco hay que olvidar que todo el personal sanitario está más expuesto que nadie al virus. “Son profesionales que están en contactos unos con otros, a pesar de todos los sistemas de prevención, de mascarillas, distancia y demás, pero trabajan juntos, pueden contagiarse, y existe ese riesgo potencial de contagio. En cuanto que haya positivos todos los que hayan tenido contacto tienen que pasar las pruebas pertinentes, por lo que las plantillas de los centros aún pueden verse más reducidas”.

Villalta afirma que desde que comenzó la pandemia “no hemos parado de solicitar en los diferentes comités de salud la realización de pruebas serológicas, que determinan si existe o ha existido una infección por covid, para todo el personal sanitario. Creemos que esto es importantísimo. Tenemos que atajar las cosas desde la base. Hay que cuidar a nuestros profesionales, y pelearemos por ello siempre”.

La segunda ola está golpeando a la provincia con fuerza. Los profesionales viven estos días con las carnes abiertas. “La situación de la provincia ahora mismo es muy preocupante. Estamos manejando cifras superiores de contagios a las que veíamos en marzo, así que la cosa no pinta nada bien. Por eso mismo queremos recalcar la falta de profesionales, es necesario contratar más personal, desde limpiadoras a celadores desde médicos a rastreadores, intensivistas, internistas, enfermeros, de todo. Repito, con el personal que tenemos ahora mismo no es suficiente para hacer frente a la pandemia”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios