Arqueología

Barbate descubre un nuevo fragmento de su historia

  • El Ayuntamiento anuncia el hallazgo de un muro del castillo de Santiago, además de otros restos íberos y prehistóricos

Las autoridades visitan los restos localizados en la excavación.

Las autoridades visitan los restos localizados en la excavación. / Ayuntamiento de Barbate

El Ayuntamiento de Barbate ha dado a conocer un importante hallazgo arqueológico realizado en la localidad y que viene a arrojar nueva luz sobre la historia más remota del municipio. Los trabajos de excavación en busca del castillo de Santiago, la fortaleza medieval sepultada junto a la plaza del Faro, han dado sus frutos, localizando un muro de este enclave medieval y otro conjunto que, según los expertos, podría tratarse de una torre de la propia fortaleza. 

Los trabajos han deparado además nuevos descubrimientos. Las excavaciones han podido confirmar lo apuntado por el estudio realizado por la arqueóloga Carmen Román mediante sondeos con un georradar. Según esta investigación, en la zona más próxima a la plaza del Faro se encontraban dos sombras que podían tratarse de piletas de la época romana. Sin embargo, los trabajos han llevado al hallazgo de una cista de cremación -el lugar donde se depositaban los restos de algún enterramiento-, además de una piedra con restos de ceniza, apuntando a algún tipo de rito funerario de la época íbera. Este descubrimiento constata la presencia de alguna pequeña aldea o grupo de convivientes antes de la llegada de los fenicios. 

La responsable de la empresa Arqueoantropo, encargada de la dirección del proyecto, destaca que "concluimos esta primera fase con una sensación muy agradable, ya que se han encontrado muestras de diferentes épocas, desde la prehistoria, mundo íbero y medieval"

Una imagen aérea de la zona donde se desarrollan los trabajos. Una imagen aérea de la zona donde se desarrollan los trabajos.

Una imagen aérea de la zona donde se desarrollan los trabajos. / Ayuntamiento de Barbate

En este mismo lugar se han podido encontrar también restos prehistóricos y unas huellas que identifican el paso de un río. Escritos antiguos ya apuntaban que por el castillo de Santiago transitaba un río que podría ser una ramificación del actual río Barbate. Los restos hallados, que demuestran esta teoría, son pequeños cantos rodados, así como las diferente coloración que presentan los perfiles del terreno.

El alcalde de la localidad, Miguel Molina, ha presenciado el cierre de la primera fase de excavaciones junto a la delegada de Cultura, María Engracia Moreno. Para el regidor, el hallazgo de parte del castillo es "muy importante", pero encontrar "indicios de presencia en Barbate de tantos años atrás es para estar orgullosos del esfuerzo realizado. Ahora toca seguir en meses venideros y para ello vamos a sentarnos con las administraciones a nivel provincial y regional para que los trabajos se puedan poner en valor". 

La delegada de Cultura, por su parte, también ha querido mostrar su satisfacción porque "el hallazgo de los restos funerarios le ha dado ya de por sí un valor extraordinario". Moreno ha reconocido que se abre una interesante puerta para la investigación histórica y en un futuro "está prevista la presencia del alumnado de distintas universidades para poder formarse in situ en la materia".

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios