🛒 Los supermercados más baratos de Cádiz

Las colas de vehículos han llegado a tener hasta seis kilómetros de longitud

Dos meses de atascos brutales en la autovía de Cádiz a San Fernando

  • El arreglo del pontón sobre el río Arillo que ejecuta el Gobierno central origina grandes retenciones en las horas punta

  • Los trabajos, que han inutilizado dos carriles, nada tienen que ver con la obra del tranvía

Imagen tomada este martes minutos antes de las 15 horas desde el puente de Torregorda, con las colas de vehículos procedentes de Cádiz.

Imagen tomada este martes minutos antes de las 15 horas desde el puente de Torregorda, con las colas de vehículos procedentes de Cádiz. / Jesús Marín

Una hora en llegar en coche desde la salida de Cádiz a la entrada de San Fernando, con colas que han llegado incluso hasta la zona de Cortadura, alcanzando casi los seis kilómetros de longitud. Esto es lo que muchos conductores vienen sufriendo prácticamente a diario desde hace dos meses en la autovía Cádiz-San Fernando (CA-33), con unas colas que están originadas por las obras de reparación del pontón sobre el río Arillo que ejecuta el Gobierno central.

Fue el lunes 22 de marzo cuando arrancaron estos trabajos y desde el primer momento originaron unas retenciones brutales en una de las carreteras que mayor intensidad de tráfico presenta de toda la provincia de Cádiz. Esas colas se hacen mucho más visibles en las horas punta de los días laborables, es decir a primera hora de la mañana en sentido a Cádiz y entre las 14 y las 16 horas, aproximadamente, en la salida de la capital gaditana con dirección hacia San Fernando. La situación es tan complicada que muchos conductores han optado por rodear toda la Bahía a diario, usando para ello el puente Carranza o el segundo puente. En este punto ayudan mucho los avisos sobre los atascos que realiza la DGT desde sus paneles informativos.

Estos trabajos sobre el río Arillo, que para nada tienen relación con la obra del tranvía metropolitano de la Bahía de Cádiz que aún sigue ejecutando la Junta de Andalucía, obligan desde hace dos meses a inutilizar dos de los cuatro carriles de la autovía CA-33. En concreto actualmente están cortados los dos carriles en dirección hacia Cádiz, lo que obliga a todos los vehículos a circular por los otros dos carriles que quedan, uno en cada sentido de la ciculación. Este corte tiene lugar entre los puntos kilométricos 5.780 y 6.400 ya que el pontón sobre el río Arillo, que simboliza el límite entre los municipios de Cádiz y San Fernando, está en el punto kilométrico 6.150.

Desde la Subdelegación del Gobierno se anunció en su día que esta obra se retomó tras unos trabajos previos realizados en el mismo lugar por el Consorcio de Aguas de la Zona Gaditana y que el objetivo ahora es que las máquinas y los operarios desaparezcan antes del verano, que es cuando el tráfico en esta autovía aumenta aún más. No obstante, ya se ha advertido que una vez que se supere el periodo estival se retomarán estos mismos trabajos pero en la calzada contraria, es decir, en los dos carriles con sentido a San Fernando.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios