Miguel Molina | Alcalde de Barbate “La imagen de Barbate se ensució de forma injusta y hemos logrado lavarla”

  • "No soy un Superman; lo único que he hecho ha sido aplicar el sentido común", afirma tras arrasar en mayo

  • "La pesca tiene mucho futuro pero Europa tiene que escuchar al sector local"

  • "Nuestra prioridad en este mandato es seguir reduciendo la deuda. No estamos en la misma liguilla que otros"

Miguel Molina, durante la entrevista Miguel Molina, durante la entrevista

Miguel Molina, durante la entrevista / Manuel Aragón Pina

Quizás sea porque desprende una sencillez elevada a la enésima potencia o quizás sea porque su obsesión se limita a intentar aplicar siempre el sentido común a todo lo que pasa por sus manos. Pero la verdad es que el andalucista Miguel Molina, alcalde de Barbate desde 2015, no da la impresión de ser un político carismático, ni mucho menos un líder de masas. Para nada. Pero eso es lo que dice la impresión externa. Porque las urnas han venido a corroborar todo lo contrario. Y es que en las elecciones municipales del pasado 26 de mayo la candidatura de Andalucía por Sí (AxSí) liderada por Molina arrasó como no se había visto jamás por estos lares, logrando 17 de los 21 concejales en liza.

En esta entrevista el alcalde de Barbate dice que no es ningún superhéroe, elogia el sentimiento de orgullo barbateño que se ha asentado en los últimos años en su pueblo, hace una defensa a ultranza de la pesca como santo y seña de Barbate y sorprende cuando confiesa sin tapujos cuál es la prioridad de su gobierno para este nuevo mandato: seguir reduciendo la deuda municipal.

–Tres meses después de las elecciones municipales, ¿ha logrado dar ya con las razones de su éxito?

–A ver, yo no soy un Superman y la gente de mi gobierno no son superhéroes. Lo único que hemos hecho estos cuatro años ha sido intentar darle la vuelta a la situación tan mala en la que estaba Barbate y aplicar el sentido común pagándole a los trabajadores, arreglando Barbate poco a poco y no endeudándonos más. A eso le llamo yo normalizar la situación. Es que cuando yo estaba en la oposición escuchaba a algunos concejales decir que Barbate no tenía solución y que el último que se fuera que apagara la luz. Yo me rebelaba ante eso porque pensaba y pienso que Barbate sí tiene futuro. Aparte de eso hemos incidido mucho en la identidad de pueblo, en nuestro orgullo de ser barbateños, y al escudo que ya teníamos le hemos sumado ahora una bandera y un himno. Y a mucha gala. Y encima hemos procurado en todo momento que los ciudadanos se involucraran en el día a día de este proyecto para Barbate. Todo eso ha influido en que la gente nos haya dado su confianza en la forma en la que lo han hecho.

–Pero la impresión externa es que Barbate mantiene sus problemas de siempre, con el Retín, la depuradora, el desempleo, la pesca, el polígono industrial... ¿Qué ha cambiado entonces para que la sociedad barbateña le haya elegido en masa? ¿Ha sido ese lavado de imagen que se ha intentado hacer en el municipio?

–Ese lavado de imagen era necesario y nos ha unido a todos los barbateños. Fue muy injusto que años atrás se ensuciara tanto la imagen de Barbate, sobre todo porque los problemas que había aquí (se refiere a la droga aunque no quiere ni citarla) los había en toda la costa. Aquello nos hizo muchísimo daño y castigó a un pueblo que siempre ha sido muy seguro y muy cordial y donde hay muy buena gente. Aquí hay mucha tranquilidad y eso no lo pueden decir muchos municipios. Esa limpieza de imagen había que hacerla y tenía que partir de nosotros mismos, de los barbateños. Teníamos que convencernos de que no nos merecíamos lo que nos estaba cayendo. Y cuando nos lo hemos ido creyendo, sacando nuestro orgullo de pueblo, hemos empezado a darnos cuenta de que Barbate podía ir mejorando poco a poco.

–¿Siente usted que a Barbate la tienen en cuenta el resto de administraciones o ha apreciado cierto trato discriminatorio?

–No, no. En ningún momento he apreciado un trato discriminatorio, ni en el Gobierno, ni en la Junta, ni en la Diputación. No creo que las administraciones estén ahí para fastidiar, sino para ayudarnos y para que se cumpla la ley. Los problemas que ha sufrido Barbate en los últimos años partían de aquí dentro, porque se hizo una mala gestión. No hay que buscar a los responsables fuera.

–¿Cuál es su prioridad para este nuevo mandato?

–La piedra angular es lograr reducir la deuda que tenemos. Ya hemos logrado bajar mucho la deuda con la Hacienda andaluza (que hace cuatro años era de 3,8 millones de euros) y con la Diputación (que era de 2,2 millones). Pero la gran losa es la deuda con la Seguridad Social (más de 60 millones de euros) y con Hacienda (entre seis y siete millones). Esa deuda nos impide poder acceder a cualquier subvención, ni a los fondos ITI, ni a los fondos Edusi, a nada. Y además tenemos la PIE retenida al cien por cien. No estamos en la misma liguilla que otros municipios. El mandato anterior intentamos acogernos al fondo de ordenación que planteó el Gobierno de España, como hicieron más de 400 municipios, pero no pudimos hacerlo porque estábamos en minoría y la oposición lo rechazó en el pleno. Ahora estamos a la espera de que el Gobierno saque un nuevo fondo de ordenación para acogernos al mismo inmediatamente. Ello permitiría pasar de un endeudamiento que oscila entre el 5% y el 4,5% de interés a otro de un 1%, y ampliaríamos el plazo para pagar la deuda con el Estado de 10 años a 20. Es nuestra única solución. Y aparte de rebajar la deuda tenemos en cartera algunos proyectos más humildes como la construcción de dos hoteles grandes en el núcleo urbano de Barbate, levantar la residencia del mayor y desarrollar justo enfrente la ciudad de los niños, para que sea un lugar de esparcimiento para las familias. Y también perseguimos darle vida al río, que los barbateños empiecen a mirar al fin a su río.

–Analicemos algunos de esos problemas del municipio. ¿Qué puede arrancar Barbate del suelo militar del Retín? ¿Recuperar ese suelo es una quimera?

–Pues mire, esta misma semana hemos recibido una carta de la ministra de Defensa en la que propone crear una comisión técnica en torno al Retín, para mejorar las relaciones y buscar soluciones. Es un avance. Nosotros jamás renunciaremos al rescate total del Retín pero entiendo que entrar ahora en esa batalla no sería lo más prudente. Ahora lo que toca es sacar el máximo rendimiento posible, como intentar construir allí una piscifactoría, si es posible hacer una carretera que conecte con la N-340, abrir ese suelo para poder mostrar a la gente las pinturas rupestres y los enterramientos fenicios que hay allí, etc. No olvidemos que el 44% del suelo de Barbate es militar y que siempre hemos sido solidarios con la defensa del interés general.

–¿Cuándo contarán Barbate y Zahara de los Atunes con una nueva depuradora?

–La pelota está ahora en el tejado del Estado, pero sin Gobierno y sin Presupuestos se paraliza el capítulo de inversiones y ello causa un daño tremendo a municipios como el nuestro. La verdad es que es una injusticia tremenda que este municipio tenga la depuradora actual. Pero nosotros no podemos hacer más porque la depuradora está cumpliendo al 120%. Lo importante es que todas las analíticas que hace la Junta cada 15 días corroboran que el agua de todas las playas de Barbate es excelente.

–¿Es correcto decir que la pesca ya no es uno de los sectores económicos primordiales de Barbate?

–Hombre, la flota actual no es la que había antes pero sí es una de las más importantes de Andalucía. Y aquí hay muchas familias que comen todavía del sector pesquero y deben seguir haciéndolo de una u otra manera porque la pesca es su vida. Lo que sí hay que hacer es una pesca sostenible y equilibrada. Y Bruselas debería tener mucho más en cuenta la opinión del sector local porque a veces malgastan el dinero cerrando acuerdos internacionales que no cuentan con el respaldo del sector. Pienso que la pesca tiene mucho futuro si va encaminada a una pesca artesanal y turística y si Europa decide proteger de una vez al sector de la pesca de bajura.

–¿La clave de la generación de empleo en Barbate está ahora en el turismo?

–Sí. Nuestro proyecto de gobierno va encaminado a que Barbate viva de un turismo de calidad que rompa con la estacionalidad y que esté sustentado en esas tres patas que son el turismo gastronómico, el deportivo y el cultural. Pero pensamos que la generación de empleo también tiene que venir por una potenciación de la pesca, que es nuestro modo de vida histórico, y por la agricultura. Este último sector nunca se ha explotado en Barbate y creemos que hay que darle un impulso.

–Le tengo que hacer la pregunta que sé que usted no quiere que le haga.

–Pues entonces no me la haga.

–Pero tengo que hacerla. ¿Sigue habiendo narcotráfico en Barbate? O, para ser más exactos, ¿ha habido un repunte del asentamiento de las mafias en su municipio tras la presión policial que se viene ejerciendo en la comarca del Campo de Gibraltar?

–Que hay narcotráfico es algo que no puede negar nadie ni aquí, ni en ningún pueblo de la provincia o de Andalucía. Es triste pero es una realidad en todos los sitios. Pero el narcotráfico no incide más aquí que en otras partes y le aseguro que no ha habido un repunte. Barbate es un pueblo muy seguro, aquí colaboramos muy estrechamente con las Fuerzas y los Cuerpos de Seguridad del Estado y nuestra Policía Local está muy preparada y muy bien equipada.

–¿Cómo se puede relanzar el polígono industrial de Barbate, que nunca ha respondido a las expectativas que se pusieron en él?

–Pues aparte de solucionar los problemas de suministro eléctrico, que ya están en solución gracias al convenio que firmaremos en breve con Endesa y que permitirá con la ayuda de la Junta y de la Zona Franca que podamos multiplicar por cuatro o por cinco el potencial eléctrico que llegue a Barbate, defendemos que nuestro polígono y también el de Cañada Ancha, en Vejer, se beneficiarían muchísimo si lográramos que el puerto de Barbate se convirtiera en un puerto de interés general. Esto es algo que ya le he trasladado al Gobierno y a la Junta y, de lograrlo, nos permitiría contar con un puerto comercial muy importante de apertura incluso con Casablanca o Rabat, también en el sector de los minicruceros. Hoy el puerto de Barbate está al 70% y puede ser una puerta de salida rápida para el comercio entre África y la Ruta de la Plata. Nos convertiríamos en una zona logística importante y en un complemento a los puertos de Algeciras y Tarifa. Es una oportunidad que no podemos desaprovechar.

–¿Por qué ha decidido usted ser el diputado provincial de AxSí? ¿Y por qué su apoyo a la socialista Irene García en la sesión de investidura del pasado julio?

–Soy el diputado porque soy un alcalde conocido en la provincia y porque el partido pensó que era importante para nosotros que se visualizara que los andalucistas tenemos una forma de gobernar distinta a la de otros partidos. Y voté a favor de Irene García porque no quería entrar dando un hachazo. El PSOE está al frente de la Diputación porque es lo que ha querido la gente y es mejor ofrecer la mano tendida. Pero eso no quiere decir que vaya a estar complaciente. Apoyaré siempre lo que sea bueno para la provincia pero no le debo pleitesía a nadie.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios