Muere Pérez Rubalcaba

Tristeza y dolor en la familia socialista por la muerte de un dirigente histórico

  • González Cabaña, Luis Pizarro y Bibiana Aído recuerdan a Rubalcaba, “el político de Estado más importante de las dos últimas décadas”

Pizarro, Cabaña e Irene García aplauden a Pérez Rubalcaba tras su intervención en un acto celebrado en Sanlúcar en octubre de 2009. Pizarro, Cabaña e Irene García aplauden a Pérez Rubalcaba tras su intervención en un acto celebrado en Sanlúcar en octubre de 2009.

Pizarro, Cabaña e Irene García aplauden a Pérez Rubalcaba tras su intervención en un acto celebrado en Sanlúcar en octubre de 2009. / Fito Carreto

Posiblemente Alfredo Pérez Rubalcaba perteneciera a esa clase de gaditanos que nacen donde les da la gana. Quizá por ello la noticia del fallecimiento de uno de los hombres que se han ganado el calificativo de ilustres dentro de la política española de las dos últimas décadas llenó de pesar no sólo a la familia socialista sino al resto de partidos. Los tuits se sucedieron en las cuentas personales de alcaldes, diputados y senadores de la provincia durante toda la tarde y dos de las personas que tuvieron más contacto con Fredy, como cariñosamente lo llamaba Alfonso Perales, reconocían abiertamente que era un día extremadamente difícil.

Francisco González Cabaña, con quien compartió sobremesas interminables durante la campaña en la que Rubalcaba encabezó las listas socialistas al Congreso en 2008, reconocía ayer tarde sin paños calientes estar “muy jodido”. “Pasamos mucho tiempo juntos. Desde ayer (por el jueves) sabía que estaba muy mal pero siempre queda la esperanza”.

El dirigente socialista afirmaba que Pérez Rubalcaba había sido “el político de Estado más importante de este país en los últimos 20 años. Además un hombre implicado con la sociedad al que las cuestiones orgánicas no le gustaban”.

Cabaña destacaba sobre manera la humildad “con la que acabó con ETA”, algo difícil de asimilar en una España que vivió durante años temiendo un nuevo atentado de la banda terrorista.

Por ello no le dolían prendas al afirmar que Alfredo Pérez Rubalcaba ha sido sin duda “una de las figuras más importantes de la transición española, conectando la época de Felipe González con la de Zapatero o la que vivimos actualmente. Quizá Felipe era un político más pragmático pero Alfredo era más de convencimiento”.Además indicó que “en el trato corto era un tío con una afectividad magnífica”.

En términos similares se expresaba Luis Pizarro, ex parlamentario andaluz e histórico dirigente socialista de la provincia de Cádiz. “Ahora mismo lo que tengo es un profundo sentimiento de tristeza y dolor. Se esperaba lo peor pero siempre es duro”, decía.

Es un día difícil para la familia socialista, porque además Alfredo era un dirigente muy cercano a la militancia del partido. Es una gran pérdida, un dirigente de una gran altura política”.

Además, destacaba que su dolor es doble “porque Alfredo era un buen amigo, muy vinculado a las ideas socialistas. La vida es muy bonita pero de vez en cuando tiene estas putadas”.

Pizarro recordó el papel tan activo que jugó Rubalcaba en la democracia y la cantidad de amigos que hizo en la provincia. “Venía a Cádiz todas las Semana Santa, se relacionaba con la gente, y luego tuvimos la suerte de tenerlo encabezando la candidatura del PSOE en las elecciones, con un papel muy activo en la defensa de los intereses de la provincia”.

Por todo ello, Luis Pizarro aseguraba que “quedará en la memoria de todos como dirigente político pero también como una persona con una empatía extraordinaria”.

Bibiana Aído también quiso mostrar su pesar por el fallecimiento de Rubalcaba. “Mis primeros pasos en la política nacional los di de su mano. Siempre recordaré los aprendizajes de aquel periodo y sus sabios consejos. Fue Alfredo el primero que le habló de mí a José Luis Rodríguez Zapatero. Recuerdo su sagacidad, su inteligencia, su sentido del humor, su ironía y su vocación y compromiso sin ambages con la lucha antiterrorista”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios