Sierra

La Sierra inaugura el curso con normalidad

La normalidad imperó ayer en la apertura de los centros escolares de la Sierra. En Arcos, unos 3.000 niños acudieron a las aulas de los centros repartidos entre la población y el conjunto de pedanías rurales. Estrenaron el nuevo curso 811 alumnos de Infantil y otros 2.172 de Primaria. De hecho, el alcalde de la localidad, Isidoro Gambín, se desplazó a uno de los centros de Jédula, en concreto al colegio Juan XXIII. El Ayuntamiento ha seleccionado a 17 monitores, que estarán de apoyo en los colegios arcenses. Ninguna incidencia destacable se observó en Villamartín, que inició la nueva andadura escolar con total normalidad. El hecho de que estos días se celebren ferias en algunas poblaciones serranas como Bornos o Ubrique no impidió la apertura de centros. Eso sí, muchos chavales no acudieron a clase para vivir las fiestas grandes del pueblo o lo hicieron con un horario más reducido. Por su parte, los padres del colegio Príncipe de Asturias, en Algodonales, respiraron ayer más tranquilos después de que llegaran a un acuerdo con las administraciones local y provincial para el arreglo de una cubierta en un patio, que pese a ser nueva, no reúne condiciones de seguridad, según el AMPA. El Ayuntamiento se hará cargo de ello.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios