Sucesos La Policía investiga si tiraron al mar al hombre rescatado de madrugada en Cádiz

Sucesos

Perros de raza, iPhones y thermomix a precios de ganga: Así actuaba la nueva red de estafadores por internet de San Fernando

  • Hay 15 detenidos y cientos de afectados en todo el país

  • Uno de los cabecillas vivía en un bungalow de lujo de Bahía Sur a cuerpo de rey

  • Entre los líderes, un menor de edad que ha sido internado en un centro cerrado

Quince detenidos en San Fernando por realizar estafas a través de internet.

Perritos, iPhones y thermomix. Todos a buen precio. Todos puestos a la venta en conocidos portales de internet visitados por miles de personas cada día. El modus operandi no es nuevo, pero en esta ocasión los detenidos por la Policía Nacional en San Fernando sí que lo son. Salvo uno de ellos, que también fue cazado esta misma semana en otra operación antidroga en la localidad de la Bahía de Cádiz, el resto son nuevos en un negocio que se ha asentado en La Isla desde hace años produciendo grandes beneficios. De hecho, uno de los cabecillas, que ya ha ingresado en prisión, vivía alquilado en un bungalow de Bahía Sur. “A todo tren”, decía uno de los agentes que ha participado en la operación llevada a cabo por el Grupo de Delitos Tecnológicos de la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría de San Fernando.

Tras varios registros, la Policía ha detenido a 15 personas pertenecientes a un grupo criminal como presuntos autores de los delitos de estafas continuadas, blanqueo de capitales, falsedad documental y pertenencia a organización criminal. Además de los detenidos se encuentran numerosas las personas investigadas, entre las que aparece la propietaria de un estanco, la cual facilitaba al entramado delictivo las tarjetas prepago para la comisión de las estafas y un trabajador de un concesionario, el cual facilitó el blanqueo del dinero obtenido con las estafas.

Los detenidos se dedicaban a poner anuncios en distintas webs, en las cuáles simulaban vender perros u objetos de tecnología inexistentes a un precio muy competitivo. Así mismo, en tales anuncios se hacían pasar por otras personas para evitar ser descubiertas, llegando incluso a mostrar al comprador, mediante mensajería virtual la imagen del DNI de otra persona, DNI que habían obtenido de manera ilícita.

Sacan dinero de los cajeros automáticos sin tarjeta con Efectivo Móvil

Los investigados usaban teléfonos de contactos a nombre de terceras personas. En su entramado delictivo, solicitaban a los estafados que el pago del producto lo realizaran aportando un código previamente dado por su entidad bancaria, mediante el cual, el grupo criminal, podía retirar el dinero del cajero sin ser cliente ni usar tarjetas de crédito, o bien mediante transferencia a cuentas bancarias de terceros, ocultando su rastro. Para poder llevar a cabo la mecánica delictiva, se valían de muleros, personas que prestan sus servicios para abrir cuentas bancarias, dar de altas móviles o sacar el dinero de las víctimas en efectivo móvil en un cajero (extracción de dinero mediante código) a cambio de un porcentaje de dinero de la organización criminal.

Con esta elaborada mecánica delictiva, habían estafado a cientos de personas en todo el territorio nacional. Las cuales a día de hoy continúan sufriendo las consecuencias del engaño, ya que son sus identidades las empleadas para la comisión de los delitos y eso les ha llevado a tener problemas con la justicia y problemas de índole personal. Hasta la fecha se han presentado 105 denuncias, aunque siguen llegando.

Para garantizar su impunidad, los líderes de la organización coaccionaban mediante intimidación a las personas que en algún momento formaron parte de la organización para que no los delataran. Para ello, se servían de un grupo de menores, los cuáles intimidaban a estas personas con agredirlas.

Registros y detenciones realizadas el 11 de mayo en San Fernando

Para la detención de los implicados se practicaron tres registros domiciliarios en San Fernando, donde los investigadores intervinieron cerca de 20.000 euros en efectivo, así como numerosos teléfonos móviles, tarjetas de telefonía, relojes y otros efectos relacionados con la investigación. Dos de los detenidos vivían de okupas en una conocida barriada cercana al hospital de San Carlos.

Una vez finalizado el atestado policial, los detenidos junto con los efectos intervenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia en San Fernando y tras ser oídos en declaración se decretó el ingreso en prisión de los tres líderes de la organización, así como el internamiento en un centro cerrado para uno de los menores, que se había convertido en otro de los cabecillas de esta red.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios