Provincia de Cádiz

Margarita Robles insiste en que la 'Méndez Núñez' no puede estar en una zona de combate sin permiso del Congreso

  • La ministra de Defensa reitera que la retirada de la fragata obedece a razones "puramente militares y técnicas"

La ministra de Defensa, Margarita Robles, en el Consejo de Ministros de Defensa de la UE celebrado este martes en Bruselas. La ministra de Defensa, Margarita Robles, en el Consejo de Ministros de Defensa de la UE celebrado este martes en Bruselas.

La ministra de Defensa, Margarita Robles, en el Consejo de Ministros de Defensa de la UE celebrado este martes en Bruselas. / Stephanie Lecocq / Efe

Comentarios 0

La ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles, ha recordado este jueves a quienes cuestionan la retirada de la fragata Méndez Núñez del grupo de combate de Estados Unidos en el golfo Pérsico que un buque español no puede permanecer en una zona en la que hay riesgo de enfrentamiento sin la autorización del Parlamento.

"Hay algunas fuerzas políticas que, por un cierto desconocimiento y en clave electoral, no se dan cuenta de que España no puede participar en algún tipo de operación que pueda tener una trascendencia de combate sin la autorización del Parlamento correspondiente", ha avisado Robles en declaraciones a Antena 3, recogidas por Europa Press.

Este miércoles, el líder del PP, Pablo Casado, advirtió al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, de que decisiones "estratégicas" como la de la fragata deben adoptarse siguiendo unos plazos y protocolos.

La ministra ha subrayado este jueves que la decisión es "puramente militar y técnica", ya que la decisión de Estados Unidos de permanecer en el golfo Pérsico no forma parte del acuerdo que firmaron ambos países, que era "de adiestramiento" y con motivo del V Centenario de la circunnavegación de Juan Sebastián Elcano.

De hecho, ha asegurado que ese acuerdo ya preveía "expresamente" que tanto Estados Unidos como España pudieran hacer cambios y el Pentágono ha entendido "perfectamente" la decisión del Gobierno de "interrumpir provisionalmente" el acompañamiento "porque se podía entrar en una zona de conflicto y eso no está previsto".

La decisión de retirar la fragata llega en un momento clave para Navantia. La empresa naval española aspira a la construcción de veinte fragatas FFGX para la Armada de EEUU en alianza con la empresa estadounidense General Dynamics Bath Iron Works, una de las grandes compañías del sector de la construcción naval.

Washington prevé resolver el contrato en 2020 y Navantia está muy bien posicionada después de que en 2018 recibiera el encargo de diseñar la familia de fragatas FFGX tomando como base la clase F-100, a la que pertenece la fragata Méndez Núñez. También fueron preseleccionados el astillero italiano Fincantieri, Austal USA, Lockheed Martin y Huntington Ingalls Industries, que remitirán sus propuestas en los próximos meses.

Precisamente, el buque de la Armada navegaba con la flotilla del Abraham Lincoln para mostrar las bondades de su diseño, tal y como recogía la prensa especializada estadounidense a principios de año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios