DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Provincia de Cádiz

Coronavirus Cádiz: La vida sin franjas horarias

  • Municipios gaditanos de menos de 5.000 habitantes, ELAs e incluso barriadas y asentamientos rurales disfrutan de las salidas a la calle sin mirar el reloj

Imagen de este martes en Estella del Marqués, con grupos de todas las edades a mediodía. Imagen de este martes en Estella del Marqués, con grupos de todas las edades a mediodía.

Imagen de este martes en Estella del Marqués, con grupos de todas las edades a mediodía. / Pascual

“¡Chicos, vamos saliendo del agua que ya mismo les toca su turno a las personas mayores!”. Con esta frase apresuraba el pasado sábado un Policía a los surferos que permanecían cogiendo olas en las inmediaciones de Cortadura, en la capital gaditana, camino de las 10:00, el límite establecido para la primera franja horaria de paseos y práctica deportiva para la población de entre 14 y 70 años.

Ésta es la cruda realidad en la fase inicial de la desescalada de la crisis del Covid-19 para la inmensa mayoría de los españoles, alrededor de un 85% del total, que viven en municipios de más de 5.000 habitantes. Sin embargo, aquellos que residen en localidades con un censo que no llega a esa cifra tienen el privilegio de salir a la calle sin mirar el reloj en tiempos del coronavirus, por lo que desde el pasado fin de semana es frecuente observar en la vía pública de estos lugares imágenes en las que se mezclan personas de todas las edades, en la mayoría de los casos respetando el tan repetido y necesario distanciamiento social. Sin duda, un alivio considerable tras el confinamiento sufrido desde que el Gobierno decretó el estado de alarma el pasado 15 de marzo como la mejor manera de combatir la propagación de la pandemia.

Jóvenes d 14 años en adelante y adultos por la calle, caminando, corriendo o en bicicleta, a mediodía; niños, jugando o paseando, por la mañana temprano o poco antes de la puesta de sol, y personas mayores de 70 años a primera hora del día o ya de noche... Por separados o juntos, que no revueltos, en cualquier momento de cualquier jornada. Es, en suma, la vida sin franjas horarias.

En el caso de la provincia de Cádiz, 13 son las localidades que se benefician de la supresión de la restricción horaria: una en La Janda interior, San José del Valle; 10 en la Sierra, Setenil de las Bodegas, Algar, Espera, El Gastor, Torre Alháquime, Zahara de la Sierra, Benaocaz, Grazalema, Villaluenga del Rosario y El Bosque, y dos del Campo de Gibraltar, Castellar y San Martín del Tesorillo.

No obstante, la redacción de la Orden Ministerial de Sanidad publicada el 30 de abril en el Boletín Oficial del Estado dio lugar a la confusión y no pocos alcaldes tuvieron que realizar gestiones para aclarar dudas respecto a la interpretación del documento y a qué otros núcleos podía afectar.

De este modo, además de los municipios ya reseñados, tras consultas a las autoridades y salvo que instancias superiores digan lo contrario, también disfrutan de la posibilidad de salir a la calle sin reparar en si es el momento de los adultos, las personas mayores o los niños, una vez al día, para pasear o para hacer actividad deportiva individual, entre las 6:00 y las 23:00, las pedanías de toda la vida, las Entidades Locales Autónomas e igualmente numerosas barriadas rurales y asentamientos de la periferia.

Por comarcas de la provincia,  Jerez se lleva la palma con seis de las primeras: El Torno, Estella del Marqués, La Barca de la Florida, Nueva Jarilla, San Isidro del Guadalete y Torrecera. Guadalcacín no queda incluida entre las que se libran de las restricciones horarias porque supera por poco los 5.000 habitantes. En cuanto a los restantes núcleos rurales, nada menos que  16: Cuartillos, El Mojo-Baldío Gallardo, El Portal, Gibalbín, La Corta, La Ina, Las Pachecas, Las Tablas, Polila y Añina, Lomopardo, Los Albarizones, Majarromaque, Mesas de Asta, Mesas de Santa Rosa, Puente de la Guareña, Rajamancera y Torremelgarejo.

En cambio, en la Bahía de Cádiz apenas se contabilizan unas pocas, como el Poblado de Doña Blanca, en El Puerto, o el Barrio del Jarana, el Meadero de la Reina y El Marquesado, en Puerto Real.

En la Sierra, otro buen ramillete de núcleos rurales, destacando los dos de Arcos, Jédula y El Santiscal, por los que el alcalde se cercioró del absurdo de la aplicación de las franjas horarias antes incluso de la entrada en vigor de la Orden Ministerial de 30 de abril.

Finalmente, en el Campo de Gibraltar, ninguna ELA pero sí muchos núcleos en los que se puede salir sin restricciones horarias, como los tarifeños Facinas y Tahivilla; los barreños Palmones, Cortijillos y Guadacorte, y los sanroqueños Puente Campamento, Guadiaro y Torreguadiaro, entre otros. Y una excepción: La Estación de San Roque y Taraguilla, ya que las autoridades entienden que no hay una clara diferenciación entre las dos, en realidad sólo una rotonda, y entre ambas suman más de 5.000 habitantes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios