Provincia de Cádiz

Las Aletas, rumbo al puerto

  • El proyecto vuelve a virar y su desarrollo final queda vinculado al tráfico portuario La amplitud de La Cabezuela choca con el espacio encorsetado del puerto de la capital gaditana

Comentarios 6

En enero del año 2003, este periódico titulaba: "La primera fase de Las Aletas empieza este año". En aquella información, se explicaba que el entonces alcalde de Puerto Real, José Antonio Barroso, quería poner en marcha 750.000 metros de este polígono, entonces industrial, dentro de su Plan General de Ordenación Urbana como suelo urbanizable no programado. Entonces, había dos parlamentarios del PSOE que comenzaban a ir dejando claro el interés de la Junta de Andalucía en hacer otra cosa en ese espacio. Eran José Luis Blanco y José Fernández Chacón, a los que Barroso calificó como los "Zipi y Zape de la política gaditana", por aquello de que, en esa época, comparecían en ruedas de prensa siempre juntos.

En enero de 2003, Barroso afirmaba que no permitiría hacer en Las Aletas "lo que quiere la Junta, que es una playa de contenedores", y añadía que si la Junta veía necesidad en años sucesivos realizar allí un centro de transportes estratégico para conectar las bahías de Cádiz y Algeciras, "que se haga en la zona que está pendiente de ponerse en valor, la que actualmente es de dominio público marítimo-terrestre".

Hoy, más de 13 años después, las cosas han cambiado mucho. Las Aletas ha tomado un nuevo rumbo: ha pasado de ser un polígono industrial de Puerto Real, a ser suelo patrimonial de la Junta, a parque tecnológico y, finalmente, a parque logístico estrechamente vinculado al puerto de Cádiz. También han cambiado otras cosas: aquél "Zipi" de la política gaditana es hoy quien manda en el puerto de Cádiz (Autoridad Portuaria de la Bahía) y, además, es quien tendrá mucho que decir en adelante en el desarrollo de Las Aletas. Y Barroso, como es sabido, hace tiempo que tomó otro rumbo.

Hace poco más de una semana que, por primera vez, se habló en público de este nuevo carácter de Las Aletas. "Ya nunca más será un polígono industrial, será un parque logístico". Uno de los técnicos de la Empresa Pública de Puertos de Andalucía (EPPA) trató de hacer llegar la importancia de este proyecto con un ejemplo: "Hace poco, Decathlon anunció que instalaba en Tanger-Med (puerto de Marruecos) su fábrica de distribución para todo el sur de Europa; eso para nosotros es una oportunidad perdida", aseguró.

Sin embargo, esta trascendencia pública no ha tenido demasiado impacto en las distintas administraciones que están implicadas en el desarrollo de Las Aletas. Desde el Ministerio de Hacienda, cuya subsecretaria, Pilar Platero, es presidenta del Consorcio, explicaban a este periódico que no había mayor novedad que la ya explicada tras la celebración de la última reunión en Cádiz, cuando se confirmó que, en base a las sentencias judiciales y al nuevo rediseño del proyecto, Las Aletas quedaba reducida a la mitad: de las 527 hectáreas, 286 serán intocables en cuanto a la actividad industrial al estar protegidas por el dominio público marítimo-terrestre. En el resto desaparece todo rastro de zona industrial y comercial. Sólo queda espacio para actividades logísticas.

Los técnicos de Puertos del Estado y de la Junta explicaron, hace algo más de una semana, que es el único espacio posible por sus características: junto a la autopista, cerca del puerto y con conexión ferroviaria (además de la cercanía del aeropuerto). Pero cabe recordar que, hoy día, y pese a estar aprobado por la Autoridad Portuaria y el Ayuntamiento de Puerto Real, aún no ha comenzado la actuación que lleve el necesario ramal ferroviario hasta La Cabezuela.

En este punto cabe otra reflexión, la que hizo uno de los mayores expertos en este campo de la Universidad de Cádiz, Francisco Piniella. Vino a decir, que toda la inversión pública que se pretende realizar en este espacio podría chocar con una realidad basada en los datos que ofreció, y que se resumen en que el puerto de la capital, ni por calado ni por espacio, incluso contando con la nueva terminal de contenedores, podría ser un puerto referente en el mundo como para justificar esa inversión.

Según datos de la Autoridad Portuaria, el puerto de Cádiz movió en el año 2015 un total de 3,3 toneladas de mercancías. En primer lugar, supone un descenso con respecto a las que se movieron en 2014 (3,5 millones). Pero, en segundo lugar, las mercancías que han pasado por el puerto de Cádiz no han parado de descender desde el año 2007, cuando se lograron mover 7,1 millones de toneladas. Con los datos del último ejercicio, el puerto de la capital está a niveles del año 1997, cuando fueron 3,1. Por contra, la actividad en el puerto de Algeciras es llamativamente distinta. En 2015 movió un total de 62,4 millones de mercancía general, cuando un año antes fueron 61,1 millones. Es decir, crece.

Según han publicado las webs especializadas, entre los 10 puertos más importantes de todo el mundo, siete son chinos. Todos destacan por el enorme tráfico de buques dedicados al transporte internacional y el alto volumen de movimiento de contenedores. Así, el puerto más grande del mundo en la actualidad es el de Shanghai (China) llegando a mover 2.012.744 millones de toneladas de cargamento y con un movimiento de unos 2.000 buques portacontenedores al mes. Le siguen el puerto de Singapur, con 537,6 millones de toneladas; el de Tianjín (China), con 476 millones de toneladas; el de Cantón (China), con 460 millones de toneladas; y el de Ningbo, con 453 millones de toneladas (según los datos de 2012). El primer puerto fuera de Asia en esta lista se encuentra en la sexta posición y es el de Rotterdam, que en el año 2012 alcanzó las 453 millones de toneladas de cargamento. Las últimas cuatro posiciones las ocupan los de Suzhou, Qingdao, Dalián, todos ellos en China, y Busan, en Corea del Sur. En 2012 movieron 428, 400, 303 y 298 millones de toneladas respectivamente.

Frente a esta 'realidad', desde la Junta de Andalucía y el Estado se apuesta por que Cádiz pase a ocupar, para empezar, un puesto destacado como puerto de tráfico de mercancías en España, donde Barcelona y Valencia copan todos los registros. Y la propia Autoridad Portuaria es firme defensora de esta idea, convencida de que la nueva terminal de contenedores, junto al tráfico de cruceros en la capital, y la alta capacidad de espacio y de calado del muelle de La Cabezuela, darán otra dimensión a este puerto.

Y cuentan con apoyos. Desde la Confederación de Empresarios de Cádiz (CEC), su presidente, Javier Sánchez Rojas, explicó a este periódico que "si con este nuevo enfoque el proyecto sale adelante, lo compro. Después de más de una década esperando, lo que hoy se puede ver en Las Aletas es arbustos e inactividad. Si eso se cambia por empresas y empleo, desde el respeto a todos los posicionamientos, me parece bien. Es mejor tener 2,5 millones de metros en situación de desarrollo en lugar de como están ahora", aseguró.

En la misma línea, desde CCOO se aseguró que el proyecto se ha ido modificando a lo largo de muchos años y que, llegados a este punto, "este cambio es oportuno, pero la Junta tiene que empezar ya a urbanizar el suelo", aseguró José Manuel Silva. Añadió que "ahora no tienen cabida las actividades industriales y comerciales, pero es que Las Aletas no está para eso. Todo lo que llegue a La Cabezuela puede servir para romper la carga y desde allí distribuir, y eso puede suponer que en Las Aletas se instalen empresas que distribuyan esa mercancía".

Silva finalizó recordando que "esta provincia tiene 200.000 razones que no pueden seguir esperando, son los 200.000 parados que necesitan un empleo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios