Gastronomía José Carlos Capel: “Lo que nos une a los españoles es la tortilla de patatas y El Corte Inglés”

Investigación

Un portuense, de repartidor de Amazon a ganar con su tesis un premio nacional

Juan de Dios Franco, recogiendo el premio de Fertiberia por su tesis sobre innovación agrícola.

Juan de Dios Franco, recogiendo el premio de Fertiberia por su tesis sobre innovación agrícola.

Quien quiere puede y el afán de superación es sin duda la fuerza que mueve al ser humano a vencer las dificultades y cumplir sus objetivos, por difícil que sea el camino.Esta es la historia de Juan de Dios Franco Navarro, un portuense de 41 años que se acaba de alzar con el premio Fertiberia a la mejor tesis doctoral en temas agrícolas. Este galardón, uno de los más destacados en investigación agronómica de toda Europa, reconoció la excepcional labor del investigador portuense en materia de fertilización y biotecnología por su tesis titulada ‘Funciones del cloruro como macronutriente beneficioso en plantas superiores’, que el jurado consideró “un perfecto ejercicio de estudio que servirá como base para el desarrollo de productos fertilizantes de alto valor añadido para el sector”.

Hasta ahí la noticia no pasaría de ser el mérito de un investigador brillante en su trabajo, pero hay que añadir otros elementos que hacen que, en este caso, el éxito  sea aún mucho mayor.

Juan de Dios estudió en la Universidad de Sevilla la licenciatura de Biología, después un Máster de Genética Molecular y Biotecnología Vegetal y luego hizo el Doctorado en Biología integrada.

Las investigaciones las llevó a cabo en el Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Sevilla, un centro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) con el que tuvo contrato hasta el año 2017.

Juan de Dios Franco Navarro. Juan de Dios Franco Navarro.

Juan de Dios Franco Navarro.

Cuando se le terminó  no tuvo más remedio que ponerse a buscar trabajo, al tiempo que iba realizando su tesis por libre, aunque con ayuda y apoyo del instituto del CSIC, encadenando varias ocupaciones mal pagadas y mal consideradas con otras en las que tuvo más suerte, como un empleo como repartidor de Amazon para la empresa Bespoke Delivery, en la que aún sigue trabajando los fines de semana.

Hay que decir además que Juan de Dios tiene una minusvalía de un 33% por una enfermedad degenerativa corneal por la que tuvo que hacerse un transplante de córnea.

Durante cinco años, desde 2017 a 2022, este portuense tuvo que hacer equilibrismos para poder presentar finalmente su tesis, trasnochando hasta las cinco de la madrugada muchos días para poder concluirla, aunque finalmente le ha dado una gran alegría y ha obtenido un importante reconocimiento. Hay que decir además que Juan de Dios es padre de dos niñas de 5 y 8 años.

Tras el éxito de su tesis, que abre el camino a un cambio de paradigma en la nutrición mineral de las plantas a través del cloruro, Juan de Dios encontró trabajo en la empresa Clece, donde presta sus servicios en varios hospitales de la provincia como experto en biología y técnico de calidad e integración I+D+I, sirviendo de enlace entre el servicio de limpieza de los hospitales y el de los profesionales de los centros sanitarios.

A pesar de su intensa carga de trabajo no ha dejado de trabajar los fines de semana como repartidor de Amazon, un trabajo al que le está muy agradecido porque su jefe, Víctor Manuel Castillo, que le dio todo tipo de facilidades para poder acudir a presentar y defender su tesis.

Cabe preguntarse qué habría podido hacer este brillante investigador si en lugar de tener que trabajar en su tesis de manera tan dificultosa, robando horas al sueño, lo hubiese hecho con la seguridad de un contrato más cómodo y con mejores condiciones. De momento le queda la satisfacción del trabajo bien hecho y el reconocimiento a una trayectoria que sin duda seguirá al alza.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios