Millán Alegre Navarro. Concejal de Fiestas

"Hay noches que tengo pesadillas con recortes que me persiguen"

Confiesa que estos días no se relaja hasta que no se lanza el último cohete, pero asegura que merece la pena porque la Feria "es la fiesta más importante de nuestra ciudad y el mejor escaparate que tenemos para atraer a visitantes.

-Ahora que no hay portada, ¿dónde vamos a quedar con los amigos?

-A falta de portada, hemos puesto unas andanas de botas de Fino de las distintas marcas bodegueras de El Puerto, fácilmente reconocibles y que no tienen pérdida. Además podemos innovar un poquito y aprovechar para quedar en otros puntos, como la glorieta de la fuente en la avenida de Las Banderas, que se ha preparado especialmente para la ocasión, o a la entrada de la Caseta Municipal, que todo el mundo conoce, pues nunca cambia de ubicación. Llevar móvil siempre es aconsejable por si uno es de perderse, pero es una recomendación que desde la Concejalía ya hacíamos cuando había portada. Cualquier lugar del Real es bueno para quedar con los amigos. Brindemos con la esperanza de que vengan tiempos mejores y con ellos que vuelva la portada.

-Su compañera Leocadia Benavente no para de darle disgustos con los dichosos recortes. ¿Se tomará un rebujito con ella para limar asperezas?

-A ver, yo soy más de Fino que de rebujito. Pero bueno… cuando coincidamos nos tomaremos lo que haga falta, hasta una tortilla con sus pimientos y todo. Eso sí, siguiendo su tónica, con moderación. Y es que, gracias a todos esos disgustos en el ayuntamiento de El Puerto podemos tener el consuelo, hoy en día, de no estar pasándolo tan mal como muchos de nuestros vecinos. Es más, y aunque suene a peloteo, asumir en la actualidad el cargo de Benavente no es tarea fácil, aunque a veces me cueste la misma vida reconocerlo. De hecho, yo hay noches que tengo pesadillas con recortes que me persiguen y la austeridad que me acosa, menos mal que luego llega la mañana y me despierto. Desde luego es un reto gobernar en los tiempos que corren, pero estoy convencido que la ilusión, el esfuerzo y el entusiasmo que este equipo de Gobierno pone a diario en el trabajo nos hacen ver un futuro mejor en el que con el esfuerzo de todos saldremos de esta situación.

-¿Con quién no quedaría nunca en la Feria?

-¿Tengo que decir la verdad? … En serio, nuestra Feria es la del vino Fino, y el Fino es un elemento que contribuye a ensalzar la amistad. Siempre que nos sirven una copa de fino solemos hacer un brindis que nos une, y con esos elementos es muy complicado no querer quedar con nadie en la feria de El Puerto. Creo que uno de los mayores pecados que hoy en día puede tener nuestra sociedad es la enemistad. Tenemos que contribuir todos a que con diálogo y respeto nos entendamos ciudades y naciones de todo el mundo, y aquellas personas que tenemos el honor y la responsabilidad de llevar los destinos de una ciudad o nación tenemos que ser ejemplares en respeto, tolerancia y diálogo con la sociedad y con nuestros demás compañeros del Gobierno y de la oposición. De esta manera conseguiremos metas que de otras formas no se han conseguido a lo largo de la historia ni se van a conseguir en pleno siglo XXI. Dicho esto, en la Feria de El Puerto no quedaría ni con la enemistad, ni con la intolerancia ni con los que no dialogan y no tienen respeto hacia los demás.

-Usted es uno de los encargados de atender a las visitas institucionales. ¿De quienes guarda mejor recuerdo?

-Tengo muy buenos recuerdos de todas las delegaciones que en estos cuatro años han visitado nuestra Feria y nuestra ciudad. Sin embargo, si hay una ciudad o comunidad con la que por muy diversas circunstancias hemos estrechado lazos de unión, que con el paso del tiempo se han convertido en lazos de amistad, ha sido la comunidad foral de Navarra. Nuestras relaciones han traspasado las fronteras de lo meramente institucional para convertirse en relaciones de amistad, y eso precisamente, la amistad, será el mayor tesoro que Millán Alegre se lleve cuando pase el tiempo y salga de la actividad política.

-¿Qué es lo que suele causar más extrañeza en los visitantes de otras regiones o países cuando llegan a la Feria?

-Sin duda, lo que más les asombra es observar cómo podemos estar 5 días y 6 noches prácticamente sin descanso, comiendo y bebiendo a cualquier hora del día. A nadie se le ocurre por norma general tomarse una copa de vino con una tortilla de patatas o pimientos fritos a las 6 ó 7 de la tarde, pero eso en la Feria es posible. Y de hecho, los portuenses lo hacemos desde que entramos hasta que salimos del recinto ferial de Las Banderas. Y sin ningún efecto negativo para nuestra salud, salvo algún que otro kilito de más y mucha retención de líquido.

-Este año, la dedicatoria cruza el Charco. ¿De verdad cree que algún iberoamericano visitará la ciudad por la dedicatoria de la Feria?

-No solamente estoy convencido de ello sino también de lo positivo que es y será de cara al sector turístico el poder dar a conocer nuestra Feria y nuestra ciudad a todos los agregados culturales y embajadores que nos visiten en estos cinco días. Ya tuvimos ocasión de hacerlo en Madrid hace solo unos días, cuando presentamos la Feria y el cartel de Manolo Prieto ante los distintos embajadores y agregados culturales que se quedaron sorprendidos muy gratamente de nuestra ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios