Plan Especial del Conjunto Histórico de El Puerto

La Junta de Andalucía insta a incluir las viviendas turísticas en el Peprichye

  • Un informe de la Consejería de Turismo considera insuficientes los apartamentos turísticos y contradice el criterio del arquitecto redactor

  • Se podrán presentar alegaciones al documento hasta el día 27 a las 13:30 horas

Una imagen de la exposición del Plan Especial de Protección del Conjunto Histórico (Peprichye) que se encuentra en el patio del palacio de Valdivieso. Una imagen de la exposición del Plan Especial de Protección del Conjunto Histórico (Peprichye) que se encuentra en el patio del palacio de Valdivieso.

Una imagen de la exposición del Plan Especial de Protección del Conjunto Histórico (Peprichye) que se encuentra en el patio del palacio de Valdivieso.

Uno de los elementos que caracterizan el Plan Especial de Protección y Reforma Interior del Conjunto Histórico y su Entorno (Peprichye) de El Puerto de Santa María, que se encuentra en exposición pública, es la prohibición de la explotación de viviendas turísticas en el casco urbano. Fue una de las cuestiones que dejó clara el arquitecto redactor, Manuel Ángel González Fustegueras, durante la presentación del documento en el restaurante Zaccaría, el mismo día en que se recepcionaron en el Ayuntamiento los ocho volúmenes que componen el Peprichye.

Ya entonces el urbanista y arquitecto redactor informó a los asistentes que el documento prohíbe habilitar pisos turísticos en el casco histórico (viviendas comunes de uso residencial que se destinan al alquiler turístico por un corto espacio de tiempo y con una gran rotación, utilizando plataformas como Airbnb), permitiéndose no obstante la construcción y explotación de apartamentos turísticos y hoteles.

La propuesta suscitó controversia entre algunos propietarios de pisos y viviendas en el centro de la ciudad, que ven en este sistema una oportunidad de negocio frente al alquiler tradicional por meses o años a un mismo arrendatario.

En la filosofía de los arquitectos que entienden el urbanismo como una disciplina que debe dar prioridad al interés general, los apartamentos turísticos son un elemento controvertido, ya que elevan los precios de los alquileres no turísticos y generan un impacto en la convivencia de las comunidades de vecinos, al mezclarse en un mismo bloque pisos habitados por familias que viven de manera estable con grupos de turistas que rotan constantemente, sin vínculos con la comunidad.

En algunas ciudades, los ayuntamientos se ha visto obligados a intervenir para regularizar e incluso prohibir este tipo de alquileres.

El Ayuntamiento señala que todos los informes recibidos hasta la fecha “son muy favorables”

En estos días está abierto el plazo de información pública y de alegaciones al Peprichye, después de la ampliación en 45 días adicionales, publicada en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) el 13 de agosto. Además, se están recibiendo informes sectoriales para la posible inclusión de sus recomendaciones en el documento.

Hasta la fecha, según ha informado el Ayuntamiento, se han recibido informes sectoriales de administraciones de la Junta de Andalucía, como Cultura y Patrimonio, Urbanismo, Vivienda, Puertos, Comercio y la Consejería de Turismo. Ha sido esta última la que ha exigido la inclusión de las viviendas turísticas en el informe que ha elaborado, que el Plan Especial del Casco Histórico no recogía en su aprobación inicial.

Según ha manifestado el concejal de Turismo, Curro Martínez, dicho informe sectorial “es preceptivo y recoge que hay que incluir no sólo apartamentos turísticos sino también viviendas turísticas”. El concejal ha declinado hacer ninguna valoración respecto a la inclusión de esta modalidad de negocio turístico.

El Ayuntamiento ha manifestado que en general todos los informes sectoriales recibidos hasta la fecha “son muy favorables al actual documento ”, salvo algunas matizaciones como la señalada.

Según Urbanismo, se han presentado 32 alegaciones, a falta de la próxima semana

En cuanto al número de alegaciones presentadas hasta la fecha, no ha crecido mucho respecto a las que se presentaron antes de entrar en vigor la prórroga (un total de 28), de manera que hay presentadas en el Registro General del Ayuntamiento 32 alegaciones, presentadas por ciudadanos a título individual, sobre casos concretos. No obstante, se espera que en la última semana (desde el próximo lunes hasta el viernes) se presenten algunas alegaciones más, ya que muchos interesados agotarán los plazos para argumentar mejor sus propuestas.

Cabe señalar que el plazo de alegaciones y de exposición pública concluye el viernes, día 27 (inclusive) a las 13:30 horas, cuando cierra la Oficina de Atención al Ciudadano (OAC). Mientras tanto, continúa la exposición pública del Peprichye en el patio del Palacio de Valdivieso, sede de Urbanismo.

Las alegaciones deberán ser analizadas por la empresa redactora del Peprichye, Territorio y Ciudad, para que las revise y las informe en un documento de respuesta. Posteriormente, deberá ser el Pleno el que apruebe de manera provisional el Peprichye en el primer trimestre de 2020, y de manera definitiva a finales del mismo año, según las previsiones de la Concejalía de Urbanismo, dirigida por la concejala Danuxia Enciso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios