Urbanismo

Puesta de largo para el Plan Especial del Conjunto Histórico

  • El Peprichye es dado de alta en el Registro Municipal después de casi diez años de elaboración

  • Empresarios, hosteleros, arquitectos y políticos se dan cita en el restaurante Zaccaría para conocer las líneas maestras del documento  

La llegada de la caja conteniendo el Plan Especial del Conjunto Histórico al restaurante Zaccaría. La llegada de la caja conteniendo el Plan Especial del Conjunto Histórico al restaurante Zaccaría.

La llegada de la caja conteniendo el Plan Especial del Conjunto Histórico al restaurante Zaccaría. / Andrés Mora

Comentarios 4

Aunque en el día de los Fieles Difuntos el documento del Peprichye llegó en una caja negra portada por dos ujieres municipales, lo que confería cierta solemnidad a la escena y podía recordar una ceremonia funeraria, el acto escenificado esta mañana en la puerta del Restaurante Zaccaría es justamente lo contrario: la resurrección de un documento esencial para la vida del centro de El Puerto después de haber permanecido en un limbo de normativas, informes sectoriales y trámites burocráticos durante ocho años. Lo que vieron entrar los numerosos empresarios, hosteleros, arquitectos, técnicos, políticos e invitados en general, presentes en el acto es la gran esperanza para la revitalización del casco histórico de El Puerto, la puesta de largo del Peprichye (Plan Especial del Conjunto Histórico y Entorno), largamente esperada, que después de largos años de trámitación a cargo de la empresa Territorio y Ciudad ya es una realidad.  

El flamante documento fue presentado en el patio del restaurante, durante un desayuno coloquio con el arquitecto jefe del equipo redactor del Peprichye, Manuel Ángel González Fustegueras, que estuvo acompañado por el alcalde David de la Encina, la concejala de Cultura, María Eugenia Lara, y el concejal de Economía y Hacienda, Antonio Fernández. Entre el público se encontraban, entre otros, el vicepresidente de la Asociación de Empresarios de El Puerto, Carlos Campoy; profesionales de la arquitectura, como Javier Ollero o José Manuel Morales; técnicos del área de Urbanismo, representantes de asociaciones como Barrio Alto, con Pedro Alamillos, antiguo concejal de Urbanismo; empresarios y hosteleros de la ciudad.    

El alcalde abrió el acto, manifestando que se estaba escenificando un paso importante, un acto que simboliza la puesta de largo del Peprichye, que mostraba el sello del Registro de entrada del Ayuntamiento con fecha 2 de noviembre de 2018, y con el cual se inicia un procedimiento que llevará en los próximos diez días a su revisión por parte de los técnicos municipales, aprobación provisional en un pleno que se celebrará en el mes de noviembre, exposición pública, debate por los agentes empresariales, profesionales y la ciudadanía, presentación ante de la Junta de Andalucía de informes pendientes, contestación de alegaciones, aprobación provisional y aprobación definitiva del Plan Especial. Un proceso que según adelantó el alcalde puede llevar en total de 6 a 8 meses y en el que el documento se dará a conocer a todos los grupos políticos y a la ciudadanía en una etapa de participación que enriquecerá al propio documento.

El público asistente a la puesta de largo del Peprichye. El público asistente a la puesta de largo del Peprichye.

El público asistente a la puesta de largo del Peprichye. / Andrés Mora

El arquitecto redactor, se ha encargado de ofrecer los detalles técnicos del Plan Especial, del cual destacó que tiene las mismas características que el que aprobó de manera provisional en 2011, y que la gran diferencia con aquel es que entonces no estaba probado el PGOU y ahora sí lo está. El arquitecto destacó que se trata por lo tanto de un documento adaptado a la nueva normativa urbanística, de manera que se ha introducido un plan de descontaminación visual del centro calle por calle además de un informe sobre la incidencia que tendrá en la salud del Barrio Alto, que está considerado zona desfavorecida. En el apartado de los números el arquitecto adelantó que se catalogan 700 fincas, con cuatro niveles de protección, además de que el plan interviene sobre la ciudad histórica, introduciendo un total de 25 propuestas de intervención, "que van a dar espacios nuevos de oportunidad". Paralelamente, el Plan Especial mejorará la calidad de vida y hará más atractivo el casco histórico, contribuyendo a su repoblación mediante "cargas de vivienda protegida" para rejuvenecer la edad de sus vecinos y recuperando y abriendo nuevos espacios libres

En el apartado de costes, el estudio económico refleja que la ejecución del Plan Especial, llevar a efecto lo que recoge, está presupuestado en 70 millones de euros, de los cuales 30 de ellos recaen en los propietarios de los inmuebles, mientras otros 40, el grueso, se reparte entre la administración autonómica y municipal, que será la que asuma menos costes.     

La elaboración del Plan ha sido compleja sobre todo por la incorporación de nueva normativa e informes a lo largo de estos últimos años, entre ellas la Evaluación Ambiental Estratégica, "que refleja que no tiene impacto negativo sobre el medio ambiente". De cualquier forma, la puesta de largo del documento celebrada hoy precede a su presentación en sociedad, que se hará de manera progresiva: dándolo a conocer en varias charlas a los sectores empresariales, al tejido social, y mediante una gran exposición pública. "Lo importante es que haya un proceso de transparencia y voluntad para completarlo", subrayó el propio arquitecto redactor. 

Una cuestión que suscitó alguna controversia entre los asistentes, es la prohibición de pisos turísticos recogida en el documento, aunque sí se permiten otros negocios de este tipo, como apartamentos turísticos u hoteles. De cualquier forma, una vez aprobado el Peprichye, aportará claridad sobre qué se pueda hacer en cada edificio, seguridad jurídica y por lo tanto capacidad para canalizar inversiones, potestad para conceder licencias que ahora tiene que conceder la Junta de Andalucía y un aumento de edificabilidad en algunos casos de hasta el 15%. Todos los elementos para repoblar el centro se contienen en los 8 tomos de que consta el documento, que Fustegueras fue extrayendo de la caja uno a uno.

El alcalde espera obtener el consenso político necesario para que, independientemente de quién gobierne tras la próximas elecciones municipales, el Plan Especial del Conjunto Histórico salga adelante.  

     

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios