Desescalada en El Puerto La Fundación Rafael Alberti abrirá desde este miércoles para visitas a las exposiciones, gratuitas para los portuenses

  • El centro abrirá con medidas de seguridad como la reducción del aforo y la creación de un recorrido señalizado

La Fundación Rafael Alberti abrirá desde este miércoles para visitas a las exposiciones. La Fundación Rafael Alberti abrirá desde este miércoles para visitas a las exposiciones.

La Fundación Rafael Alberti abrirá desde este miércoles para visitas a las exposiciones. / Andrés Mora

La Fundación Rafael Alberti volverá a estar abierta al público desde este miércoles 27 de mayo para visitas a las exposiciones permanentes y a la temporal. Así lo han anunciado la concejala de Cultura, Lola Campos, y el secretario de la Fundación Rafael Alberti, Enrique Pérez, explicando que esta apertura obedece al deseo de retomar la vida cultural de la ciudad una vez que se han tomado las medidas de seguridad necesarias para poder abrir al público conforme permite la fase 2 de la desescalada. Lola Campos ha aprovechado para recordar que la entrada es gratuita para todos los portuenses y residentes, por lo que les ha animado a acercarse a las exposiciones y conocer un poco más a una de las grandes figuras de la poesía.

Para poder abrir al público ha sido necesario reducir el aforo del centro, en el que como máximo podrán permanecer 20 personas simultáneamente. Además, se indicará con señalización el recorrido por las salas de exposición, en las que debe mantenerse la distancia mínima de seguridad entre visitantes. Es importante destacar que el uso de los elementos museográficos diseñados para un uso táctil por el visitante estará inhabilitado y tampoco estarán disponibles para los visitantes las audioguías, folletos en sala u otro material análogo.

Todo el público, incluido el que espera para acceder al museo, deberá guardar una distancia de seguridad interpersonal de dos metros. Para ello se han colocado elementos de señalización para marcar dicha distancia en zonas de acceso y espera. El personal de atención al público, que dispone de mampara de protección en la entrada, recordará a los visitantes la necesidad de cumplir esas pautas tanto en las zonas de circulación como en las salas de exposición.

Entre las medidas preventivas higiénico-sanitarias para el público visitante se han dispuesto dispensadores de gel hidroalcohólico para la limpieza de manos en las zonas de acceso hay, para su uso por los visitantes. Asimismo, se ha instalado la señalización necesaria para el uso correcto de las instalaciones (escaleras, ascensores y servicios), en las que se reforzará la limpieza y desinfección. Como es norma general, los visitantes deberán usar mascarilla o, en caso contrario, extremar la distancia de seguridad interpersonal de dos metros como mínimo.

Las fechas y horarios de visita serán los habituales: de martes a viernes de 10 a 14 horas y sábados y domingos de 10:30 a 14 horas. También se mantienen los precios de entrada general con un coste de 4 euros y de 2 euros para estudiantes y pensionistas.  

Exposición temporal de Alberti y Miró

Por otro lado, la Fundación quiere continuar dando a conocer y exponiendo la riqueza y variedad de sus fondos a través de sucesivas muestras temporales. Como casi todas las entidades museísticas, por razones de espacio, resulta imposible exponer simultáneamente todos los fondos de valor o interés expositivo. Entre esos fondos, además de la amplia obra literaria y gráfica de Alberti, se encuentran obras que son resultado de su colaboración con otros artistas e intelectuales. Por su trayectoria vital, con numerosos traslados y continuos viajes, y su extraordinario amor a la pintura, mantuvo relaciones más o menos estrechas con numerosos pintores (Picasso, Miró, Tàpies, Motherwell, Rivera, etc.)

Su amistad y colaboración artística con Miró fue especialmente interesante y fructífera. Ambos realizaron el magnífico libro- carpeta que ahora se expone: “Maravillas con variaciones acrósticas en el jardín de Miró”, editado en 1975. Para ello, Alberti compuso el extenso poema de dicho título, que constituye un homenaje a Miró, que se inspira en su personal estilo pictórico y que refleja en versos las singulares características de la obra del pintor catalán. Miró, por su parte, realizó una serie de veinte litografías que armonizan con el contenido del poema e ilustran ese peculiar “jardín” poético y pictórico, producto de la complicidad creativa de ambos artistas. Entre las obras gráficas expuestas actualmente en la primera planta, destacan la carpeta “El lirismo del alfabeto” y “El juego de la oca-toro".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios