El Puerto

Denuncian la mala señalización de distintos aparcamientos reservados para discapacitados

  • Los carteles que indican la prohibición de estacionar no se incluyen y no se puede multar al infractor

El aparcamiento reservado de la calle Tórtola, que aunque está pintado en el suelo carece de los discos de prohibido aparcar. El aparcamiento reservado de la calle Tórtola, que aunque está pintado en el suelo carece de los discos de prohibido aparcar.

El aparcamiento reservado de la calle Tórtola, que aunque está pintado en el suelo carece de los discos de prohibido aparcar.

Distintos aparcamientos reservados para personas con movilidad reducida en El Puerto no cumplen con los parámetros necesarios para disuadir a los conductores de que no es apropiado estacionar en ellos, ya que hacerlo puede llevar aparejado una sanción.

Así lo ha denunciado Manuel Pérez Navarro, que lleva años luchando para que la ciudad mantenga unas condiciones óptimas para hacerle la vida más fácil a las personas discapacitadas. En este sentido, Pérez Navarro ha criticado que diferentes aparcamientos reservados no están bien señalizados, y por lo tanto cualquier persona sin discapacidad puede estacionar en ellos, sin que la autoridad le pueda sancionar o retirar el vehículo en caso de que necesite ser usado por un discapacitado.

En primer lugar, Manuel Pérez Navarro, El Trompeta, que ha renunciado hace escasas fechas a su cargo como vocal de Movilidad en la junta directiva de la asociación La Gaviota, ha denunciado la situación en que se encuentra el aparcamiento reservado existente en la calle Tórtola. En dicho lugar, no está claro si el aparcamiento para discapacitados se ha suprimido o sigue vigente, ya que, aunque está pintado en el suelo, han desaparecido de la pared los dos discos de información y prohibición, que deben señalizar con claridad que es una aparcamiento reservado y se multará a quien lo use sin tener derecho a ello. Estos dos discos se retiraron de la pared del bloque donde estaban instalados cuando se procedió a pintar el edificio, y no se han vuelto a instalar, con lo que el aparcamiento reservado quedaría invalidado a efectos prácticos. Esto ha sido denunciado por el afectado, sin que se hayan repuesto las señales.

También ha querido llamar la atención sobre la situación que se produce en los aparcamientos de Supersol, en la avenida de la Libertad, que carece igualmente de las dos señales preceptivas para que la reserva de espacio sea efectiva, la que informa de que se trata de un aparcamiento para discapacitados, y la que establece la prohibición de estacionar.

El aparcamiento del supermercado, al que también le faltan elementos de señalización. El aparcamiento del supermercado, al que también le faltan elementos de señalización.

El aparcamiento del supermercado, al que también le faltan elementos de señalización.

De igual manera, otro estacionamiento reservado que no cumple los estándares que le confieren eficacia disuasiva se encuentra en el supermercado Día, de la avenida Alcalde Eduardo Ruiz Gollury, en la que tampoco están los dos discos, de manera que “se informa pero no se prohibe”. Manuel Pérez Navarro, como usuario afectado, pide que todos los estacionamientos reservados cumplan los requisitos en cuanto a señalización, ya que en caso contrario “la Policía Local no puede actuar”, y personas que realmente los necesitan no pueden estacionar, al encontrarlos ocupados.

Cabe recordar que en los diez primeros meses de 2018, la Policía Local levantó 891 actas por estacionar en zonas de reserva para personas con movilidad reducida, si bien el concejal del área Ángel M. González, reconoció que “aún queda mucho trabajo por hacer”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios