Vivienda

Colectivos sociales advierten del aumento de los desahucios y de la infravivienda

  • El elevado precio de los alquileres y la compra de inmuebles completos como inversión dificulta el acceso a la vivienda

Una imagen del desahucio de un edificio en la calle Recta.

Una imagen del desahucio de un edificio en la calle Recta. / D.C.

Cuando se acaba de cumplir el cuarto aniversario de la Oficina de Intermediación sobre Desahucios, desde la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) alertan de la situación de “extrema gravedad” por la que atraviesa la situación de la vivienda en la ciudad, con un número creciente de desahucios, aunque de un tiempo a esta parte la alarma social que producen este tipo de casos ha descendido, quizás por una menor presencia de este tipo de noticias en los medios de comunicación entre otras causas.

Desde la entidad aseguran que en El Puerto “prácticamente la totalidad de entidades bancarias continúan interponiendo demandas de desahucio a diario para la recuperación de viviendas que, en su mayoría, quedan posteriormente cerradas. Cada vez son más los fondos buitres que compran edificios completos en mal estado para su posterior venta, dejándolos en estado ruinoso hasta que encuentran la mejor oferta. Por otro lado encontramos empresas que se encargan de las viviendas ocupadas propiedad de los bancos”, denuncian.

También lamentan desde este colectivo los precios desorbitados de los alquileres, así como la existencia de edificios completos “en manos de especuladores que alquilan infraviviendas con precios que sobrepasan los 350 euros al mes”.

En este punto coincide también el Foro Social, que corrobora la existencia de edificios completos, en el Barrio Alto de la ciudad, que no cuentan ni siquiera con cédula de habitabilidad y que sin embargo se están alquilando a familias sin recursos, de manera totalmente irregular, con luz y agua de obra.

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca ha puesto el asunto en conocimiento del Ayuntamiento, alertando de la situación de vulnerabilidad en la que se encuentran cientos de familias. Entre tanto, desde la oficina siguen trabajando en los numerosos expedientes de desahucio que hay abiertos, llegando nuevos casos prácticamente a diario. El último desahucio que trascendió públicamente fue el de un edificio en la calle Recta ocupado por nueve familias, el pasado mes de octubre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios