Elecciones municipales en Cádiz 2019 El PSOE abre brecha en la provincia de Cádiz en la gran noche de Kichi

  • Los socialistas triunfan en 24 de los 45 municipios y conservan la Diputación

  • El alcalde de Cádiz gana con holgura y se queda a apenas un edil de la mayoría absoluta

  • Pobres resultados para un PP que se consuela con volver a ser la segunda fuerza

José María González 'Kichi' celebra su triunfo electoral de ayer en Cádiz José María González 'Kichi' celebra su triunfo electoral de ayer en Cádiz

José María González 'Kichi' celebra su triunfo electoral de ayer en Cádiz / Fito Carreto

Sendos triunfos incontestables en las municipales y en las europeas permitieron ayer al PSOE cerrar el círculo en la provincia de Cádiz y convertirse muchos años después en la fuerza política hegemónica en la circunscripción gaditana en todos los ámbitos electorales posibles, después de que este partido también saliera triunfante en las elecciones andaluzas del pasado 2 de diciembre y en las generales del 28 de abril.

El PSOE ganó sobrado con más de 52.000 votos de diferencia y casi 10 puntos porcentuales por encima del PP, que encontró algo de consuelo al recuperar la segunda plaza en la provincia. Pero los socialistas no pudieron impedir que sus alcaldes victoriosos tuvieran que verse obligados a repartir el protagonismo con alcaldes de otras fuerzas que ayer se dieron un baño de multitud. Le sucedió a regidores como los de la Línea, Barbate o Setenil, que literalmente arrasaron en las urnas, pero el papel estelar de la jornada electoral de ayer estaba reservado para José María González Kichi, que derrotó con claridad al antaño todopoderoso PP de la capital gaditana y que se quedó a apenas un concejal de hacerse con la mayoría absoluta.

El PSOE prácticamente calcó sus resultados de las elecciones municipales de hace cuatro años porque si entonces ganó en 25 municipios gaditanos, ayer lo hizo en 24. Los socialistas dejaron de ser la fuerza más votada en localidades como La Línea, Jimena, Puerto Serrano y Algar pero por el contrario salieron victoriosos en Chipiona, Tarifa y, de manera muy especial, en Jerez.

Por seguir buscando similitudes entre los comicios locales de 2015 y los de ayer, entonces el PSOE obtuvo 12 mayorías absolutas y ayer superó este listón en 14 poblaciones. Y en cuanto a los números, ayer logró unos 14.000 votos más que hace cuatro años, elevando el respaldo en las urnas de un 28,44% a un 31,17%.Es verdad que en las filas socialistas pudiera haber más de uno que se esperara un triunfo aún más holgado, a la vista sobre todo de los resultados de las elecciones generales de hace un mes, cuando los socialistas consiguieron ganar en 44 de los 45 municipios gaditanos (sólo se le resistió Trebujena). Pero si no pudo acercarse a esa marca pues por varias razones como, por ejemplo, que la llamada al voto útil no tuvo ya tanto eco (ayer votaron en la provincia más de 100.000 personas menos que el 28 de abril) o que el personalismo de varios alcaldes no socialistas o bien se mantuvo inalterable o bien se disparó como la espuma.

En cualquier caso, la de anoche fue una jornada tremendamente positiva para un PSOE gaditano que logra conservar el gobierno de la Diputación (pierde un diputado pero se beneficia de la fragmentación del resto de la Corporación provincial), que ve como alcaldes que llegaron al cargo en 2015 se asientan claramente en sus puestos (como los de San Fernando, Rota, Alcalá de los Gazules o Arcos), que vuelve a salir victorioso en Jerez 12 años después y, sobre todo, que sufre muy pocas derrotas inesperadas o llamativas.

Tras verse superado por Ciudadanos y por la confluencia de Podemos e IU tanto en diciembre como en abril, el PP ganó ayer algo de autoestima al situarse de nuevo como segunda fuerza en la provincia. Las buenas noticias para este partido vinieron desde Vejer, Prado del Rey y Algar –en los tres sitios logró mayoría absoluta– y de otras dos ciudades importantes donde estas siglas fueron las más votadas: Algeciras –donde se supone que Landaluce, pese a perder la mayoría absoluta podrá seguir gobernando con el apoyo de Cs o de Vox– y El Puerto, donde Germán Beardo ganó al final tras un escrutinio muy apretado.

Pero el PP también recibió muchos disgustos. El más sonado vino desde la capital de la provincia, donde este partido cuatro concejales de una tacada, pero tampoco llegaron buenas noticias desde San Fernando, Rota, La Línea, etc.

En cifras absolutas el PP perdió casi 32.000 votos con respecto a los comicios locales de 2015 (116.000 frente a los 171.700 de entonces), pero al menos volvió a superar la cifra de los 100.000 votos en la provincia de Cádiz, algo que no logró ni en las elecciones andaluzas, ni en las generales.

Donde sí hubo ayer alegría, y mucha, fue en la confluencia de Podemos e IU, que ganó en 11 municipios gaditanos, y en seis de ellos con mayoría absoluta. Los primeros, lo de la formación morada, lograron ayer en Cádiz y en Puerto Real sus primeras victorias en unas elecciones municipales en la circunscripción gaditana. En la capital lo hizo sin despeinarse y ganando tres concejales sobre los 10 que lograron por separado hace cuatro años Por Cádiz sí se Puede y Ganemos. Sólo un casi imposible acuerdo a tres bandas entre PP, PSOE y Ciudadanos, separaría a Kichi de la Alcaldía.

Y en Puerto Real, por su parte, el alcalde actual, Antonio Romero, ganó de manera muy ajustada al PSOE y se supone que podrá seguir gobernando aunque sin gozar de la mayoría absoluta.

Con o sin el paraguas de Adelante, Izquierda Unida (IU), por su parte, ganó en nueve localidades gaditanas, cuando en 2015 sólo lo hizo en seis. Las novedades vinieron desde Puerto Serrano, donde los izquierdistas recuperarán la Alcaldía cuatro años después en la persona de Daniel Pérez, Jimena y San Martín del Tesorillo, que celebró ayer las primeras elecciones municipales de su historia como municipio independiente.

IU logró salvar por apenas 200 votos de diferencia su santuario de Trebujena, y se llevó sendos disgustos provenientes de la comarca de La Janda. Y es que, aunque ganaron en las urnas, los alcaldes izquierdistas de Conil y Medina Sidonia perdieron sus respectivas mayorías absolutas y ahora dependen de los pactos.

También fue la de ayer una jornada electoral muy satisfactoria para los nuevos andalucistas refundados en la formación Andalucía por Sí. Porque si el Partido Andalucista ganó en 2015 en cinco municipios, ayer lo hizo en tres, aunque en todos ellos con mayoría absoluta. Este dato viene a callar a quienes auguraban el final de un andalucismo que, si bien es cierto que tuvo unos resultados pobrísimos en andaluzas y en generales, ha vuelto a demostrar que tiene cierto tirón en las locales. De esta manera AxSí logró salvar a lo justo la mayoría absoluta en Villamartín y arrasó en Barbate y en Setenil. En la primera de estas localidades, Miguel Molina sorprendió a propios y extraños al conseguir para su partido 17 concejales (nueve más que hace cuatro años) de un Ayuntamiento de 21. Y en Setenil los andalucistas lograron ocho de los 11 concejales que conforman el salón de plenos.

Pero si un alcalde dejó a la provincia con la boca abierta ese fue el de La Línea. Juan Franco, que en 2015 lideró un partido político de nueva creación denominado La Línea 100x100 y que entonces llegó a la Alcaldía con un acuerdo a tres bandas para derrocar al PSOE, ayer se destapó al conseguir más del 67% de los votos válidos, lo que le permitió abarcar hasta 21 de los 25 concejales de esta Corporación municipal. El premio añadido fue que La Línea 100x100 tendrá hasta dos diputados provinciales.

Esta marca 100x100 se extendió en estas elecciones locales a otros municipios del Campo de Gibraltar. Y en uno de ellos, en Los Barrios, estas siglas independientes salieron triunfadoras por muy escaso margen sobre el PSOE.

En cualquier caso, no fue ayer un día muy productivo para los partidos independientes o localistas. A excepción hecha de los 100x100, ninguno ganó, aunque hay siglas como Alcalá Somos Todos (en Alcalá del Valle) o Unidos por Chipiona (UxCh), por citar algunas que tendrán mucho o bastante que decir de cara a la conformación de los nuevos gobiernos municipales.

Del resto de siglas que concurrieron a estas elecciones hay que destacar los casos de Ciudadanos y de Vox, que no lograron vencer en ningún municipio pero que al menos sí crecieron en votos con respecto a sus resultados de 2015, algo que por otro lado no era muy complicado debido a que hace cuatro años se quedaron muy lejos de sus expectativas.

Ciudadanos, por ejemplo, llegó a los 46.500 votos, muy lejos de sus magníficos resultados de diciembre y abril, pero casi duplicando lo logrado hace cuatro años. La provincia tendrá ahora 37 concejales de la formación naranja, y es de prever que algunos de ellos entren en los nuevos gobiernos municipales que empezarán a funcionar cuando el sábado 15 de junio se celebren las sesiones de investidura en todos los ayuntamientos.

En lo que respecta a Vox, este partido rozó los 14.000 votos y consiguió sus primeros nueve concejales de su historia. Y en algunos municipios como Algeciras o El Puerto estos ediles del partido de Abascal puede tener mucho que decir para cerrar esos nuevos gobiernos.

En total, en la provincia de Cádiz hubo ayer 27 mayorías absolutas, mientras que otros 18 municipios quedan a expensas de los pactos postelectorales para conocer quiénes serán sus nuevos alcaldes. No obstante hay municipios en los que se da por hecho que la oposición no podrá unirse para apartar a la fuerza más votada como sucedería por ejemplo en San Fernando, Chiclana o Puerto Real, por ejemplo.

En las elecciones municipales de ayer votaron en la provincia de Cádiz 543.430 personas, lo que supuso el 55,67% del censo. Este porcentaje no sólo es mínima inferior al que se registró hace cuatro años (56,18%) sino, lo más llamativo quizás, es el segundo más bajo de todas las elecciones municipales celebradas en la circunscripción electoral gaditana desde las primeras elecciones democráticas locales de 1979. El porcentaje más bajo de participación sigue siendo aún el 52,87% registrado en las elecciones municipales de 1991.Como el porcentaje de participación en las europeas se quedó en un 54,83%, se deduce que casi 9.000 personas que acudieron a las urnas ayer en la provincia depositaron su voto para las elecciones municipales pero no lo hicieron para las europeas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios