Así es... Juancho Ortiz | Candidato del PP en Cádiz El hombre que ha aceptado el inmenso reto de suceder a Teófila

  • Este gaditano de 47 años ha pasado ahora a liderar el proyecto popular tras llegar a la política municipal en 2003

Juancho Ortiz, en la plaza de San Agustín de la capital gaditana. Juancho Ortiz, en la plaza de San Agustín de la capital gaditana.

Juancho Ortiz, en la plaza de San Agustín de la capital gaditana. / Julio González

Juancho para sus amigos y familia desde siempre y ahora también para la política. A sus 47 años tiene el inmenso reto de recoger el legado de Teófila Martínez en el Partido Popular y tratar de recuperar la Alcaldía. La conversación para realizar este perfil se realiza en el recorrido que va desde la plaza de San Agustín hasta la Cuesta de las Calesas de la capital gaditana porque tiene una agenda que echa fuego: “La actividad estos días no es una locura pero sí es muy intensa”.

En el trayecto le para alguna gente y le desea suerte: “En estos días estoy recibiendo el apoyo de muchos gaditanos. Jamás me han parado tanto como lo están haciendo ahora para darme ánimos y decirme que esto hay que cambiarlo”.

Abogado de profesión, pese a que abarcó bastante responsabilidad en el equipo de Gobierno de Teófila Martínez desde que formara parte de las listas municipales en el año 2003, nunca ha estado liberado. Es un convencido de que no se debe hacer “porque te enriquece mucho no perder el contacto con la calle. La actividad política es un viaje de ida y vuelta y yo tengo muy claro que no me voy a dedicar toda la vida a ella”. ¿Y si resulta elegido alcalde? “Entonces quizás tenga replantearme profesionalmente la situación, pero eso dependerá de si depositan en mí su confianza o no”.

Tiempos no tan lejanos o sí en los que cogía un Seat Panda y se iba para Tarifa a hacer windsurf y que ahora han desaparecido de su vida. De hecho, si hay algo que echa de menos es tiempo libre “y eso me ocurre desde que entré en la política en el año 2003. Ahora disfrutaría con tener ratos libres, aunque fuera sólo una mañana durante una semana”.

Juancho siempre ha sido un tipo arrojado y con una cierta dosis de liderazgo que apuntaba desde sus tiempos de joven cuando cursaba estudios en el colegio San Felipe Neri. Desde que entró hace 16 años en política cree que ha ganado en experiencia y también en relaciones sociales. De hecho afirma que en ella ha encontrado amistades . En la rueda de prensa que ha tenido unos minutos antes en la plaza de San Agustín ha hablado con mucho aplomo, tranquilo, lejos de un lenguaje agresivo que ha exhibido en otras ocasiones en el Pleno municipal. Se siente cómodo en este papel que ahora le ha tocado jugar y siempre ha tenido un cierto don para manejarse bien con la gente, para caer bien, a pesar de que a veces ha ejercido de poli malo en su grupo municipal.

Con Teófila Martínez asegura que no tuvo una mili “sino que directamente nos metía en batalla y ese fue el motor que permitió que la ciudad se transformara”.Está casado con Yolanda, a la que conoció cuando estudiaba en la Facultad de Derecho de Sevilla y que le ha acompañado en todo este viaje: “La familia más que sufre, acompaña. Para mí es un activo muy importante sentir que están ahí”.

Vive con una ilusión puesta en el 26 de mayo “porque creo que la sociedad está demandando un cambio. Podemos ha sido un experimento frustrado y la gente quiere despertarse de esta pesadilla”. Pero como en toda partida, puede haber una victoria o una derrota: “Uno ya está preparado absolutamente para todo. Ha habido elecciones muy buenas y otras menos. En las últimas municipales ganamos pero no conseguimos gobernar y eso es lo que queremos ahora pero estoy dispuesto a asumir lo que tenga que asumir”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios