Gastronomía José Carlos Capel: “Lo que nos une a los españoles es la tortilla de patatas y El Corte Inglés”

Reyes Maroto | Ministra de Industria, Turismo y Comercio

"Abengoa estaría hoy salvada si la Junta hubiera actuado como lo hizo el Gobierno"

Reyes Maroto, ministra de Industria, Comercio y Turismo.

Reyes Maroto, ministra de Industria, Comercio y Turismo. / Miguel Gómez

Reyes Maroto (Medina del Campo, Valladolid, 1973), es la primera titular de la cartera de Industria que visita la Zona Franca de Cádiz en sus 93 años de historia. El motivo es una charla sobre este sector organizada el pasado viernes por CCOO. Maroto incide en el efecto tractor de los Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica (Perte), financiados por los fondos Next Generation. Pero su visita, la segunda en dos semanas a la provincia, también se puede interpretar en una evidente clave preelectoral.

–Estamos a unos kilómetros en línea recta de Puerto Real, la única planta que Airbus ha cerrado en Europa. ¿El Gobierno está satisfecho con cómo se está desarrollando la reagrupación de su actividad industrial en la Bahía?

–El acuerdo que firmamos Ministerio de Industria, sindicatos y Airbus, incluye la garantía del mantenimiento del empleo, algo que no estaba en la mesa de Airbus. También contemplamos proyectos industriales para la planta de Puerto Real. Ese acuerdo se tiene que cumplir y en eso estamos. Se ha creado un grupo grupo de trabajo vinculado al desarrollo de tecnologías al que hemos sumado partners privados como Navantia o Cepsa, grandes empresas tractoras en la provincia de Cádiz. Y estamos trabajando en el diseño de la gobernanza. Por tanto, nuestra valoración es positiva desde el punto de vista de la garantía del empleo. Pero queremos que Airbus cumpla el acuerdo y que podamos desarrollar las capacidades industriales para que pronto tengamos un nuevo polo vinculado a la industria 4.0.

–¿Qué se va a hacer en esa planta? Lo poco que se conoce parece muy similar al Centro de Fabricación Avanzada que la Junta promueve muy cerca de allí.

–La Junta tiene que aclarar si la apuesta es tener dos centros que compitan o una integración. Desde el Gobierno de España queremos apoyar el desarrollo de las capacidades industriales que están en el acuerdo al que nos comprometimos. Somos un Gobierno que tiene palabra y con los hechos la reforzamos, como ha pasado en otras crisis industriales como la de Vestas en León, o la de Alcoa en Lugo. Nuestro compromiso es que haya un proyecto industrial. Hemos puesto a disposición de los actores los proyectos que estamos desplegando con los fondos europeos. Hablamos del Perte naval, del Perte vinculado la aeronáutica o del Perte agroalimentario. El Gobierno tiene en la industria un pilar de nuestra modernización y queremos ser protagonistas. Esperamos que el nuevo gobierno que salga de las elecciones andaluzas realmente se crea que la industria es un pilar para Andalucía. Nosotros vamos a tender la mano. Pero puedo decir que en Moreno Bonilla sólo hemos encontrado pasividad, falta de compromiso, y cuando ha habido problemas, se ha puesto de lado para que el Gobierno de España lo resuelva.

–¿Sería el caso de Puerto Real?

–De Puerto Real, o, por ejemplo, del convenio del metal de Cádiz, que supuso muchos días de huelga, y en el que tuve un papel silencioso pero muy activo a la hora de generar la confianza para que todas las partes se sentaran. Y otro ejemplo es Abengoa, que no debería estar hoy pidiendo un rescate a la SEPI. Abengoa estaría salvada si la Junta hubiera asumido su compromiso de financiar parte de sus necesidades de liquidez, como hizo el Gobierno de España.

–¿Tiene sentido salvar ahora Abengoa para que quede en manos extranjeras? 

–Siempre que ayudamos a una empresa, tenemos que buscar el modelo. Puedo poner como ejemplo a Duro Felguera, con muchos problemas en el pasado y que hoy ha encontrado un proyecto industrial que le puede dar un futuro. Abengoa estaba muy diversificada y eso generaba muchísimo riesgo, pero Abenewwco es la que tiene realmente todos los activos humanos, con más de 2.000 personas trabajando en Sevilla. Con la Junta, especialmente el consejero de Hacienda, Juan Bravo, personalmente he tenido conversaciones duras, porque cuando le exigía responsabilidad respondía que no podía hacer nada. Un Gobierno no está aquí para no hacer nada sino para resolver problemas y generar oportunidades.

"La Junta debe aclarar si quiere en Puerto Real dos centros que compitan entre sí"

–El esquema que se plantea para rescatar a Abengoa dejaría fuera a miles de pequeños accionistas. ¿No hay forma de incluirlos?

–Cuando tenemos problemas con las empresas, el Ministerio de Industria, y yo personalmente, siempre tratamos de encontrar un modelo en el que todos ganen. Los trabajadores y trabajadoras son los más vulnerables y los que siempre pierden en una crisis industrial. Nuestra principal preocupación es siempre velar por mantener los empleos. Y si hay un cambio de propiedad o de empresa, que haya una subrogación de esos puestos de trabajo. Debemos encontrar el mejor modelo para dar viabilidad y que los accionistas minoritarios no sean los que pierdan. Hay que ver que las cargas de Abengoa se distribuyan y conseguir un acuerdo bueno para los trabajadores, que son los principales beneficiarios de que Abengoa no quiebre, y también para accionistas mayoritarios y minoritarios y repartir el esfuerzo.

–Hay muchas expectativas en el Perte naval, pero aún no se han publicado las bases. ¿Cuándo será una realidad?

–Todos los Perte son complejos pero sí le puedo decir que tras el verano estaremos en condiciones de publicar las bases y la convocatoria. Tenemos proyectos concretos tanto con Pymar como con Navantia, ya que hace un año lanzamos las manifestaciones de interés para conocer proyectos tractores que las empresas estaban en condiciones de presentarnos

–Pero cuanto más se retrasen, menos tiempo tienen las empresas para que le den forma dentro de los plazos muy concretos de los fondos europeos.  

–Tenemos un horizonte hasta 2026. El problema no es de ejecución, sino es no tener proyectos. Por eso llevamos más de un año trabajando en el caso del Perte naval con Pymar y Navantia, empresa tractora de proyectos sobre todo en el ámbito del gemelo digital o de la eólica off-shore, de la mano de un buen partner como Iberdrola, para que puedan desarrollarse no sólo en Ferrol sino también aquí en Puerto Real, donde necesitamos dar carga de trabajo.

Reyes Maroto, ministra de Industria, Comercio y Turismo. Reyes Maroto, ministra de Industria, Comercio y Turismo.

Reyes Maroto, ministra de Industria, Comercio y Turismo. / Miguel Gómez

–Uno de las obras que debe dar carga de trabajo a Puerto Real es el BAM-IS, la estrella de los presupuestos de 2021 y 2022. Pero el problema es la baja ejecución de las inversiones del Estado. ¿Por qué es tan reducida en una provincia castigada por el paro?

–Este Gobierno es el que más está invirtiendo en Cádiz. Otra cosa son los tiempos, que hacen que se retrasen por problemas administrativos o por su propia definición. Pero quiero contrastar su observación, no sólo en Cádiz, sino en Andalucía. Sólo en fondos europeos, Andalucía ha recibido hasta el 30 de abril más de 2.800 millones de euros de los que 2.300 va a gestionar directamente la Junta. Y la Junta nos ha abocado a unas elecciones claramente partidistas sin pensar en los intereses de los andaluces. El Gobierno que salga de las urnas tendrá que gestionar esos fondos, y eso es una responsabilidad. Los andaluces y andaluzas tienen que saber a la hora de comprometer su voto quién está en mejores condiciones para gestionarlos, teniendo en cuenta la pasividad del Gobierno del PP en estos años. Un PP que, quiero recordar, votó en contra de la llegada de los fondos europeos y de los Perte.

–¿Cuándo se verá realmente el efecto de esos Perte? Vemos anuncios pero nada se concreta.

–Son proyectos que van a suponer un cambio de nuestro tejido productivo en cinco años. En algunos Perte vamos más avanzados. El primero que presentamos es el del vehículo eléctrico y ya tenemos anuncio, y no sólo la gigafactoría en Sagunto. Recuerdo que se va a financiar un proyecto de economía circular que Renault va a poner en marcha en su fábrica de Sevilla. Espero que a finales de año ya estén los proyectos evaluados para que 2023 se inicien todos ellos.

"El acuerdo que firmamos el Ministerio, sindicatos y Airbus se tiene que cumplir y en esas estamos"

–La mayoría de la investidura no está apoyando las últimas leyes del Gobierno en el Congreso. ¿Si hay adelanto electoral afectaría a la tramitación de estos Perte? 

–Los Perte se aprobaron en diciembre de 2020 con una mayoría del Congreso y no están en riesgo. Esta misma semana se presentó el Perte Chip y Andalucía está en muy buena posición para liderar proyectos. Estamos trabajando a pequeña escala con dos clústers, en Granada y el Andalucía Smart City. Somos un altavoz para que empresas de otros países inviertan en España. Fruto del anuncio del Perte Chip, Intel ha dicho esta misma semana que va a invertir 200 millones en nuestro país. La marca España está muy reforzada por la buena salida de una pandemia que paró la economía. Fuimos uno de los países más afectados en PIB pero no en empleo, gracias a la red de seguridad como los Erte o las líneas ICO. El hecho de que España hoy lidere el crecimiento del empleo en Europa genera mucha confianza.

–La guerra de Ucrania ha cambiado la perspectiva.Inflación, escalada de los precios de la energía, más costes laborales... ¿Puede variar el escenario que plantea el Gobierno para los Perte? 

–La inversión en los Perte está garantizada. La incertidumbre de la guerra refuerza aún más, si cabe, nuestra apuesta por la autonomía industrial. Y estamos dando respuesta a los problemas que generala guerra, con ayudas en la tarifa a los consumidores y a las empresas electrointensivas, de las que tenemos varios ejemplos en Andalucía, como Acerinox. Hemos conseguido que Europa nos autorice un tope en el gas para rebajar la factura de una manera inmediata. Buscamos soluciones y quiero recordar que el PP y Vox votaron en contra del plan de respuesta a la guerra, más de 6.000 millones en ayudas directas y 10.000 millones en avales del ICO.

"Pedimos al Gobierno andaluz que salga de las urnas que ponga un cordón sanitario a la ultraderecha"

–Una de sus áreas de responsabilidad es el turismo, que podríamos decir que es la mayor “industria” de Andalucía. ¿Se prevé un verano de normalidad prepandémica? 

–El turismo es uno de los sectores que más va a aportar a la economía. Estamos en niveles prepandemia de empleo. En enero, con la incertidumbre que generó la ómicron, habríamos pensado que era muy difícil de alcanzar. Por lo tanto, las previsiones son muy optimistas. En Andalucía hemos recuperado el 90% del nivel prepandemia de las pernoctaciones en hoteles. En 2022 estaremos en condiciones de recuperar los niveles de turistas y gasto prepandemia.

–Las empresas del sector tienen dificultades para encontrar mano de obra. ¿Es un problema de escasez de trabajadores cualificados o de modelo empresarial? 

–Tenemos que profesionalizar la cadena de valor de todo el sector turístico. Si invertimos en las personas, se generarán unas mayores ganas de los trabajadores de dedicarse al sector. La reforma laboral ha supuesto una mejora de las condiciones con la transformación de contratos temporales en indefinidos. En abril, uno de cada dos contratos fue indefinido y el sector turístico es el que está haciendo un mayor esfuerzo en adaptar la reforma laboral a su modelo de negocio. Y creo que administración y sector privado debemos tener una agenda para reforzar la reputación de nuestro sector turístico.

–Por último, ¿qué espera del nuevo Gobierno que salga de las urnas el 19-J? 

–Espero lealtad con el Gobierno de España. Si trabajamos juntos vamos a llegar más lejos. Y que tenga un proyecto para Andalucía. En estos años de Gobierno del PPhemos visto que carece de modelo. No lo tiene para España ni para Andalucía. Por último, pedimos al que gane que ponga un cordón sanitario a la ultraderecha. Lo que es malo para Europa, es malo para España y para Andalucía. No queremos perder derechos ni libertades y Vox representa claramente eso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios