Comparsa de Cardoso

Comparsa La sagrada familia

Comparsa La sagrada familia

Comentarios 1

Uno de los alicientes del COAC 2019 es el regreso de la comparsa barbateña de José Manuel Cardoso y Antonio Reyes, que lleva sin participar desde 2011 tras no superar el primer corte con 'El rey de mi casa'. Durante estos años, Cardoso ha participado en varias agrupaciones capitalinas, siendo la última la comparsa 'Los incontrolables'. En Barbate, se estrenó en la categoría de adultos en 2002 con 'Buenas nuevas' y ha firmado el repertorio de agrupaciones como 'Los licenciados', 'Los fundadores', 'La clase obrera' o 'Los risoterapeutas', entre otras. 

Actuación en cuartos

  • el tipo. Curas obreros.
  • las coplas. La esperanza llega a un barrio modesto con estos sacerdotes. Un milagro para intentar mejorar la vida de unos vecinos humildes que conforman una sagrada familia. La comparsa de Barbate ofrece una segunda actuación que deja algunas dudas sobre su futuro en el Concurso del Falla. Las letras de estreno no cuajan demasiado por la elección de los temas y su desarrollo, aunque la música sigue dejando un regusto agradable por devolvernos el estilo de esta agrupación. A esto se une que el planteamiento de la idea en el popurrí se acaba dispersando un poco. El primer pasodoble pincha al dedicárselo a la fibromialgia. Lo hacen a partir de la historia de una mujer que relata todos los dolores que sufre, los pinchazos que siente en los huesos y el cansancio que soporta mientras que nadie le cree, por lo que pide un tratamiento para una enfermedad que es "la pandemia del siglo XXI". Más duro, pero al mismo nivel en su recorrido, el segundo a los casos de pederastia dentro de la Iglesia, para lo que aprovechan su tipo de curas obreros al contar las historias de todos los niños de la parroquia. Unos pequeños a los que no tocan en esta iglesia. Un poco insípidos los dos cuplés. Le devuelven a Martínez Ares el pasodoble de 'El perro andalú' en el primero por arruinarles la vida, pero al final pecan en el baño. En el segundo, Dios tiene una peor situación laboral que los sacerdotes al tener 2.000 años, pero sólo seis días cotizados. Sus plegarias no surten demasiado efecto

El veredicto del Diario del Carnaval

Puntuaciones COAC | Aceptable Puntuaciones COAC | Aceptable

Puntuaciones COAC | Aceptable

Actuación en preliminares

  • el tipo. Curas obreros.
  • las coplas. Una sagrada familia que es un barrio humilde al que destinan a unos curas para que acaben la promesa inacabada de Dios. Sacerdotes que prefieren que el barrio brille antes que acabar con la iglesia y que sus mandamientos son entregar la vida por su barrio. Regresa Barbate al Falla con un estilo muy marcado y que no ha perdido. Un regreso de Cardoso a sus orígenes que se agradece al mantener intacto su sello tras su periplo por la capital. La propuesta tiene más recorrido en su presentación, en la que el cura llega a su nuevo barrio para levantarlo, que en el popurrí, en el que en su desarrollo van introduciendo a la Iglesia para meter diferentes problemas sociales. La melosidad del pasodoble, una de las señas de identidad de esta comparsa barbateña, se pega con facilidad. La religión también sobrevuela en las letras de dos formas diferentes. En la primera, bien trazada, el cadismo es una religión para todos las aficionados que van al Carranza cada domingo desde la provincia "movidos sólo por su fe". Homenajean en la segunda letra -también bien llevada- al Padre Ángel por abrir las puertas de su iglesia a desahuciados y mujeres maltratadas, y tratar los nuevos problemas sociales. Simpáticos cuplés con la gracia de Dios a las papeletas que ha tenido que vender Arturo para pagar el tipo y a los ofendiditos, que, como canta la chirigota 'Daddy Cadi', "son 80% amor y 30% inteligencia". Se ganan el cielo.

La sagrada familia

El veredicto del Diario del Carnaval

Puntuaciones COAC | Aceptable Puntuaciones COAC | Aceptable

Puntuaciones COAC | Aceptable

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios