Carnaval de Cádiz 2023

Coro 'Aquí no se rinde nadie'

Una historia que marca el carácter del gaditano. El coro de Nandi e Inés Migueles deja un tercer pase en el que no termina de enganchar con su propuesta, sobre todo cuando se aleja del tipo y se encamina por una senda que no es la que más le funciona, y un repertorio de estreno que no es capaz de golpear fuerte con sus letras. Coplas que se quedan a medio camino en su desarrollo. Queda un tanto raro el giro que le dan al primer tango al comenzar como piropo a Cádiz a partir de un paseo por la ciudad y un repaso a su historia. Pero se pierde en el efectismo final al ser la letra lo que pasa por la cabeza de una persona con depresión, ya que “su mente pasea por Cádiz desde su sillón”. Tampoco convence demasiado el planteamiento de la segunda copla al contar en su inicio las cosas que echan de menos y las que les sobran en la vida. Sin embargo, vuelven a dar un giro forzado para meterse en la arena política al decir que les sobran “los candidatos de GH, tantos pijos en la izquierda y fachas fraternales vestidos con piel de cordero”, por lo que echan en cara al pueblo que “vuelva a votar” en un remate algo populista. No se levantan en los dos cuplés, solo regulares. En el primero, explican todo su tipo como herencia de las diferentes culturas que han pasado por la ciudad, teniendo del Cádiz actual las Cuevas de María Moco y la Torre de Preferencia. Más endeble el segundo al mostrar sus nervios por el veredicto con las lanzas.

Con opciones Con opciones

Con opciones

Actuación en cuartos

Coro 'Aquí no se rinde nadie'

El tipo. Romanos. Las coplas. El coro de Nandi Migueles no consigue elevar el nivel en su segunda actuación con unas letras de estreno más centradas en la reacción del público que en su desarrollo. Tras una presentación algo más rotunda, el efectismo toma mucha forma en los tangos. Mucho mejor el desarrollo y la originalidad que el remate del primero a los insultos machistas de los residentes del colegio mayor Elías Ahuja. Parte de la buena premisa de que la educación de los hijos no se consigue con el dinero, sino a partir de las diferentes acciones que realizan las personas, como acompañar a los mayores, ayudar a los sintecho o hacer canciones para convertir la tristeza en consuelo. A pesar del buen camino, el exabrupto final lo emborrona todo. No convence en plena competición el segundo en defensa del coro y el tango, comenzando como respuesta al cantado por el coro ‘Al-Andalus’ que culpaba a los propios coristas de la situación de la modalidad. Dándole su espacio a la orquesta, al final le dan la vuelta al rematar diciendo que el tango no se vende, a pesar de quejarse de que no forma parte de los festivales por no ser rentable. Poca chicha en dos cuplés previsibles. En el primero, chiste con Quiñones, cuyo nombre se pondrá en la tapia del cementerio. El segundo ya se ha cantado alguna vez al narrar los goles que el Cádiz CF mete en el FIFA.

Buena Buena

Buena

Actuación en preliminar

Coro 'Aquí no se rinde nadie'

El tipo. Romanos que representan a Cádiz. Las coplas. En Cádiz nadie se rinde para que no le quiten nada más a la ciudad. Con un repaso a todas las culturas, el coro de Nandi Migueles regresa al Concurso con un repertorio que en ciertos aspectos se despega de su zona de confort. Una vuelta de tuerca que no termina de enganchar a pesar del brío del grupo y un soniquete tan característico. Ya en la presentación, solo correcta en cuanto a construcción, mezclan la marcialidad y el tanguillo para pasar del tipo al propio coro. En el tango, se nota el sello de Migueles en la melodía, muy rítmica, aunque luce más en su inicio y el trío que en el alargue hasta el final. Las dos letras sí destacan sobre el resto de la actuación. La primera era obligatoria al dedicársela a Rocío Hermida, tristemente fallecida. Una copla que parte de la propia definición de la música para girarlo en recuerdo y decirle que, “a pesar de no verte, sé que tu legado es más fuerte”. Está bien tirada la segunda letra de crítica a los que consideran que Cádiz no merece celebrar el Congreso de la Lengua, tratando la relación del Carnaval con las letras y cerrándolo con un guiño al Loco de la Colina. Los cuplés pierden fuelle. En el primero, la infanta Elena y el rey Carlos III de Inglaterra son “primos hermanos de carajotes”. En el segundo, que no remonta, esperan que a Kichi no le den un tirón de orejas. El popurrí no termina de ser redondo al abandonar la senda histórica en su avance.

Buena Buena

Buena

La previa

El coro de Nandi Migueles es uno de los grupos que regresa al Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas del Gran Teatro Falla tras tomarse un descanso en 2022 debido a que no se reunieron las condiciones oportunas para poder participar a causa de la pandemia del coronavirus, aunque sí estuvo presente en las calles con 'El carromato de los Niños'. Para este 2023 mantiene la idea de 'Aquí no se rinde nadie'. 

La principal novedad de este coro será la baja en el apartado musical de Jesús Bienvenido, que colaboró con el tango de 'Creaciones S.A.' (tercer premio en 2020). Su lugar lo ocupa Inés Migueles, hija de Nandi Migueles y vocal del jurado en la pasada edición del COAC, tomando ya galones en la creación del repertorio. 

Aunque siempre es uno de los coros favoritos al primer premio, hace 12 años que Nandi Migueles que no prueba el éxito. La última vez que lo hizo fue en 2011 con 'Allegro molto vivace'. Desde que se estrenara en 1984 con 'La vida es sueño', también ha subido al máximo escalafón con 'Tutilimundi', 'La máquina', 'Big band' y 'Comediantes'.

Este fue uno de los coros que más evolucionó la modalidad en los años 90 con su apuesta musical reforzada por la espectacularidad en el montaje, unas bases que aún sigue manteniendo aunque sin excederse en ellas. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios