Carnaval de Cádiz | Reacciones de agrupaciones en el corte a cuartos de final Los que se quedaron con el corazón partido el Día de los Enamorados

  • Moisés Camacho, Luis Rossi, Antonio Rivas y Sergio Molina, autores de los grupos en el corte para pasar a cuartos, hablan de sus sensaciones

Una imagen de la chirigota 'Los VARbateños', durante su pase preliminar. Una imagen de la chirigota 'Los VARbateños', durante su pase preliminar.

Una imagen de la chirigota 'Los VARbateños', durante su pase preliminar. / Jesús Marín

El pasado 14 de febrero fue uno de los días señalados no sólo en el calendario de los más románticos, también en el de los carnavaleros que se enfrentaban a la primera noche de cuchillos largos del COAC. Aquí los autores que especialmente se quedaron con el corazón partido ya que sus agrupaciones rozaron el pase a cuartos.

“Aunque respetamos el fallo, creemos que tenemos calidad para cuartos”

La primera experiencia del carnavalero Moisés Camacho como autor de comparsa ha tenido un sabor agridulce. Dulce, por “la buena recepción que tuvo la comparsa en los aficionados e incluso en la prensa, que todos los medios nos metían en la siguiente fase”, y agria porque, finalmente, el jurado decidió que ‘Cádiz, la asignatura pendiente’ se quedara a las puertas de continuar en el Concurso. Por eso, “aunque respetamos el fallo, creemos que tenemos calidad para cuartos”, explica.

“Las sensaciones durante nuestro pase preliminar fueron muy buenas. Nosotros salimos contentos y también la reacción del público en el teatro y después fueron muy positivas, pero bueno, es la opinión de cinco personas y hay que respetarlo”, explica Camacho que no sabe si el año que viene volverá a escribir para Carnaval “aunque esa decisión no tiene nada que ver con este fallo sino porque ando muy liado”, asegura.

“El grupo está tocado porque se han quedado en el corte en muchas ocasiones”

La chirigota chiclanera ‘Los VARbateños’ está “asimilando el fallo del jurado”, cuenta uno de sus autores, Luis Rossi, quien experimenta sensaciones encontradas. Por un lado, “a nivel personal yo me tomo haber quedado en el corte como que hemos ganado las preliminares” pero, por otro, entiende que “el grupo” esté “tocado, un poco quemado” porque “en cerca de 20 años que llevan saliendo pues han quedado en esta misma posición en muchas ocasiones, y tienen la cosa de que la balanza no se suele inclinar a su favor”.

Rossi recuerda que “incluso un año se llegaron a llamar ‘Los que se quedan en el corte’ debido a lo frecuente de quedarse ahí”. De esta forma, “la chirigota está un poco triste pero, bueno, esto es un Concurso...”, dice el autor que afirma que “este año teníamos esperanza” ya que “la chirigota parece que pegó en el pase preliminar”, de hecho, apostilla, “hemos pasado con creces los 170 puntos que se exigían de mínimo para pasar”.

“Al igual que he conocido el éxito, pues hay que saber aceptar cuando no lo tienes”

El veterano coplero Antonio Rivas, cuya estantería de primeros premios de coros está más que colmada, acepta con elegancia la otra cara de la moneda que le ha tocado en suerte con su experiencia como autor de cuarteto. “Al igual que he conocido el éxito en muchas ocasiones, pues hay que saber aceptar cuando no lo tienes”, afirma.

Aun así, “y respetando la decisión del jurado”, Rivas opina que el tipo de su cuarteto 'Matando el gusanillo', con Francisco Franco como protagonista, “era un poco arriesgado” ya que “sabíamos que era un personaje, digamos, de moda y que corríamos el peligro de coincidir con otras agrupaciones, como efectivamente nos ha ocurrido con una chirigota y, peor, con otro cuarteto”.

“Como decía una copla de ‘Los duendes’ de los Carapapas, el Concurso empieza en el sorteo, y tampoco hemos tenido suerte con eso, pero bueno, esto es así y sólo nos queda felicitar a los grupos que han pasado y, en mi caso, a preparar el Momo que me hace mucha ilusión porque con él también voy a quemar metafóricamente al autor de Carnaval pues, como ya sabéis, lo que haré a partir de ahora son colaboraciones pero no llevar el peso de una agrupación porque quiero tener tiempo para otras cosas”, explica.

“Estaría bien que nos dijeran en qué fallamos los grupos para seguir mejorando”

“Agridulce” también es el sabor que se le queda en el paladar a Sergio Molina y a los componentes de su coro, ‘Doctor febrero’. “No estamos enfadados ni nada de eso pero el grupo tenía esperanzas de pasar a la fase de cuartos porque la verdad es que se ha trabajado mucho y porque también da un poco de coraje quedarse, como nosotros, durante varias ediciones en esta posición”, explica el gaditano.

El autor, integrante además del coro ‘Los del patio', opina que “para que eso no pase y tengas sensación de ir mejorando, estaría bien que el jurado diera unas pautas y dijera en qué hemos fallado los grupos porque, sino, es cierto que la gente se termina cansando”. Molina, con su coro que viene de Sevilla, no quiere dejar de felicitar “al coro de Charo Quintero porque ya se merecían pasar” aunque no se muestra de acuerdo con la decisión de pasar a algunas otras formaciones ya que “nosotros hemos ejecutado, seguro, mucho mejor”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios