Fútbol l Liga BBVA

El taconazo de Guti, un lujo 'galáctico'

  • El gesto técnico del madridista en Riazor despierta una ola de elogios · Lotina llegó a pedir su presencia en el Mundial

Un lujo galáctico en el campo de juego y la vuelta al primer plano: Guti se convirtió ayer en uno de los centros de atención del fútbol mundial, centro de todos los elogios tras el mágico pase de gol de la noche del sábado en el 1-3 del Real Madrid ante el Deportivo de La Coruña.

El centrocampista blanco ofreció uno de los gestos técnicos más destacados de la temporada en la Liga. Con un taconazo tan inesperado como creativo asistió al francés Karim Benzema en el segundo gol de su equipo y expuso una nueva muestra de su inmensa capacidad de lectura futbolística.

"El tacón de Dios", tituló el diario Marca, acompañando con la leyenda "Guti da un pase que se recordará dentro de 30 años".

Lo improvisado y lo sorpresivo en el gesto técnico decoraron la genialidad del jugador del Real Madrid. Corrían 40 minutos, cuando Kaká habilitó al propio Guti, para que quedara mano a mano frente al portero Daniel Aranzubia. Entonces, el número 14 blanco amagó a definir, para de inmediato lanzar un taco para la llegada en soledad de Benzema, quien definió con un derechazo firme al fondo de la portería.

"Guti es el hombre que susurraba a la pelota. La mima, la domina, la mece, la conduce, la seduce, la dignifica. Admirable improvisación", señaló en un editorial el diario As.

En la prensa deportiva de Barcelona, El Mundo Deportivo resaltaba asimismo que "un sensacional taconazo de Guti lo culminó Benzema con un chut inapelable", mientras que el otro Mundo, el del Siglo XXI, habla de "La autoridad del tacón".

Guti atravesó una temporada con demasiados contratiempos en el Real Madrid. Los problemas se iniciaron en el fatídico partido de ida contra el Alcorcón, por la Copa del Rey, un inesperado 4-0 de un equipo de Segunda División B a uno de los grandes del fútbol mundial.

El volante y el entrenador chileno Manuel Pellegrini mantuvieron un altercado en el vestuario durante el descanso, lo que en un momento pareció hacer peligrar la continuidad del futbolista en la temporada.

Encima, el problema entre jugador y técnico coincidió con una seguidilla de problemas físicos del centrocampista que alimentaron los rumores sobre la posible crisis entre ambas partes.

Luego, Guti estalló de enfado en rueda de prensa, ante las dudas sobre la veracidad de sus lesiones: "Me debo al Real Madrid, quiero jugar siempre, y si no lo hago, es por lesiones. El que me crea, bien, y el que no, que se vaya a recoger amapolas al campo".

El futbolista español de 33 años, que lleva acumulados 11 partidos en la temporada, recuperó la titularidad en el primer equipo del Real Madrid, gracias a la lesión de Lassana Diarra y contra el Deportivo expuso una de las mejores versiones de su fútbol.

"Después de lo hecho en el campo, Guti se va a sentir más futbolista. Según lo visto en este terreno de juego, Guti tendría que ir al Mundial", elogió Lotina, entrenador del Deportivo, respecto a la actuación de uno de sus verdugos.

Guti aprovechó el balón como mejor respuesta ante las dudas sobre su profesionalidad. Después de haber expresado su molestia ante las dudas sobre su figura y de descartar cualquier rumor sobre su salida del club en una entrevista con Marca, el volante se explayó con un gesto técnico exclusivo para "cracks".

"El fútbol se trata de eso: encontrar al compañero para que pueda convertir un gol", expuso el protagonista, en un intento de explicación sobre su taconazo. Guti recuperó la atención por su fútbol y silenció el circo en el campo de juego.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios