Deportes

El Málaga golpea a un triste Atlético

Atlético de madrid: De Gea, Ujfalusi, Perea, Domínguez, Antonio López (Raúl García, 67'), Jurado, Camacho (Reyes, 46'), Tiago, Simao, Forlán e Ibrahima (Agüero, 46'). málaga: Munúa, Gámez (Manolo Gaspar, 64'), Weligton, Iván González, Manu Torres, Fernando, Javi López, Toribio, Duda (Juanito, 63'), Benachour y Caicedo (Baha, 59'). Árbitro: Mejuto González (asturiano). Amonestó a los locales Antonio López, Agüero y Tiago, y a los visitantes Manu Torres, Weligton y Fernando. Goles: 0-1 (3') Duda. 0-2 (69') Javi López. Incidencias: Partido correspondiente a la vigésima jornada de Liga en Primera División, disputado en el estadio Vicente Calderón.

Una victoria merecida del Málaga (0-2), la primera a domicilio del equipo andaluz, devolvió al Atlético de Madrid a su triste realidad, en posiciones menores de la clasificación y mucho más cerca del descenso que de Europa, en otro partido infame del conjunto rojiblanco, incapaz de inquietar al rival. Ni siquiera la entrada en la segunda mitad del argentino Agüero y de Reyes, de inicio suplentes por descanso, cambió la dinámica de un equipo a la deriva, que ofreció una nueva exhibición de incapacidad futbolística y cuyo discurso europeo se convierte en utopía con el paso de las jornadas.

Antes del minuto cinco, ya estaba por detrás en el marcador. Esta vez fue en una buena jugada del Málaga, en una entrada de Jesús Gámez por su banda derecha, en la que superó por rapidez a Antonio López y desde la que envió un centro raso que se paseó por todo el área hasta que el portugués Duda le ganó la carrera hacia el remate a su compatriota Simao para transformar el 0-1.

No reaccionó el Atlético, que tardó 25 minutos en disparar a portería, por medio del senegalés Ibrahima y fruto de una acción aislada, contra un rival mejor sobre el campo, tanto en intensidad como en juego y ocasiones, y con dos oportunidades más del franco-tunecino Benachour y del ecuatoriano Felipe Caicedo, que acariciaron el 0-2.

No esperó más Quique Sánchez Flores, que inició la segunda parte con Agüero y Reyes sobre el terreno de juego, pero la fórmula tampoco funcionó, porque el Atlético prolongó su impotencia ante un rival que, con un par de conceptos claros, colocación e intensidad, anuló al conjunto rojiblanco con una facilidad insultante.

De hecho, el equipo madrileño no había tirado a portería desde la reanudación del choque, mientras el Málaga sentenció el partido, en otro centro desde la banda, en el que el colombiano Perea no llegó al despeje y Javi López aprovechó el rechazo para batir a De Gea con potencia.

Sólo al final, con todo resuelto, tuvo alguna ocasión el Atlético, un disparo de Domínguez, una jugada de Agüero, un tiro de Tiago... Todo irrelevante para el desenlace de un partido que acelera la aparición de una nueva crisis en el equipo rojiblanco y que reactiva al Málaga en la lucha por la permanencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios