Fútbol l Tercera División

El esfuerzo del Conil, sin premio

  • Primera derrota con Antonio Cama en el banquillo a manos del líder, el Pozoblanco

Conil: Bocardo, Samuel, Garrido, Chiqui Paz, Berlanga, Álex Cortés (Willy, 61'), Andrades, Moncho, Juanlu, Pedrito (Narváez, 46') y Molina (Boro, 23'). pozoblanco: Díaz, Gutiérrez, Germán, Acaíñas, Juanfer, Raíllo, Aguayo, Pérez (Alfonso Gutiérrez, 85'), Isidro (Alberto Fernández, 66'), Bermúdez y Quero (Hugo Díaz, 51'). Árbitro: Moreno Díaz (sevillano). Amonestó a los locales Bocardo y Juanlu, y a los visitantes Gutiérrez, Isidro, Bermúdez y Alfonso Gutiérrez. Goles: 0-1 (10') Pérez. 0-2 (29') Isidro. 1-2 (49') Berlanga. Incidencias: Unos 500 espectadores en el Pérez Ureba de Conil.

En los partidos contra equipos poderosos resulta complicado dar la sorpresa, pero si encima ese rival fuerte se pone con dos goles de ventaja, la labor de antoja harto complicada. Es lo que le sucedió ayer al Conil frente al líder Pozoblanco, que hizo lo justo para escaparse en el marcador y quedarse con tres puntos que eran muy necesarios para los locales. Por juego y ocasiones, el equipo de Antonio Cama mereció mejor suerte. De ahí a que la afición despidiera a sus jugadores con muchos aplausos que exteriorizaron el compromiso de la grada. La de ayer fue la primera derrota con el nuevo entrenador.

La suerte tampoco estuvo de lado amarillo, ya que el primer gol llega en una jugada en la que el colegiado marca unas manos involuntarias que dan lugar a la falta que acaba en el fondo de la portería. Antes de que el balón finalizara su recorrido, la barrera desvió lo suficiente para engañar a Bocardo.

El nivel de desgracia del Conil no acabó ahí porque a los 23 minutos se lesionó Molina, lo que obligó a Cama a dar entrada a Boro. El ex del Puerto Real y del Betis le dio mayor velocidad y mordiente al ataque. Esa variante creó la oportunidad de Pedrito, que se quedó muy cerca del empate. No lo consiguió y, sin embargo, llegó el segundo local de la escuadra cordobesa al definir Isidro una buena acción de los cordobeses.

La decoración varió en el segundo tiempo y eso se notó pronto, ya que a los cuatro minutos de abandonar los vestuarios Berlanga aprovechó un saque de esquina para marcar y darle emoción al encuentro. La apuesta conileña empezó a llegar con jugadas a balón parado que, por momentos, dejaban esa sensación de que el empate terminaría llegando al Pérez Ureba.

Los minutos se fueron consumiendo sin que el Conil lograra equilibrar el marcador, aunque los aficionados no desistieron en su esfuerzo apoyando a su equipo para que no se fuera de vacío. Pero el líder demostró su madurez para soportar las embestidas locales y asegurarse los tres puntos.

Al finalizar el choque, Antonio Cama habló de "un partido trabado" y destacó que "con esa actitud y constancia es posible salir de la zona pantanosa". "Agradezco los aplausos de los aficionados".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios