Deportes

"Será un duelo muy cerrado"

  • Álvaro Cervera vaticina un resultado apretado y espera "un partido con pocas ocasiones". El técnico cadista es amigo personal del presidente del Racing.

Un mes y medio después de su llegada al Cádiz, Álvaro Cervera está en disposición de reconocer que se empiezan a ver las señas que quiere para el equipo. El entrenador sabe que afronta una eliminatoria compleja pero que el entorno ha mejorado a raíz de tumbar al Racing de Ferrol. Llega otro Racing, aunque los ánimos en el cadismo son muy diferentes. El viento parece ahora favorable.

"Conocía el fútbol desde el orden, el esfuerzo y el compromiso. En ese aspecto estamos mejor, seguimos más juntos y somos más solidarios. Y eso gusta a la afición, que quiere ver ganar a su equipo, pero también verle que pelea. También debo decir que en otros aspectos estamos igual". Las primeras impresiones de Cervera en la rueda de prensa de ayer transmitían buenas sensaciones, aunque advirtiendo que del negro al blanco no se pasa tan rápido porque es un proceso gradual.

El preparador del conjunto amarillo recordaba sus primeros encuentros en el banquillo del equipo. "Hubo cuatro partidos y ganamos el último, y me decían que era para prepararse, pero yo quería prepararme ganando. Teníamos la certeza de que nos iba a servir para estar luego bien. Visto lo visto ahora, el proceso sirvió a pesar de que fue difícil y hubo dudas. Este equipo es alegre. Vivir en Cádiz lleva ser gente alegre y divertida. Pero la incertidumbre del resultado les hacía guardarse las bromas. Ahora está la gente más suelta, pero no hemos hecho nada y no hay que pasarse".

Cervera no quiere atribuirse el mérito del buen resultado que han dado sus novedosas variaciones en el once. "No es que yo acertara, sino que los jugadores acertaron. Fue más por éxito de ellos que mío. Y también podía fracasar", advertía antes de añadir que "me enseñaron que cuanto más sepas del rival, es mejor para superarle". "Eso no te garantiza que vayas a ganar, pero si hay algo que se repite muchas veces en el rival, sabes que por ahí se le puede atacar".

El entrenador cadista vaticina "un partido cerrado de uno como otro; serán partidos de 1-0, 0-0, 1-1...". "Son dos buenos equipos. Ellos son fuertes y comprometidos. Va a ser un partido de pocas ocasiones". Continuando con el Racing, expuso que "tienen la baja del delantero, un tío grande; esa baja es más importante que lo anímico. Pueden echarlo de menos, pero por lo demás no van a estar moralmente bajos".

Para acabar, se refirió a su gran amistad con el presidente racinguista, Manuel Higuera. "Somos amigos personales y vamos juntos de vacaciones. Fuimos compañeros jugando y el desenlace de esta eliminatoria va a ser una pena para el perdedor".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios