Muay thai | Velada en el Ramón de Carranza En juego esta noche el cuarto título mundial de Carlos Coello

  • En la pelea estelar de un programa de nueve, el gaditano se enfrenta al francés Daren Rolland.

Coello y Rolland se miraron ayer con una sonrisa durante el acto del pesaje.

Coello y Rolland se miraron ayer con una sonrisa durante el acto del pesaje. / Jesús Marín

Por fin ha llegado el día tan esperado de la histórica velada de muay thai Cádiz Fight Night 2, que tendrá hoy como escenario el estadio Ramón de Carranza con dos luchadores de la capital gaditana como principales reclamos del atractivo cartel pues ambos disputan sendos títulos internacionales, Carlos Coello el mundial del peso pluma del WBC (Consejo Mundial de Boxeo) y Desirée Rovira el internacional de su categoría del mismo organismo.

El inicio está señalado para las 20:30 horas, figurando en el cartel definitivo la cantidad de nueve peleas: un título profesional WBC, un título internacional femenino profesional WBC, un título andaluz low kick, cuatro superfight profesionales y dos combates amateurs.

Con Coello como principal centro de atención ya que se halla en disposición de convertirse esta noche en tetracampeón mundial, algo que logrará si es capaz de derrotar al francés Daren Rolland en la pugna por la corona mundial del peso pluma, otros cuatro gaditanos saltarán al ring ubicado en el interior del Carranza junto al Fondo Sur. Aparte de Desirée Rovira, entrarán en acción el chiclanero Sandro Martín y los amateurs capitalinos Patri Coello y Manuel Púa.

Para los aficionados más rezagados, todavía hay tiempo de hacerse con entradas para este acontecimiento en las taquillas del mismo estadio.

La víspera de la atractiva velada de hoy estuvo marcada principalmente por la actividad programada para la tarde, en concreto a las 20:00 horas. De nuevo con el chiringuito Potito Beach de la playa Victoria como sede, al igual que ocurrió con la velada Cádiz Fight Night que sirvió para que Carlos Coello lograra en la Sala Momart Theatre el tercer título mundial de su carrera profesional, el preceptivo acto del pesaje tuvo su punto de expectación y emoción, con todos los protagonistas pasando por la báscula después de haber sudado la gota gorda el último día para no sobrepasar el límite permitido a cada cual.

En lo que respecta a Carlos Coello y Daren Rolland, rivales en el combate principal, el español dio 56,600 por 57,100 de su oponente. Este se salvó por los pelos porque el tope del peso pluma es 57,100.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios