fútbol fase de ascenso a división de honor andaluza

El árbitro señala al industrialista Morlán

  • Palomares dice en el acta que le insultó e intentó agredirle, además de golpear a otras personas con Castro

  • El Industrial puede quedarse con siete

Comentarios 4

Los incidentes del Bazán-Jerez Industrial que obligaron al colegiado linense Palomares Gutiérrez a suspender el partido en el minuto 80 con 3-1 favorable al equipo isleño, que le clasificaría para la final de la fase de ascenso a División de Honor Andaluza, siguen dando que hablar, las imágenes fueron portada de deportes en varias cadenas nacionales y se avecinan sanciones importantes por parte del Comité de Competición.

Ambos clubes tienen hasta las seis de esta tarde para presentar las correspondientes alegaciones al acta del árbitro, que no escatimó en detalles y que deja, como es obvio, en muy mal lugar a ambos clubes después de la vergonzosa estampa que reflejaron sobre el césped artificial de Sacramento: al Bazán porque Palomares Gutiérrez estima que la invasión de campo de aficionados locales provocó la posterior tángana entre jugadores, señalando a un aficionado (al que no llega a identificar pero que en las imágenes y en los testimonios se demuestra que se trata del futbolista bazanero Leo) como el que realiza "la primera agresión"; y al Jerez Industrial porque señala a los jugadores Morlán y Dani Castro como protagonistas al repeler las agresiones y además al central Manolo, que según el colegiado arroja una botella a la grada.

Con todo, el que peor parado va a quedar es Morlán, ya que el colegiado le identifica como uno de los agresores y, además, asegura en el acta que intentó agredirle: "Tras la invasión al terreno de juego de los aficionados del Bazán, el dorsal 9 del Jerez Industrial, Manuel Jesús Morlán, golpea con su puño en la cara de varias personas. Este jugador no paró de hacer gestos provocadores a jugadores y aficionados del equipo rival, con ánimo de pelea, y pude ver como enseñaba el culo a la afición. Antes de abandonar el terreno de juego, se dirige hacia mí con los siguientes términos. "Eres un hijo de puta, sé que me vas a expulsar", todo ello con los puños cerrados y acercándose a mí con intención de agredirme, pero sin hacerlo. Teniendo que ser sujetado por sus compañeros y la fuerza de orden público".

Palomares Gutiérrez también recoge que el dorsal número 6 del Bazán (Dani Curbelo), "golpea con su puño en la cara de un jugador rival, que no pude identificar" y añade que "tras la invasión al terreno de juego de los aficionados del Bazán y recibir un puñetazo de un agente externo, el dorsal 6 del Jerez Industrial, Daniel Castro, golpea con su puño en la cara de dicha persona. Además, este mismo jugador golpeó a varias personas que no pude identificar".

Por otro lado, todo apunta a que el campo de Sacramento va a ser cerrado por lo que el Bazán, si termina pasando la eliminatoria, tendrá que jugarse el ascenso con la Roteña en feudo neutral. Esto se debe a que el colegiado considera que fue la invasión la que provocó la posterior tángana. En el apartado de Público, Palomares Gutiérrez expresa lo siguiente: "En el minuto 80, tras el tercer gol conseguido por el equipo local, saltan al terreno de juego un grupo de entre 5 y 10 aficionados que, por sus vestimentas y gritos, fueron identificados como seguidores del club Grupo Empresa Bazán, los cuales se dirigen hacia los jugadores para celebrar el gol. La invasión al terreno de juego de los aficionados provocó una tángana con los jugadores del equipo visitante. Tras los primeros enfrentamientos, saltaron al terreno de juego más aficionados, siendo en total un grupo de entre 15 y 20 personas. Los aficionados procedían de la grada donde se encontraba la afición del club local.

Uno de los aficionados, que pude reconocerlo como aficionado del club Grupo Empresa Bazán debido a que estuvo durante todo el partido detrás de la valla a pie de campo detrás de mi asistente número 1 dando órdenes a los jugadores de dicho club, golpeó con su puño en la cara del jugador dorsal número 6 del Jerez Industrial. Esta persona fue la que nos abrió la puerta del túnel del vestuario. Mi asistente número 1 me comunica que lo reconoce como el que ha realizado la primera agresión. En ese momento digo a las FOP que lo identifique pero al escucharme se va corriendo, no pudiendo identificarlo.

Las Fuerzas de Orden Público intentaron en todo momento evitar estos hechos, aunque su intento no fue suficiente para que no dejara de ocurrir y se pudiera seguir con el partido debido a que era imposible controlar el estado de ánimo de los jugadores".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios