Fútbol | Primera Andaluza

El Iker Casillas de Trebujena

  • Las bajas obligan a un portero de 15 años a debutar en una categoría con jugadores que le doblan la edad.

  • Juan Varela vive un estreno prematuro con el beneplácito y el convencimiento de su entrenador.

Juan Varela bloca el balón en el encuentro de su estreno con el Trebujena. Juan Varela bloca el balón en el encuentro de su estreno con el Trebujena.

Juan Varela bloca el balón en el encuentro de su estreno con el Trebujena.

Hay historias desconocidas en el fútbol subterráneo que recuerdan a la que un día elevaron a los altares a jugadores entonces sin nombre. Se ha producido un caso en el Trebujena CF, que milita en Primera Andaluza senior, donde un portero de sólo 15 años se vio obligado a jugar debido a las bajas y a las lesiones. Con compañeros y rivales que le doblaban la edad, Juan Varela mostró madurez y temple a pesar de ser un niño rodeado de hombres.

José Luis Otero es el entrenador del conjunto trebujenero y un experto en preparar a jóvenes promesas. Por sus manos pasó, por ejemplo, el hoy milanista Suso. El domingo, el portero titular del Trebujena se lesionó y Otero sabía que al girar la cabeza hacia su banquillo le aguardaba un cancerbero cadete. No quedaba otra que hacerle debutar con el primer equipo de su club, en su campo y en su pueblo. Casi nada para un chaval con tanto por aprender en el fútbol y en la vida.

Juan Varela no se arrugó, para nada, mostró la madurez de la que siempre hace gala en las secciones inferiores del club de sus amores y se ganó el cariño y la admiración de los compañeros más veteranos, sabedores del 'marrón' para el más joven.

Las circunstancias con la marcha de Álex Herrera a un equipo cántabro y la lesión de Josan, hicieron que este cadete defendiera la portería de un equipo que aspira al ascenso a División de Honor Andaluza y que marcha clasificado en tercera posición.

Juan Varela sólo entiende el balompié como jugador del Trebujena, donde lleva más de media vida. Otero, el entrenador que le ha abierto la puerta, cree que el margen de mejora es grande por sus condiciones y su edad. "Si trabaja fuerte puede llegar. Es rápido, bueno entre palos y cuenta con un excelente juego con los pies", explica el técnico gaditano, quien añade que "es muy trabajador y comprometido con lo que hace". "A su edad, demuestra ser muy maduro y le auguro un futuro brillante".

En una localidad pequeña pero futbolera 100% como es Trebujena, el debut de un portero de 15 años ha sido la 'comidilla' desde el partido del pasado domingo. Juanito, como cariñosamente le conocen, ha ascendido el último peldaño en el equipo de su pueblo y, posiblemente, el primero para soñar con seguir creciendo al margen de lo que dice la fecha de nacimiento de su DNI.

Resulta curioso que no es la primera vez que José Luis Otero es protagonista de una decisión tan inesperada con un portero. Siendo entrenador del Deportes Romero senior, hace ya algo más de una década, en un partido se encontró con una tesitura complicada cuando expulsaron al guardameta titular tras cometer un penalti. Al entrenador no le quedaba otra que sacar a Manolo Gómez, que entonces también era cadete, y fue capaz de detener la pena máxima y de jugar más partidos con el Deportes Romero a pesar de su juventud.

Otero es un entrenador que siempre se ha caracterizado por apostar por los jugadores sin mirar su edad. Lo ha hecho tanto para entrenar como para darles la alternativa. Los casos de Manolo Gómez y Juan Varela están muy separados en el tiempo pero siguieron la norma no escrita por el preparador gaditano.

A Juan Varela le queda mucho por demostrar pero no cabe duda que a sus 15 años ya ha conseguido abrir una puerta que no está al alcance de todos a esa edad. Juan Varela o el Iker Casillas de Trebujena que, salvando las distancias, ha pasado de las aulas del instituto a un campo de fútbol para jugar con jugadores que, en algunos casos, podrían ser su padre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios