Gastronomía José Carlos Capel: “Lo que nos une a los españoles es la tortilla de patatas y El Corte Inglés”

Chiclana

La transformación de la Carretera de la Rana Verde de Chiclana, más cerca

Recreación de este proyecto, donde se observa el carril-bici y las aceras.

Recreación de este proyecto, donde se observa el carril-bici y las aceras.

El Ayuntamiento de Chiclana tiene previsto adjudicar en breve las obras de construcción de cuatro carriles, carril-bici y aceras en la Carretera de la Rana Verde, en concreto el tramo que discurre desde la Rotonda del Florín a la del Atún, formando parte de esa gran avenida que conectará la ciudad con el litoral y que sustituirá a la actual vía.

En enero de 2014, la Junta de Gobierno Local sacó a licitación el expediente relativo a estos trabajos y que afirmaba que tenían como objeto “las obras de calmado de tráfico y creación de infraestructura peatonal en la Carretera de la Rana Verde”. Su ejecución tiene un plazo de 12 meses y el presupuesto base de licitación se acerca a los tres millones de euros.

Esta importante transformación de la movilidad urbana del municipio está enmarcada en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, financiado por la Unión Europea, con cargo a los fondos Next Generation EU.

Por otro lado, esta próxima adjudicación se une a otras actuaciones en este mismo lugar, que se incluyen en este proyecto y que el propio Consistorio tiene ya muy avanzadas. Son la Glorieta Rueda la Bota, ya finalizada, o el retranqueo en el Callejón de la Pedrera, que actualmente está pendiente de trabajos menores, con el objeto de comenzar en breve la construcción de otra rotonda, al igual que el soterramiento del cableado, que se encuentra realizándose.

Para concluir esta intervención, existe una segunda fase, la que discurre entre la Carretera de Fuente Amarga y la Rotonda del Florín, que se prevé adjudicar antes de que acabe el año.

Así se prevé que quede una de las rotondas de este plan. Así se prevé que quede una de las rotondas de este plan.

Así se prevé que quede una de las rotondas de este plan.

Con esto, esta Carretera de la Rana Verde se transformará en una gran avenida urbana, compuesta por cuatro carriles para el tráfico rodado en todo su recorrido, donde tendrá especial protagonismo la bicicleta y los amplios acerados peatonales reemplazarán a las cunetas actuales. Además, se instalarán sistemas de vigilancia para evitar que los vehículos a motor circulen a gran velocidad.

Todo ello forma parte de un plan global de movilidad, que comenzó hace algún tiempo con la reforma de la carretera del Molino Viejo, ya ejecutada y que transcurre desde la Glorieta del Salmorejo hasta la Rotonda de los Enamorados, y los cuatro carriles, también ya finalizados, que van desde Los Gallos hasta la Rotonda de Sancti Petri.

Sobre la Carretera de la Rana Verde es importante señalar que es una de las travesías que más se ha visto afectada por el incremento del tráfico en los últimos años, por ser nexo de unión entre el núcleo urbano, las carreteras de circunvalación y la zona de costa. De tal forma que en ella se han ocasionado accidentes de diversa gravedad y problemas en la circulación de vehículos, que hacían necesaria esta remodelación, una actuación ampliamente demandada por sus vecinos desde hace tiempo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios