Cadiz CF

El roteño cruza los dedos para hoy

José Mari. José Mari.

José Mari. / jesús marín

La semana está siendo corta para el Cádiz por el hecho de jugar su partido de Liga el viernes, pero a José Mari se le está haciendo muy larga a la espera de conocer el alcance de su lesión. El sábado pasado lo 'cazaron' sobre el césped de La Romareda y cuatro días después y con varias pruebas realizadas, el centrocampista está a la espera del resultado de la resonancia magnética a la que se sometió ayer y que debe esclarecer la realidad de su dolencia.

El problema del cadista está envuelto en un halo de enorme preocupación e incluso pesimismo. Desde que el futbolista se retiró en Zaragoza, las alarmas se encendieron porque las primeras sensaciones no fueron favorables. Cervera lo dejó entrever en la rueda de prensa posterior al encuentro. El zaragocista Papu realizó una entrada brutal al roteño que el árbitro interpretó de manera errónea porque no lo mandó a la ducha al perdonarle la cartulina roja.

Después de esa acción el jugador del Cádiz aguantó cómo pudo hasta que tuvo que ser sustituido en el tramo final del primer periodo. José Mari trató de aportar su juego después de la patada pero lo cierto es que a medida que avanzaba el choque le costaba rendir con la exigencia necesaria para un partido oficial.

Fuentes consultadas aseguraron ayer que a lo largo del día de hoy se conocerá el alcance de la lesión del roteño, que está descartado para el duelo contra el Barcelona B, aunque las previsiones menos optimistas le dejan fuera también del último encuentro del año, el jueves día 21 en el feudo del Tenerife.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios