Fútbol | Segunda División B

El balón parado tortura al filial del Cádiz CF

  • Cuatro de los cinco goles encajados han llegado de esta manera y han significado dos derrotas.

César Morgado, capitán del Badajoz, cabecea el balón en un saque de esquina contra el Cádiz B. César Morgado, capitán del Badajoz, cabecea el balón en un saque de esquina contra el Cádiz B.

César Morgado, capitán del Badajoz, cabecea el balón en un saque de esquina contra el Cádiz B. / FITO CARRETO

Filial y equipo nuevo en Segunda División B. El Cádiz B está sufriendo especialmente en una faceta, el balón parado. Cinco goles han encajado el cuadro amarillo en las tres primeras jornadas; pues bien, cuatro de ellos han llegado en acciones denominadas de estrategia en saques de falta o de esquina. Esos males han costado ya dos derrotas, las recibidas en Yecla (2-1) y ante el Badajoz (0-2).

Sabe Juanma Pavón que debe reconducir esta situación porque su equipo la está pagando cara en el arranque de competición. El error se reparte entre los jugadores aunque siempre en esas acciones se señale a la defensa. En Yecla, el filial amarillo se adelantó por medio de Sergio González pero el punto débil de los yogurines propició la remontada tras el descanso. El empate fue un córner que tuvo dos remates del conjunto murciano antes de que rechazara Cristian Arco y el balón llegara al segundo palo, donde Torres la empujó al llegar antes que Iván Robles. El 2-1 nació en otro saque de esquina en el que el mismo jugador del Yeclano le ganó en el salto a Seth Vega.

Una semana después, en el 0-2 en El Rosal ante el Badajoz, se produjo lo mismo. Los pacenses abrieron la cuenta en un saque de esquina al primer palo donde se unieron varios errores en cadena; por un lado ni Seth Vega ni Sergio Pérez le ganaron en el salto a Dani Segovia quien, además, se encontró la fallida salida de Cristian Arco.

El segundo tanto del Badajoz nació de una falta lejana que buscó y ganó la espalda de Seth Vega -defendiendo cayendo a la derecha-, un toque de cabeza a Sergi Maestre dejó retratados a Iván Robles y Duarte, quienes llegaron tarde a la definición de la jugada.

Lógicamente da igual un nombre que otro cuando el problema es colectivo a la hora de defender, ya que además de estos cuatros goles tanto el Yeclano como el Badajoz comprometieron otras veces la portería de filial a balón parado. Y ese problema se mantuvo con la dupla defensiva Saturday-Momo Mbaye y con la formada por Saturday y Moi.

Un equipo joven que aspira a la permanencia en la categoría de bronce debe corregir esas deficiencias porque muchos de los rivales, expertos y veteranos, van a ver en esas jugadas una puerta abierta a través de la cual tumbar la juventud y, en algunos casos, mayor calidad del filial. A Pavón le queda mucho trabajo en esta dirección, pero es ya importante que los jugadores tengan claro dónde está la raíz del problema. Eso sí, no ponen paños calientes a la debilidad del equipo si el enemigo tira de estrategia.

Dos salidas consecutivas, al campo del Sevilla Atlético y al del Cartagena, serán dos pruebas muy serias para ver si el Cádiz B muestra otra cara en la defensa del balón parado, la gran adversidad camino del primer mes de competición en el grupo IV de Segunda B.

Moi es uno de los jugadores de peso dentro del Cádiz B que ante el Badajoz hizo su debut después de tres semanas lesionado. "Me hubiera gustado haber empezado con victoria, pero al menos me he sentido bien y estoy deseando sumar minutos", explica el defensa central.

No esconde la realidad de las jugadas de estrategia en contra: "Debemos trabajar más el balón parado porque no puede ser que nos metan cuatro goles de esa forma en dos semanas. Hay que trabajarlo y tener la cabeza arriba porque esto acaba de empezar y queda un mundo".

Moi reconoce que el salto a Segunda B se está acusando. "Se nota el cambio de categoría y el nivel del grupo IV, y aunque hicimos una buena pretemporada, debemos apretar más para que no se note el nivel de Tercera". Y en ese cambio entra la dureza. "Nos tratan como a un filial y no estamos acostumbrados a ese tipo de juego. Debemos trabajar y hacernos más fuertes en todos los sentidos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios