Cádiz CF

El informe de la Agencia Tributaria sobre Locos por el Balón

  • Hacienda detecta dos "riesgos fiscales" y se centra en la compraventa de acciones entre Calambur y Buitrago y la adquisición de acciones del Cádiz por Locos por el Balón

Vizcaíno (i ) y Pina, hace años cuando mantenían una relación cordial entre socios. Vizcaíno (i ) y Pina, hace años cuando mantenían una relación cordial entre socios.

Vizcaíno (i ) y Pina, hace años cuando mantenían una relación cordial entre socios. / Jesús Marín

El informe de la Agencia Tributaria con fecha del pasado 12 de julio, realizado por indicación de una providencia de la Audiencia Nacional sobre posibles delitos contra la Hacienda Pública y blanqueo de capitales que pudieran derivarse de las actuaciones llevadas a cabo por Locos por el Balón y su administrador único, Manuel Vizcaíno (presidente del Cádiz CF), y tras los escritos presentados por Sinergy, identifica dos posibles riesgos fiscales en los que aparece el nombre de Quique Pina y no el de Vizcaíno.

El primer riesgo fiscal está relacionado con las operaciones de de compra y venta de las participaciones de Locos por el Balón entre Calambur y Alfonso David García Buitrago. En un informe anterior del equipo de la Agencia Tributaria, con fecha del 22 de abril de 2019, se llamaba la atención sobre la falta de consistencia de la participación de Buitrago en las operaciones relacionadas con Locos por el Balón.

En último informe, el de julio, la Agencia Tributaria se hace eco del letrado de Sinergy, Enrique Rodríguez Zarza, que afirma que "la venta de participaciones de Locos por el Balón donde Calambur se desprendió de las mismas fue una mera ficción jurídica para obtener las licencias del CSD y ocultar el patrimonio del señor Pina a la Agencia Tributaria". La misma ficción jurídica fue la recompra de dichas participaciones en agosto y diciembre de 2016, dice el informe.

De los documentos analizados, fundamentalmente las comunicaciones del investigado Pina con sus asesores jurídicos, la Agencia dice que se deduce que "la actuación de García Buitrago en las operaciones de compra primer y venta después, de las participaciones de Locos por el Balón, era la de mero testaferro, de tal manera que las participaciones objeto de estos contratos nunca salieron de la esfera patrimonial de Pina".

Esta es la razón de que en la propuesta de regularización contenida en el informe de abril de 2019 "no se haya incluido la operación descrita, considerándose una mera ficción de la que no se desprendan consecuencias fiscales en la tributación directa de Pina", señala la Agencia Tributaria.

El segundo riesgo fiscal que detecta la Agencia Tributaria se refiere a la adquisición de las acciones representativas del capital del Cádiz CF por la sociedad Locos por el Balón.

La Agencia Tributaria entiende que el afloramiento de renta que supone en la entrada en la esfera patrimonial de Pina de las acciones del Cádiz CF como consecuencia de su adquisición por Locos por el Balón ha sido incluido en la regularización propuesta en el informe del pasado mes de abril, que incluye un epígrafe sobre la liquidación de de Vela Management, que recoge la cesión de un crédito de Vela frente a Locos por el Balón por 1,1 millones de euros a favor de Calambur.

La vinculación entre esa cesión de créditos y la compra de acciones del Cádiz CF por Locos por el Balón "queda clara en la medida en que este crédito es el mismo que Doyen concedió a Locos por el Balón para que éste a su vez financiara al Cádiz", señala el informe.

La conclusión de la Agencia es que "no se aprecian contingencias fiscales distintas de las indicadas en el informe de la cuantificación de los riesgos fiscales de Pina".

El juez del Juzgado Número 5 de la Audiencia Nacional, José de la Mata, ha enviado el informe a la Fiscalía, que ahora deberá adoptar su posición al respecto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios