Resultado Cádiz CF - Málaga Preparado para la Liga (1-0)

  • El Cádiz CF ofrece una buena imagen en su victoria sobre el Málaga y llega invicto al comienzo de la temporada

  • Los amarillos destilan dosis de solidez y resisten con uno menos en la recta final tras la expulsión de José Mari

Álex Fernández golpea el balón pese a la oposición de un jugador del Málaga.

Álex Fernández golpea el balón pese a la oposición de un jugador del Málaga. / Jesús Marín

El Cádiz CF dejó buenas sensaciones en su presentación en casa ante el Málaga. Venció por la mínima (1-0) y llega invicto al campeonato. Lo de menos es el resultado, pero si es una victoria mejor y además pese a jugar media segunda mitad con un hombre menos. La que queda es la buena primera mitad de un equipo que, aun estando cojo con una plantilla incompleta, emitió señales de que está preparado para encarar la competición oficial a falta de varios fichajes.

Lo peor sin duda fueron las lesiones de Fali y Edu Ramos, que tuvieron que dejar el terreno con molestias que pueden hacer peligrar su disponibilidad para el inicio del curso.

Álvaro Cervera tiró del bloque que presumiblemente abrirá el telón de la Liga (algún retoque si acaso). Por algo se trataba del último ensayo, basado en un 4-4-2. Un once con muchas novedades respecto a la pasada temporada, con la presencia de caras nuevas como Isaac Carcelén, Cala, Bodiger, Caye Quintana… y el canterano Javi Navarro.

Empezaron con tanta energía los locales que en el minuto 2 Munir evitó el 1-0 tras un remate a bocajarro de Caye Quintana tras una meritoria combinación entre Salvi e Isaac Carcelén, con centro del lateral derecho, convertido en un extremo más.

La salida en tromba no tardó en dar frutos. Los de casa llegaban con peligro una y otra vez ante un rival deshilachado en la retaguardia hasta que en el minuto 6 se volvieron a asociar Carcelén y Quintana. El ariete no perdonó solo frente a la portería con un zapatazo inapelable que colocó el madrugador 1-0.

La aplicación en la presión, el robo de balón (con Garrido y Bodiger como baluartes en la media) y la rapidez en la transición de los anfitriones, todo en uno, pilló por sorpresa a un Málaga que activó el despertador cuando se vio por debajo. No era normal tanta superioridad de los amarillos.

Los costasoleños, ataviados con la segunda equipación, comenzaron a enlazar pases y a merodear los dominios de David Gil. En el 12, el cancerbero sacó una mano salvadora justo a tiempo para alterar la dirección de un disparo colocado de Keidi Bare desde la frontal del área. El duelo se fue equilibrando y los gaditanos dejaron de llegar arriba con la claridad del arranque.

La pelota sólo tuvo un dueño, el Málaga, mientras los de Cervera se emplearon a fondo en su sistema: cerrar espacios e impedir el juego del oponente. Lo lograron pero sufrieron una desconexión en ataque. Salvi y Javi Navarro, atareados en la destrucción, espaciaron sus apariciones por los costados. Caye Quintana dejó de recibir servicios.

Las ocasiones escasearon aunque los locales se rearmaron en el tramo final de la primera parte. Pasada la media hora, Álex Fernández, a caballo entre mediapunta y delantero, se escapó por la izquierda y su misil casi sin ángulo no entró de milagro tras pasar el balón por debajo de las piernas de Munir.

De nuevo el madrileño, líder del equipo, cazó un balón en tres cuartos, esta vez por la derecha, se internó en el área y puso el balón con fuerza entre los palos con un potente derechazo que Munir desvió a córner.

Esas dos ocasiones rompieron la línea de aburrimiento en la que se había adentrado un partido intenso que llegó al descanso con una renta mínima para los amarillos, que obtuvieron una justa ventaja basada en su solidez, su habitual seña de identidad.

Como se esperaba, la segunda parte amaneció con cambios. Cifuentes, Moi y Rhyner fueron la novedades de un equipo que no alteró el dibujo. Poco después entraron David Querol y Edu Ramos (se lesionó siete minutos más tarde y le dio el relevo José Mari. Jugadores diferentes pero idéntico sistema.

El choque se calentó con algunas entradas feas y además el colegiado expulsó por protestar al Víctor Sánchez del Amo, técnico visitante. Se vio poco fútbol en el segundo acto entre tanto cambio. Lo normal en la pretemporada. El Málaga se lanzó arriba en busca del empate, y más cuando el Cádiz CF se quedó con un hombre menos en el minuto 67 tras la expulsión de José Mari por una dura entrada a Boula.

El contratiempo de verse en inferioridad numérica se convirtió en una prueba más para un equipo dedicado desde entonces en cuerpo y alma a proteger su área. Álex Fernández, auténtico multiusos, formó pareja en la media con Bodiger y Jovanovic ejerció de único punta aunque sin rehuir la misión defensiva desde la parcela cadista.

El asedio de los costasoleños fue in crescendo con el paso del tiempo y la cosa se complicó aún más con la lesión de Fali, que dejó su sitio al canterano Franco. El Cádiz CF resistió con dos jugadores del filial atrás que no desentonaron y se quedó con el buen sabor de boca del triunfo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios