Cádiz CF

Media liga en las alturas

  • Los amarillos alcanzan 16 jornadas consecutivas en la zona de 'play-off' en una muestra diáfana de regularidad

Sankaré salta con poderío para cabecear el balón durante un partido del Cádiz en el estadio Ramón de Carranza. Sankaré salta con poderío para cabecear el balón durante un partido del Cádiz en el estadio Ramón de Carranza.

Sankaré salta con poderío para cabecear el balón durante un partido del Cádiz en el estadio Ramón de Carranza. / jesús marín

La excelente evolución del Cádiz en el campeonato nacional de LaLiga 1|2|3 queda reflejada con pulcritud gracias al cuarto puesto que le mantiene asentado en la parte de arriba de la clasificación. El conjunto amarillo disfruta de una prolongada estancia en la zona vip de la clasificación que se ha ganado con una regularidad a prueba de bomba.

El ligero descenso de la tercera a la actual cuarta posición en el último capítulo figura como una mera anécdota en la sobresaliente trayectoria de un equipo que hace cuatro meses realizó la mudanza para instalarse al lugar de los elegidos, del que no tiene planes de moverse y desde el que invita a soñar con una hazaña a todo el universo cadista. El cadismo disfruta a tope con el carpe diem hasta la hora del desenlace.

La ventaja sobre el séptimo nunca baja de tres puntos en las últimas 12 jornadas

El Cádiz alcanza media Liga en las alturas. Lo hizo el pasado fin de semana. De las 32 jornadas ya tachadas del calendario, las últimas 16 las paladea en las plazas de fase de ascenso por derecho propio. Nada que ver con el modesto objetivo de la permanencia, convertido en realidad el pasado mes de marzo con tanta anticipación que el nuevo reto consiste en pelear nada menos que por el ascenso en una misión tan difícil como ilusionante. Nada tiene que perder y sí mucho que ganar.

Desde que la escuadra entrenada por Álvaro Cervera se encaramó a la sexta posición en el arranque del mes de diciembre de 2016, cuando se impuso con autoridad (3-0) al Real Zaragoza, ya no se ha vuelto a bajar de la planta noble. Accedió con timidez, como el que no quiere la cosa, y una vez dentro, con una soltura impropia de un recién ascendido, se atrevió a escalar aún más empujado por su carácter competitivo.

No fue flor de un día. Llegó para quedarse en la 17ª jornada cuando entonces no entraba en los pronósticos como posible candidato a la pelear por dar el salto a Primera División. El avance de la competición no ha hecho sino consolidar al Cádiz como uno de los conjuntos más fuertes de la categoría de plata. De las 16 jornadas que acumula como inquilino fijo de los puestos de play-off, sólo la primera ocupó el sexto. Ha estado una vez en el quinto peldaño, cinco en el cuarto y hasta nueve en el tercero en una prueba irrefutable de su solvencia.

De los cuatro actuales ocupantes de las posiciones de promoción, el que más jornadas acredita como residente en esa zona, las mismas que el Getafe -sexto-. El Oviedo -quinto- atesora 15 jornadas en las alturas pero no consecutivas. Ha entrado y salido en varias ocasiones durante la temporada aunque ahora sí ha encontrado cierta estabilidad, la que también ha hallado un Tenerife al alza -tercero-, que lleva 11 episodios arriba gracias a un recorrido de menos a más que le convierte en uno de los equipos -quizás el que más- más en forma a día de hoy.

Otros equipos han vivido en las alturas pero en los albores ya lejanos del curso. El Lugo ha llegado a estar 17 jornadas en los puestos de privilegio, a los que todavía opta desde su actual octava posición. El Reus, en su enérgica irrupción en su estreno en Segunda División A, ha llegado a habitar en la zona noble en 16 capítulos de la primera vuelta. El Córdoba, ahora metido de lleno en la pelea por la salvación, ha llegado a militar 13 jornadas en la parte alta en el comienzo de la temporada, que parece prehistoria.

Equipos con un potencial enorme, como Rayo Vallecano y Zaragoza, ni siquiera han podido a pisar la zona noble en toda la temporada arrastrados por su irregularidad. Los madrileños tratan de librarse de las garras del descenso y los maños están más cerca del 19º puesto (a tres puntos) que del sexto (a nueve). Ver a clubes históricos perdidos en la tabla, con presupuestos más elevados que el de la entidad cadista, da aún más valor a la buenas prestaciones de los gaditanos.

Los más acostumbrados a morar en las alturas son el Levante y el Girona. El líder, intratable, lleva toda la temporada arriba y la campaña venidera jugará en Primera División. El cuadro catalán flaquea en las última semanas pero continúa en el segundo escalón con ventaja sobre los demás.

El Cádiz se afianza en su condición de pretendiente a una de las plazas de privilegio al final de la Liga. Asiste a la recta final bien colocado, con la jerarquía de permanecer 16 episodios seguidos en la parte alta, con cuatro puntos de diferencia sobre el séptimo que hace un mes llegó a ser de siete durante un par de capítulos.

El colchón de puntos ha oscilado entre un mínimo de tres y una máximo de siete en las 12 jornadas más recientes. Eso significa que transita con cierta holgura aunque ahora queda el tramo más complicado en el que todos los equipos aprietan en busca de la meta. Los más rápidos en el sprint definitivo serán los que abracen el éxito.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios