Cádiz CF

Marcar primero y portería a cero, claves para lograr la victoria fuera de casa

  • Los de Cervera han aplicado el mismo método en sus seis victorias a domicilio, el que quieren continuar en Granada

Rober Correa se marcha de un jugador de la Cultural Leonesa en el duelo de la última victoria a domicilio. Rober Correa se marcha de un jugador de la Cultural Leonesa en el duelo de la última victoria a domicilio.

Rober Correa se marcha de un jugador de la Cultural Leonesa en el duelo de la última victoria a domicilio.

Comentarios 1

La victoria se convierte en un asunto de vital importancia para un Cádiz que en Granada afrontará un partido, el de la última jornada, como se si tratase ya de una cita de play-off dada la entidad del rival -uno de los favoritos al ascenso que el pasado fin de semana se quedó fuera de la puja- y la relevancia del encuentro. Toda una prueba de fuego para un equipo amarillo que necesita recuperar la fórmula mágica para volver a dar con la tecla del triunfo. No es un partido como los demás. Es una auténtica final de Champions para el Cádiz.

El conjunto de Álvaro Cervera es el sexto mejor visitante de LaLiga 1|2|3 con un balance de ocho derrotas, seis empates y otras tantas victorias. Ganó en estadios de adversarios tan complicados como el Córdoba -1-2 en la primera jornada-, Lugo -0-1 en la tercera-, Almería -0-2 en la decimotercera-, Sporting de Gijón -0-3 en la decimoquinta-, Real Zaragoza -0-2 en la decimoctava- y Cultural Leonesa -0-1 en la trigésimo primera-. Cinco de esa media docena de éxitos pertenecen a la primera vuelta, algo lejanos en el tiempo, aunque da una idea de lo que es capaz de hacer el Cádiz si ofrece la versión sólida que le ha llevado a estar arriba más de media temporada. Se ha ganado el crédito hasta el final pese a que en los dos últimos meses le cuesta obtener resultados positivos.

Los seis triunfos de los gaditanos fuera de casa se soportan sobre dos pilares. El primero, ponerse por delante en el marcador y saber conservar e incluso ampliar la renta. El segundo, mantener la portería a cero con un férreo sistema defensivo que aburre al rival de turno. Cuando gana lo hace sin recibir un gol con la única excepción del duelo en el Arcángel, cuando el Córdoba marcó en la última acción del encuentro, ya sin tiempo para buscar el empate.

El camino para lograr los tres puntos en la ciudad de la Alhambra es marcar y aguantar. Los de Cervera han demostrado con creces que, salvo excepciones, cuando van con ventaja son casi inabordables. Todo lo contrario les sucede si se ven por debajo en el marcador. Entonces se vuelven vulnerables. Sólo han levantado un marcador en contra en toda la temporada y además en casa. Fue ante el Oviedo, que se adelantó en la primera parte pero sucumbió en la segunda al empuje de los amarillos, que remontaron tras el descanso con un jugador más sobre el césped.

Otras veces que los gaditanos han estado por debajo han reaccionado con un empate como en el terreno del Valladolid, en Albacete, en casa ante el Huesca, en Vallecas... Pero esta vez a priori no es suficiente con una igualada. No vale con un punto. Son necesarios los tres y el principio básico es mantener la portería a cero para después dar el golpe definitivo en la portería contraria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios